Cómo hacer unos crujientes aros de cebolla en el horno

Deliciosos aros de cebolla al horno. Recetas fáciles y rápidas

Andrea Hidalgo - 2019-02-06 14:50:00

Si te gustan los aros de cebolla, te invitamos a que los hagas tu mismo en casa con esta sencilla receta que te proponemos. Se trata de hacer una sencilla receta de crujientes aros de cebolla en el horno, por lo que quedarán mucho menos grasientos y además conservarán por más tiempo esa textura crujiente.

Receta de aros de cebolla en el horno

aros de cebolla al horno

En tan solo 30 minutos puedes tener listos unos deliciosos y crujientes aros de cebolla nada aceitosos y perfectos para combinar con uno montón de platos. Sigue nuestro paso a paso para cocinarlos: 

Ingredientes

Paso a paso para hacer aros de cebolla al horno

1. Precalienta el horno a 230 grados mientras vas preparando los aros de cebolla.

2. Corta la cebolla en rodajas y sepáralas en anillos individuales, algunos serán más grandes y otros más pequeños. Intenta que el corte no sea demasiado fino para que no se rompan los aros. Si, en cualquier caso, algunos no valen, puedes conservarlos para otro guiso.

3. Mezcla en un bol harina con una pizca de pimienta molida y sal. Este es el momento de añadir pimentón picante si los aros de cebolla te gustan más intensos, además le darás más color al resultado final.

4. Ve añadiendo agua fría a esta mezcla poco a poco, ve mezclando bien con una varilla hasta que se forme una masa homogénea y consistente y sin grumos. Hay quien añade leche en este proceso en lugar del agua, tu eliges.

5. Ve sumergiendo los aros de cebolla poco a poco en la mezcla y, con unas pinzas para no mancharte demasiado, saca uno a uno y pásalos por pan rayado, preferiblemente de grano grueso para que los aros de cebolla queden más crujientes.

6. Ponlos en la bandeja del horno, para que te entren todos bien sin estar apelotonados, puedes poner los aros pequeños dentro de los grandes. Rocía los aros con un poco de aceite en aerosol para que se cocinen bien. Hornea de 15 a 20 minutos y… ¡ya tienes listos tus aros de cebolla en el horno!