Qué ocurre cuando dejas de tener sexo. Consecuencias de la falta de actividad sexual

Alba Caraballo - 2018-02-22 19:12:00 - Relaciones

Seguro que ya lo sabes, pero el sexo nos ayuda a mejorar nuestro día a día; tenemos mejor ánimo, relativizamos los problemas, nos hace sonreír e incluso hasta canturreamos por la calle sin darnos cuenta.

Hay pocas actividades que nos proporcionen una sensación igual, tanto es así que no deberíamos pasar mucho tiempo sin disfrutar de este pasatiempo. Sin embargo, el día a día, los enfados con la pareja, la pereza, la dejadez, el desamor o la falta de pareja hacer que en ocasiones haya pasado tanto tiempo desde la última relación sexual que casi ni te acuerdas.

Pues bien, si esto es así, estás descuidando una parte muy importante de tu vida. He aquí varias razones para que esto no te vuelva a ocurrir, te sacudas las pelusas y vuelvas a la vida sexual activa. Esto es lo que ocurre cuando dejas de tener sexo.

Cuando dejas de tener sexo...¿cómo afecta a la salud?

Qué ocurre cuando dejas de tener sexo

1. Aumenta el nivel de estrés: que seguro que ya de por sí es elevado. El sexo es una excelente vía de escape para las angustias y el estrés del día a día. Y es que el sexo ayuda a liberar endorfinas, esas hormonas que nos ayudan a tener una sensación de euforia y bienestar.

2. Cuanto más tiempo dejes pasar sin sexo en tu vida, más complicado será que vuelvas a excitarte. Esto es como una maquinaria, para que funcione hay que ponerla en marcha. Los hombres pueden tener más problemas para tener erecciones y las mujeres para llegar al orgasmo.

3. Con el tiempo pierdes interés por el sexo. En períodos de sequía prolongada, la producción de hormonas sexuales se reduce. La líbido baja y cada día que pasa sientes menos ganas de tener relaciones sexuales.

4. Bana tu nivel de autoestima, está claro que si no te sientes deseado por nadie, poco a poco, te irás sumiendo en un estado de tristeza e incluso una baja concepción de ti mismo que no te ves lo suficientemente atractivo para otra personas.

5. Evita la depresión: no son pocos los estudios que afirman que tener relaciones de forma frecuente ayuda a combatir la depresión. Para algunas personas puede funcionar tan bien como un antidepresivo.

6. Desaparece el vínculo: si tu pareja y tú habéis dejado pasar el tiempo y no tenéis relaciones sexuales frecuentes, ese vínculo poco a poco irá rompiéndose. Surgirán sentimientos de duda entre ambos, de vuestros sentimientos y de si vuestra relación es más de conveniencia o de amistad que de pareja.

7. Afecta a la salud: algunos estudios afirman que las personas que tienen una vida sexual activa enferman menos e incluso el riesgo para los hombres de padecer cáncer de próstata es mayor cuando no tienen relaciones sexuales en un tiempo prolongado.