Las sorprendentes claves de las relaciones de pareja duraderas según la ciencia

Cuál es el secreto de las parejas que duran muchos años

Quonomy - 7 de agosto de 2019 - Relaciones

¿Qué es lo que diferencia a una pareja que lleva años conviviendo de otra que no consigue superar los primeros años? Una reciente investigación muestra cuáles son las claves de las relaciones de pareja duraderas. Esto es lo que predice la estabilidad de tu relación.

Los 2 secretos de las relaciones de pareja duraderas

¿Será que existe una pauta en las parejas que logran permanecer años juntas? ¿Quizás la falta de peleas?, ¿El amor incondicional?, ¿El convencionalismo?, ¿El respeto?

A todos nos encantaría conocer el futuro de nuestra relación de pareja nada más comenzar para ahorrarnos un montón de sinsabores. Algunos estudios tratan de responder a esto sin utilizar una bola de cristal, tan solo la ciencia.

Algunos estudios investigan a largo plazo las relaciones de pareja para determinar si las características que conforman una pareja en un primer período, tienen impacto en esas características en un segundo período de la relación. Esos estudios cruzan datos de parejas que consiguen estar juntas mucho tiempo, con las que no lo logran.

Matthew D. Johnson de la Universidad de Alberta recientemente estudió los resultados a largo plazo de las relaciones entre 3.405 parejas identificadas dentro muestreo aleatorio de más de 12,000 alemanes con edades comprendidas entre 25 y 37 años. El estudio comenzó en 2008 y se extenderá hasta 2022, momento en el que habrá 14 seguimientos anuales.

Este estudio se basa en el hecho de que las personas cambian con el tiempo en múltiples áreas de sus relaciones. Las cuatro áreas de relaciones investigadas son:

- Relaciones íntimas y estabilidad.

- Fertilidad (es decir, tener hijos).

- La dinámica entre padres e hijos.

- Los lazos entre las múltiples generaciones dentro de las familias.

Según el estudio los dos puntos claves que influyen en la duración de una pareja son:

1. La forma en la que afrontan los conflictos: los principales puntos de este informe asociaban la duración de las relaciones con la frecuencia de los conflictos, los tipos de comportamientos experimentados durante los conflictos, la satisfacción con la relación y si las parejas pensaban que sus relaciones podían durar o no.

Según el estudio, las parejas que discutían más y utilizaban métodos para resolver los conflictos más pobres, estaban menos satisfechos con su relación de pareja y pensaban que no iban a durar mucho tiempo.

Por lo tanto, la forma en la que las parejas se enfrentan a los problemas, las peleas y las diferencias, son una de las claves a la hora de afrontar una relación duradera. Los conflictos no resueltos, los daños enquistados y la falta de entendimiento son detonadores de las separaciones. Las parejas que saben afrontar y solucionar sus conflictos son más duraderas.

2. La forma en la que se trabaja para no caer en el aburrimiento: el estudio reveló que hay otra trampa muy importante a evitar: caer en la misma rutina de siempre y trabajar para mantener la relación viva y sana.