Los 5 mejores juegos de lápiz y papel para toda la familia

Divertidos juegos de estrategia y velocidad usando solo un lápiz y un papel

Alba Caraballo - 25 de noviembre de 2020 - Ocio

Hace unas décadas, los únicos juegos que había eran los analógicos, y no estaban tan mal, ¿verdad? Se jugaban en el patio del colegio, en reuniones de amigos, tardes lluviosas en casa con la familia...

Dentro de esos juegos, unos de los más económicos y extendidos eran los juegos de lápiz y papel. Son aquellos que no necesitan más que estos dos elementos para poder pasar un rato muy divertido. Además, fomentaban la estrategia, la adquisición de vocabulario, la lógica, el razonamiento, etc. En Quonomy.com recuperamos los 5 mejores juegos de lápiz y papel para jugar en familia, ¿te apuntas?

5 geniales juegos de lápiz y papel para pasar un rato divertido

Para entretener a un niño no hace falta sacar la tablet o el teléfono, si están aburridos o tenéis que pasar el fin de semana en casa ante el mal tiempo, te proponemos recuperar unos de esos juegos de siempre, son los juegos de lápiz y papel: 

1. El ahorcado, un clásico juego de lápiz y papel

Es un juego muy antiguo pero divertido y además permite a los niños ampliar su vocabulario, mejorar su ortografía y estimular su lógica.

Pueden jugar dos o más jugadores. Para comenzar, cada jugador pensará en una palabra (que no dirá al resto de jugadores) y marcará líneas en una hoja en función del número de letras que contiene.

Cada jugador, se turnará para adivinar las letras que se esconden en esos guiones. Cada vez que el jugador adivine una de las letras escondidas, la otra persona la escribirá sobre el guión correspondiente. 

En caso de que el jugador haya mencionado una letra que no esté en la palabra escondida, la otra persona dibujará una parte de la horca. Podéis pactar si se comienza con la horca dibujada a falta del monigote que será ahorcado, o se comienza sin horca alguna. De esta forma, cada fallo será una parte de la horca, para después continuar dibujando la cabeza, cuerpo, y cada una de las extremidades.

El orden clásico es base, líneas de la horca, cabeza, cuerpo, pierna derecha, pierna izquierda, brazo derecho, brazo izquierdo. De esta manera cada jugador tiene varias oportunidades de adivinar las letras correctas. 

Si el monigote resulta ahorcado, el juego termina y gana el jugador que escogió la palabra que no fue descubierta. Asimismo, un jugador gana el juego cuando adivina la palabra correcta. 

Nota: puedes adivinar la palabra completa en cualquier momento del juego, sin embargo, si dices una palabra que no es la que está escondida, se agregará una parte al ahorcado.  

Consejo: apunta las letras que ya has dicho y no estaban en la palabra para no volver a decirlas y, con ello, añadir una parte más al muñeco ahorcado.

2. Oso, un juego de lápiz y papel muy entretenido

Oso es un juego similar al clásico tres en raya, pero en este caso, lo que hay que lograr es que, en un papel cuadriculado, cada jugador forme más veces la palabra OSO.

Se comienza realizando un cuadrado sobre un papel cuadriculado, cada jugador irá poniendo una S o una O dentro de cada cuadrícula en turnos alternos. 

Al comienzo, si el cuadrado es grande, se tardará en ver la posibilidad de formar la palabra OSO pero, a medida que se vayan llenando las cuadrículas de letras, las posibilidades aumentarán. 

Es un juego de atención ya que, la palabra OSO puede haberse formado y, si se te escapa, el otro jugador la ganará para su conteo.

Cada jugador irá anotando las veces que tacha la palabra OSO, se puede tachar en vertical, horizontal o oblicuo. 

Una variante del juego es la siguiente: cada jugador pondrá solo la letra O en su turno, solo se podrá poner la letra S, cuando haya oportunidad de formar la palabra OSO.

