Qué ejercicios combaten el lumbago agudo o lumbalgia crónica

Pautas para paliar el dolor de la lumbalgia

Alba Caraballo - 2020-07-25 11:54:00 - Deporte

La lumbalgia es un dolor que se inicia en las lumbares y puede irradiarse hacia las nalgas. Puede iniciarse al realizar un esfuerzo, levantar demasiado peso, malas posturas o simplemente con los años ante el debilitamiento de la zona abdominal y lumbar. Si sufres habitualmente de dolor en la parte baja de la espalda te recomendamos estos 4 ejercicios infalibles para combatir el lumbago agudo o lumbalgia crónica.

Lumbalgia crónica

Lumbalgia aguda

Es posible que, un buen día te levantes con un intenso dolor o notes que al realizar ejercicio físico en mala postura te duelen las lumbares. Se trata de una lumbalgia o lumbago, es decir, un dolor que se localiza en la parte inferior de la espalda. Esta molestia está relacionada con la estructura musculo-esquelética de la columna vertebral. 

La lumbalgia no suele causarla una fractura o traumatismo o cualquier otra incidencia en la columna vertebral. Por el contrario, sucede bien como consecuencia de una escolios, a causa de una herdia discal, degeneración de la articulación intervertebral o por una sobrecarga muscular en la zona.

Cuando esto sucede se desencadena una contractura muscular y la inflamación del músculo. En ocasiones también se comprime la raíz de algún nervio. 

 

 

El lumbago puede afectar a personas de muy distintas edades y es una de las incidencias más comunes entre la población. De hecho, se estima que un 80% de las personas podrían tener alguna lumbalgia a lo largo de su vida. 

Dependiendo del tiempo que lleves con este tipo de molestia, se puede clasificar en:

- Lumbago crónico: cuando dura más de seis semanas.

- Lumbago agudo: a consecuencia de un espasmo muscular o tensión en los múculos.

En ocasiones un lumbago agudo, sin terminar de currar, puede derivarse en un lumbago crónico.

Tratamiento para la lumbalgia crónica

Los expertos recomiendan seguir estos consejos en caso de que sientas una molestia constante y continuada en la zona lumbar:

  • Reposo relativo evitando realizar esfuerzo lumbar.
  • Realizar técnicas de relajación del diafragma.
  • Electroterapia para calmar el dolor.
  • Reeducación postural.
  • Realizar gimnasia suave que no provoque dolor.
  • Realizar estiramientos.
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular.

4 ejercicios para calmar el lumbago agudo o lumbalgia crónica

Ejercicios para combatir la lumbalgia

Para que estos ejercicios puedan ayudarte a combatir el dolor producido por la lumbalgia es conveniente realizarlos de forma continuada todos los días.

1. Túmbate boca arriba, toma aire por la nariz y deja que se disienta el abdomen, después suéltalo lentamente por la boca.

2. Túmbate de lado con las piernas ligeramente flexionada. Lleva el muslo que se encuentra arriba hacia el pecho, incluso puede caer hacia el suelo. Lleva ahora la pierna de arriba hacia la otra pierna hasta que quede extendida y vuelve a la posición inicial. Alterna estos movimientos en uno y otro lado.

3. Siéntate con la espalda recta, las piernas extendidas y los brazos en cruz. Dobla una pierna y abrázala con los brazos sin que toque el suelo. Alterna ambas piernas.

4. Ponte a cuatro patas, en cuadrupedia, mete el ombligo lo más dentro que puedas llevando la espalda al techo, después cúrvala tanto como puedas.

En cualquier caso, si estas sufriendo un episodio agudo de lumbalgia y notas dolor mientras los practicas, es preferible no hacerlo. 

Más recomendaciones para combatir el lumbago

- No utilices zapatos con mucho tacón.

- Si pasas tiempo sentado, utiliza sillas que apoyen la parte baja de la espalda y coloca tus pies en un banquito, mejor en posición recta y no inclinada.

- Si has de pasar mucho tiempo de pie, pon uno de los pies sobre un banquito bajo y alterna esta posición.

- A la hora de dormir, colócate boca arriba con una almohada blanda bajo la espalda o duerme de lado con una almohada entre las piernas.

- Conviene fortalecer la zona abdominal para evitar trabajar en exceso la zona lumbar.

- Nunca levantes peso si no estás en posición frontal.

- Es conveniente perder peso si se padece obesidad. Y es que, un exceso de peso causa daño sobre huesos y articulaciones.

- Conviene realizar ejercicio supervisado para fortalecer las lumbares.

Importante: si ya has sufrido un episodio de lumbalgia aguda es posible que vuelvas a tener otro en los años siguientes. Es necesario para evitarlos seguir las recomendaciones antes descritas.