Cómo quitar chicle de la suela de tus zapatos (6 eficaces trucos)

Trucos para eliminar restos de chicle que has pisado

Andrea Hidalgo - 12 de mayo de 2020 - Trucos caseros

No hay nada más fastidioso que dar un tranquilo paseo por la calle y, de pronto, notar que tu suela parece pegarse al suelo en cada pisada, para después de comprobar lo qué ocurre, ver un asqueroso chicle pegado en ella. 

En esos momentos te acuerdas de toda la familia del incívico y maleducado que hizo tamaña guarrería e intentas buscar un palito o ramita con el que quitar gran parte de la goma pegada. Sin embargo, el chicle tiene una increíble capacidad para pegarse a superficies como la ropa, el pelo o los labios. Por lo tanto, si quieres eliminarlo por completo, tendrás que recurrir a estos 6 eficaces trucos para quitar chicle de la suela de tus zapatos.

6 trucos para quitar restos de chicle de la suela del zapato

¿Ya has maldecido a la persona que tuvo la ocurrencia de escupir el chicle al suelo? Pues bien, es momento de ponerse manos a la obra para limpiar de chicle la suela de tu zapato. Aunque sea extremadamente pegajoso y parezca difícil de quitar por completo, hay soluciones que te permiten eliminarlo aunque tu suela tenga hendiduras. 

1. Hielo para eliminar el chicle de la suela del zapato

El hielo es el truco más conocido y utilizado para eliminar restos de chicle de la ropa, el pelo o la suela del zapato. La razón por la que este método resulta efectivo, es porque exponerlo al hilo, hará que la goma de mascar se endurezca y deje de tener esa consistencia tan pegajosa. Así, será más fácil eliminarlo. 

Para usar este método tendrás que tomar un cubito de hielo y frotar sobre la suela del zapato durante unos diez minutos. Si la suela tiene muchos recovecos, quizás debas ampliar el tiempo. Si no quieres estar apretando con la mano el hielo durante tanto tiempo, mete el hielo en una bolsa de plástico hermética y coloca el zapato encima. También puedes meter el zapato (previamente introducido en una bolsa) en el congelador para que el frío actúe sobre el hielo. 

Cuando ya esté frío podrás quitarlo con la mano o puedes ayudarte de un palo de brocheta o la punta de un destornillador.

2. Eliminar el chicle del zapato con aceite

A diferencia del hielo que endurece el chicle, el aceite de oliva tiene el efecto contrario: suaviza la susancia pegajosa. Así, podrás despegar más fácilmente los trozos de chicle que quedan. Para aplicarlo pon una cucharadita de aceite sobre la zona a limpiar y deja que actúe durante 10 o 15 minutos. De esta forma, el chicle se volverá aun más flexible y podrás rasparlo más fácilmente.

Leer también: cómo usar el aceite de oliva en el hogar

3. Utiliza WD-40 para quitar el chicle del zapato

Un artículo realmente útil en el hogar es el WD-40, puedes usarlo para realizar un sinfín de arreglos, entre ellos evitar el chirrido de las puertas. Pues bien, este aerosol también puede eliminar los restos de chicle pegados en un zapato. Has de aplicarlo sobre la zona que vas a limpiar y dejarlo actuar unos minutos. Endurecerá y compactará el chicle y podrás extraerlo sin tanta dificultad como si lo hicieras manualmente. Elimina los restos con una toallita húmeda de papel.

4. ¿Tienes mantequilla de cacahuete?

La textura grasa y cremosa de la mantequilla de cacahuete ayudará, igual que hicimos con el aceite, a reblandecer los restos de chicle. Aplica un poco sobre la zona a limpiar, deja que actúe y retira con una toallita húmeda.

5. Usa un palo y arena

Si estás en la calle y no quieres esperar a llegar a casa para eliminar el chicle, puedes utilizar alguna ramita que encuentres. Rasca con el palito eliminando la parte más grande de chicle y, raspa después la zapatilla o el zapato contra la arena de la calle para arrastras el resto. 

6. Quitaesmalte para quitar el chicle de la zapatilla

La acetona del quitaesmalte puede ayudar a disolver el chicle de la suela de un zapato. Humedece i algodón en quitaesmalte y frota sobre la suela hasta que vaya desapareciendo todos los restos de la goma. Eso sí, no uses este remedio si el chicle está en la ropa o si el calzado es delicado ya que puede dañar algún tipo de tejido o calzado. 

Conclusión

Hay varios trucos que pueden ayudarte a eliminar el chicle del zapato, desde el hielo al aceite pasando por el mágico WD-40. 

Para eliminar los pequeños restos que no hayan salido inicialmente, puedes ayudarte de una brocheta, palo o punta de cuchillo para rascar lo que falta. 

Además de estos seis trucos, hay otros dos elementos que pueden ayudarte a quitar los chicles más incrustados: el alcohol metílico y el aguarrás. Sin embargo, son sustancias áltamente tóxicas y delicadas de manipular, por lo tanto, si no estás seguro, es preferible que utilices otros métodos menos venenoso.

Termina limpiando bien la suela con una toallita húmeda o, si la zapatilla puede mojarse, puedes colocar la suela bajo el grifo.