Qué es el Mar de Ardora y la bioluminiscencia en el mar

Cuando el mar se ilumina de noche o bioluminiscencia

Alba Caraballo - 2021-10-05 12:07:00 - Ciencias

Es una de las atracciones turísticas de Moskito Bay, en Puerto Rico, también de la laguna de Manialtepec, en Oaxaca (México), en la Bahía Toyama en Japón o en las playas de Costa da Morte, en Galicia.

Cerca de la costa, las aguas oscuras del mar por la noche se iluminan como si una lámpara led lanzara destellos fluorescentes de color azul verdoso. Es una imagen espectacular y más frecuente de lo que es posible pensar. Se conoce como bioluminiscencia un fenómeno que se produce cuando millones de microorganismos interactúan al ser perturbados por el oleaje o por los nadadores.

Pero además, hay otro fenómeno muy curioso y más complicado de ver en el mar conocido como mar lechoso o Mar de Ardora: en el medio del océano o mar adentro, las aguas comienzan a brillar de forma constante. ¿Quieres saber más sobre estos extraños y bellos fenómenos? Conoce qué es el Mar de Ardora y la bioluminiscencia en el mar y cuáles son sus diferencias.

Mar de Ardora y bioluminiscencia

Mar de Ardora o Mar lechoso  

El Mar de Ardora es un espectáculo mágico que ya conocen los marineros desde hace siglos, aunque para ellos la explicación estaba más cercana a los monstruos marinos y a las sirenas más a la ciencia. No entendían cómo se producía este raro fenómeno nocturno en el que la superficie del océano comenzaba a emitir un brillo azulado de forma constante.

El capitán Kingman lo describió en sus relatos ya que puedo contemplarla el 27 de julio de 1854 cuando navegaba en el Shooting Star hacia Java (Indonesia) Los marineros alertaron de que la superficie del océano se había vuelto blanca y el capitán decidió detener el barco para sondear lo que ocurría. Describió lo que había visto como "una llanura cubierta de nieve". Afirmó que esa mancha de agua medía cerca de 23 millas náuticas y se mostraba interrumpida por una franja oscura en medio. Recogió parte de ese agua en tinajas se percató de que había una enorme variedad de organismos transparentes, algunos circulares y otros más delgados. El capitán del Shooting Star clasificó lo que había visto como milky sea (mar lechoso)rito en 1854 lo que desde entonces se ha clasificado como un "mar lechoso".

Ver también: Por qué flotan los barcos, explicación sencilla

Si bien puede parecer que lo que había presenciado esta tripulación era el fenómeno conocido como bioluminiscencia,  se trataba de algo similar pero mucho más extraño y difícil de contemplar, ya que la superficie brillaba por completo sin ningún movimiento de agitación de las aguas. Lo que vieron fue una cobertura total de la superficie, opaca y consistente, como iluminada desde abajo. Es el mar lechoso o milky sea. Se conoce también en español como mar de Ardora, en referencia a la ardora: "fosforescencia del mar que indica la presencia de un banco de sardinas". 

Por el contrario, la bioluminiscencia no es tan infrecuente de contemplar como ese mar lechoso que presenció el capitán Kingman y su tripulación, pero sí igual de bello y espectacular. 

Bioluminiscencia en el mar

bioluminiscencia del mar

La bioluminiscencia es un fenómeno natural en el que el plancton que hay en el mar comienza a brillar en unas tonalidades entre azul y verde mientras el agua se agita en las olas, un barco pasa cerca de la costa o los nadadores molestan a esos microorganismos.

De hecho, en la isla de Puerto Rico, una de las atracciones turísticas pasa por lanzarse al agua desde el barco para ver como, con los movimientos de los nadadores en el agua, ésta se torna luminiscente a su alrededor. Aunque hay distintos mares donde contemplar este fenómeno, se dice que Moskito Bay en Puerto Rico es uno de los mejores ya que en ningún otro lugar del mundo hay tanta concentración de algas microscópicas que brillan en la oscuridad a medida que se agitan las olas. 

