Por qué los seres humanos modernos tenemos cejas

Alba Caraballo - 2018-04-13 18:41:00 - Ciencias

Los expertos dicen que un neandertal podría pasear entre los hombres de hoy en día sin levantar grandes sospechas, eso sí, siempre que llevaran un sombrero que tapara su protuberante frente y no nos fijáramos en sus cejas… ¿Por qué las cejas?

Los neandertales tenían unos rasgos faciales más duros y marcados y además otro rasgo muy distintivo: no tenían cejas o al menos no eran móviles ni servían como forma de lenguaje no verbal. E aquí la respuesta a por qué los seres humanos modernos tenemos cejas.

Las cejas de los hombres modernos frente a la de los neandertales

por qué tenemos cejas

Según afirma un informe publicado en la revista Nature Ecology and Evolution, los seres humanos modernos tenemos cejas móviles porque nos ayudan a comunicarnos entre nosotros. Con sus distintas posiciones, más arriba, fruncidas o una levantada comunicamos tanto como con la palabra. Si levantamos las dos, puede indicar un saludo hacia otra persona, levantar el extremo solo de una ceja, indica incredulidad o fruncirlas extrañeza.

En definitiva, es un paso adelante en cuanto a la comunicación no verbal frente a nuestros ancestros los neandertales que, tenían una prominencia muy marcada y pesada en la zona de las cejas que no disponían de la movilidad que tenemos hoy en día.

En este informe se utilizó el cráneo Homo Heidelbergensis, una mandíbula de neandertal y un software de modelado 3D. El equipo investigador analizó el porqué de las cejas tan prominentes de los antiguos humanos y, llegaron a la conclusión de que las cejas antiguamente le servían a nuestros ancestros para mostrar dominio. Les servía como elemento disuasorio o de protección.

Se cree que hace 100 000 años, cuando los grupos humanos comenzaron a diversificarse, a asentarse y a crear estructuras, priorizaron la amabilidad entre el grupo frente a la agresión. Esa evolución a lo largo de muchos años dio paso a una frente más plana y a las cejas móviles que tenemos hoy en día.

Hoy en día esas cejas pesadas han dado paso a una frente más plana y vertical que permite a las cejas moverse y mostrar emociones, esto ayuda a crear vínculos sociales entre los seres humanos o a mostrar agrado o desagrado ante situaciones.