Cómo resolver el cubo de Rubik fácilmente

Para poder resolver el cubo de Rubik necesitas conocer cómo son sus piezas

Quonomy - 2018-11-30 15:28:00

Si no conoces los trucos para resolver el cubo de Rubik es practicamente imposible lograrlo, solo el 1% lo hace sin conocer los distintos algoritmos. Es posible que consigas hacer una, dos y hasta tres caras pero, llegar hasta el final y dejar este maravilloso rompecabezas con cada lado de un solo color, es complicado si no pones en práctica algunos de los trucos disponibles. ¿Quieres aprender a resolver el cubo de Rubik? Toma nota.

Qué es el cubo de Rubik

resolver el cubo de rubik

Erno Rubik fue el inventor de este rompecabezas de colores. Este escultor y profesor de arquitectura húngaro lo creó en 1974 y originalmente se llamó cubo mágico. Comenzó a comercializarse en 1980 e incluso ganó un premio al mejor juguete de aquel año. Desde entonces se han vendido millones y millones de cubos de Rubik en todo el mundo, siendo uno de los juguetes más extendidos en el planeta. Existen varias variaciones del cubo de Rubik: el cubo de 3x3x3, 4x4x4 y así sucesivamente hasta llegar al rompecabezas para genios 7x7x7.

Se trata de un cubo tridimensional que posee seis colores: blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo. Dispone de un sistema de ejes que permite que cada cara gire mezclando los colores. Este rompecabezas quedará resuelto cuando cada cara tenga solo un color.

Sin embargo, una vez que se desarma, girando el cubo y sus piezas, no parece posible volver a armarlo. Es fascinante ver cómo los expertos en el cubo de Rubik lo solucionan en unos segundos, mientras tu pasas horas y horas con el cubo entre las manos y, lo más que consigues es armar tres caras. El problema radica en que no estás realizando los movimientos correctos para poder resolver el puzle, y es que, el cubo de rubik tiene truco.

Conoce el cubo de Rubik

El truco radica en que antes de comenzar a resolverlo, debes conocer tu cubo de Rubik. Y es que, aunque te parezca que sabes como funciona, se te están pasando algunos puntos importantes y básicos para solucionar este rompecabezas. El cubo está formado por:

- Las piezas centrales, hay 6 centros con una única pegatina, cada una de un color.

- Esquinas, hay 8 y cada una tiene tres colores.

- Las aristas, hay 12 y tienen dos colores.

Si comienzas a girar tu cubo verás que las piezas siempre adoptan la posición para la que han sido creadas, es decir, esquinas siempre estarán en esquinas, aristas en aristas y centro en centro. Parece obvio pero es importante saberlo. También debes saber que el color de la cara lo determina la pieza central.

Para saber si una pieza está en su posición correcta, hemos de fijarnos qué piezas tienen al lado. Mira tu cubo de Rubik y toma como punto de partida una arista, como en el ejemplo de abajo, si tiene arriba el color amarillo y abajo el rojo y, el amarillo está tocando al amarillo central y el rojo, está tocando al rojocentral, está en su sitio.

 resolver el cubo de rubik

 

De nuevo, sabremos si una pieza de esquina está en su posición correcta, si la pieza superior tiene el mismo color que el centro al que toca y, si las otras dos pegatinas encajan con los otros dos centros, como en la imagen.

cubo de rubik

Tutorial para aprender a resolver el cubo de Rubik

Ahora que conoces el cubo, el primer paso consiste en realizar una cruz con la cara blanca (aunque puedes iniciarlo con cualquier otro color). Este paso no es complicado, con un poco de práctica lo lograrás en seguida moviendo los distintos ejes y comprendiendo, como te explicamos anteriormente, cómo son las diferentes piezas.

Cómo hacer el cubo de rubik

Ya has comenzado a resolver el cubo de Rubik, a partir de aquí habrás de poner en práctica distintos algoritmos para ir resolviendo capa a capa. Sigue este genial tutorial en vídeo para poder terminar tu cubo de Rubik. Ahora que conoces bien el cubo y cómo se mueve, ya estás preparado para comenzar.

Más información: Blog oficial del cubo de Rubik