Ver también: Curiosidades sorprendentes sobre la Tierra

Diferencias entre Mar de Ardora y bioluminiscencia

- La bioluminiscencia es un fenómeno natural que suele ocurrir cerca de la costa, mientras que el mar lechoso o mar de Ardora ocurre mar adentro.

- A diferencia de las algas bioluminiscentes, que emiten destellos de luz en una señal de advertencia en respuesta a ser molestadas y a menudo aparecen en olas y estelas turbulentas de barcos, los mares lechosos brillan de manera amplia y constante en una zona del océano.

- La bioluminiscencia es un fenómeno muy frecuente, mientras que el milky sea o mar de Ardora es más complicado de detectar y comprobar. Hasta el momento, solo hay un encuentro documentado con el mar lechoso. Se tomaron muestras del agua brillante y encontraron que la bacteria llamada Vibrio harveyi estaba causando el brillo en la superficie del agua.

Ver también: 34 curiosidades sobre la ciencia que no se aprenden en la escuela

Qué condiciones han de darse para que el mar brille por la noche

¿Por qué no todos los mares se iluminan por la noche si hay algas y plancton en casi todos los mares? Pues bien, el mar no brilla de noche porque se han de dar unas condiciones específicas para que esto suceda, y no ocurre en todos los mares y océanos. En general, se requieren unas condiciones del agua, unos nutrientes en ellas y una temperatura adecuadas. 

En esas condiciones ideales pueden crecer colonias de miles de organismos unicelulares conocidos como dinoflagelados. Estas algas microscópicas pueden cargarse con luz y brillas como acto de defensa, es la bioluminiscencia. Suele ocurrir cerca de las costas y centellan cuando algo les molesta, como puede ser algún bañista inoportuno.

Sin embargo, en el caso del mar lechoso, ocurre que, cuando hay una población muy grande de dinoflagelados, es decir, cuando se juntan alrededor de 100 millones de algas por milímetro de agua, se les activa una especie de sensor biológico interno y todas ellas comienzan a brillar a la vez y de forma constante. 

¿Por qué brillan las algas en algunos mares?

Esta luz que emiten los dinoflagelados se genera mediante una reacción química generada a través de la unión del oxígeno y unas enzimas presentes en las algas. Esto crea energía que se emite en forma de luz. Esto es algo que pueden hacer distintas criaturas en nuestro planeta, como las luciérnagas o el pez dragón. 

Algunos estudios afirman que esta luz que emiten toda esta colonia de algas en los mares lechosos puede ser una especie de reclamo para atraer a los peces y que se den un buen festín con ellas. ¿Para qué comerlas? te preguntarás. El plancton al llegar hasta las entrañas, pueden prosperar y multiplicarse, por lo que este entorno es un lugar perfecto para garantizar su supervivencia. 

En el caso de la bioluminiscencia, se cree que brillan como acto de defensa ante algo que les molesta, bien sean las olas, bien sea un barco o nadadores.

Curiosidades del Mar de Ardora y bioluminiscencia

Tanto Herman Melville como Julio Verne escribieron sobre los mares lechosos en sus novelas. Julio Verne habló de la bioluminiscencia en su obra Veinte mil leguas de viaje submarino. También dejaron relatos sobre ellos marineros como el Capitán Kingman y, todos ellos, lo describían más bien como un fenómeno misterioso que creaba confusión y alarma, aunque hoy en día, tanto los mares lechosos como la bioluminiscencia en mares son fenómenos que atraen la atención de turistas y científicos y se consideran un espectáculo de gran belleza. 

En 1915 los científicos comenzaron a registrar datos sobre los mares de Ardora y, actualmente se reconocen más de 200 emplazamientos de aguas luminiscentes en el planeta. La mayoría están en el noroeste del océano Índico, cerca de Indonesia. También se pueden ver en la Costa da Morte (Galicia), en Puerto Rico, Somalia o en México.

En 2005 se fotografió por primera vez el fenómeno conocido como mar lechoso o milky sea a través de un satélite oceanográfico. Algo muy relevante para el universo científico ya que son fenómenos muy esquivos. Steven D. Miller, profesor de ciencias atmosféricas en la Universidad Estatal de Colorado, afirmó que el uso de satélites artificiales es la nueva forma de detectar mares lechosos.