3. Hundir la flota, un juego de lápiz y papel

Este juego tiene múltiples versiones, desde el juego de mesa con barquitos, hasta la versión electrónica más moderna. Nosotros vamos a jugar al modo arcaico, con un lápiz y un papel, que es en definitiva, como nació. De esta manera no necesitarás clavar barcos en las incómodas clavijas, ni tendrás que abandonar el juego de mesa si se pierden los barcos. 

Este es un juego para dos jugadores.

Cada jugador creará dos cuadrículas de 10 × 10 en su hoja de papel. Etiquetará  una cuadrícula como "Mis barcos" y la otra como "Barcos enemigos". Rotula la vertical del cuadrado con números y la horizontal con letras.  

En el cuadrante "Mis barcos", cada jugador dibujará los cinco barcos que representan su flota.

Una flota consta de lo siguiente:

  • 1 portaaviones = 5 cuadrados
  • 1 acorazado = 4 cuadrados
  • 1 crucero = 3 cuadrados
  • 1 submarino = 3 cuadrados
  • 2 Destructores = 2 cuadrados cada uno

Cada barco ocupa casillas adyacentes en la cuadrícula, horizontal o verticalmente, no existe la posibilidad de poner naves diagonales.

Una vez que cada jugador ha sacado su flota, comienza el juego. Los jugadores se turnan para disparar a su oponente nombrando las coordenadas de un cuadrado. Por ejemplo, A-2, C-7, D-3. 

Su oponente responderá diciendo "¡Agua!" si el disparo no ha tocado el barco o "¡Tocado!", si le ha dado y, cuando está hundido, "Tocado y hundido". Cada jugador debe registrar los tiros de su oponente en la cuadrícula etiquetada como "Mis barcos" y sus propios tiros en la tabla etiquetada como "Barcos enemigos". Puedes marcar con una "X" los fallos y con una "O" los aciertos.

El primer jugador en perder todos sus barcos pierde el juego.

4. Stop, el juego de las palabras con lápiz y papel

Fue un juego clásico en los patios de los colegios hace décadas y, aunque hoy en día hay aplicaciones y juegos interactivos que recrean este tipo de entretenimiento, podemos volver a jugar según el sistema clásico: con un lápiz y un papel.

Pueden jugar de dos jugadores en adelante. Cada uno tendrá un papel dividido en cuadrículas. En la parte superior se pondrán distintas categorías: Nombres, Países, Famosos, Objetos, Frutas, Comidas, Apellidos, etc. 

En el lateral izquierdo se dejará una columna para poner la letra con la han de rellenarse cada fila. Uno de los jugadores comenzará a recitar el abecedario mentalmente y otro dirá: "Stop!". Si estaba en ese momento en la "S", cada jugador deberá rellenar en el menor tiempo posible sus casillas, es decir, habrá de escribir una palabra bajo cada categoría que comience por la letra "S". Por ejemplo, Sara, Sudán, Serena Williams, Silla, Sandía, Sopa, Segura, etc.

El primer jugador que rellene la fila entera dirá en alto "Stop", y todos los demás dejarán de escribir. Se revisará que todas las palabras escritas por todos son correctas y, en la casilla "Total", se apuntará el número de palabras acertadas.

Ganará aquel que haya obtenido más puntos al final de la partida. 

5. Las tres en raya, juegos de siempre

Las tres en raya es un clásico juego de estrategia que también puede jugarse online y tiene su versión entre los juegos de mesa.

Sin embargo, puedes usar un papel y un lápiz para entretener a los niños en un viaje en avión o una espera en el médico. 

Es un juego para dos jugadores. Basta con hacer dos líneas verticales y dos horizontales en una hoja para dibujar el tablero.

Cada jugador escogerá las X o las O. Comenzará la partida con un jugador dibujando su ficha en una casilla, el siguiente hará lo propio con la suya.

El objetivo es completar una línea en vertical, horizontal o diagonal de X o de O. Ganará quien lo consiga primero. Si ninguno de los dos jugadores ha obtenido un tres en raya, el juego queda en tablas y se inicia otra partida.