Cómo causar buena impresión en una entrevista virtual

Claves para realizar una buena entrevista virtual

Alba Caraballo - 2021-10-12 17:00:00 - Trabajo

Son muchas las costumbres que cambiaron con la crisis del coronavirus. Tan solo en el ámbito laboral tuvimos que acostumbrarnos a trabajar desde casa, aprendimos a estar en contacto con la empresa a través de videollamadas, alargamos los horarios frente al ordenador y, seamos sinceros, tuvimos que esforzarnos para no estar en chándal y zapatillas todo el día.

Ver también: Cómo contestar en una entrevista de trabajo a: "háblame un poco de ti"

Para algunos la pandemia fue el momento idóneo para cambiar de trabajo y, estas personas, tuvieron que enfrentarse a la realización de una entrevista virtual. Está claro que es una situación bien diferente a la que se vive en una entrevista presencial, en la que el lenguaje corporal y los detalles son mucho más evidentes.

Sin embargo, si vas a pasar una prueba para entrar en una empresa no debes subestimar el poder de un entrevistador y su capacidad de ver todo aquello que no parece tan relevante. De igual manera, has de prepararte para poder dar lo mejor de ti mismo y evitar meteduras de pata. ¿Quieres conocer algunos puntos que has de tener en cuenta? Toma nota de estas claves para causar buena impresión en una entrevista personal.

Entrevista virtual: estrategias para dar una buena impresión

cómo hacer una entrevista virtual

1. Prepara la entrevista virtual

Antes de ponerte frente a tu entrevistador realiza una comprobación sencilla de que todo va a salir como tu quieres, esta debería ser tu lista de imprescindibles.

- Descarga la aplicación que se utilizará durante la entrevista (Teams, Zoom, Webex, etc) y verifica que funciona correctamente. Es preferible no hacer esperar a la persona que te entrevistará y además asegurarte que el micrófono y cámara funcionan adecuadamente.

- Revisa el set: intenta aparecer en un ambiente profesional, escoge un rincón o estancia de tu casa que tenga buena iluminación, un fondo neutro, serio o elegante. Haz pruebas en distintos lugares hasta encontrar aquel que piensas que puede dar una buena impresión. En caso de que ningún rincón de tu casa te convenza, puedes descargarte un fondo para realizarla, encontrarás librerías, fondos minimalistas, oficinas y otras imágenes similares que pueden sacarte del apuro.

Ver también: Cómo poner un fondo desenfocado en Zoom

- Asegúrate la privacidad: hacer una entrevista mientras un niño acude llorando, tu pareja aparece por detrás o el gato se te sube al regazo no es lo más adecuado. De nuevo has de lograr que ese tiempo que pases realizando la entrevista virtual esté libre de cualquier distracción tanto para ti, como para la persona que te entrevista.

2. Revisa tu perfil público

Las huellas que dejas en redes sociales, bien sea criticando a otros, dando opiniones políticas o mostrando tu lado más salvaje, pueden ser vistas y valoradas por distintas personas, entre ellas, tu futuro jefe. No lo dudes, los empleadores miran en las Redes Sociales antes de contratar. 

Si estás en un proceso de contratación, no pienses que todo va a ser pasar una serie de entrevistas o pruebas. Hay mucho más, te van a mirar con lupa, no solo durante los encuentros que tengas en las oficinas de tus empleadores, sino que van a bucear en tu vida privada, ¿cómo lo hacen? Tan solo tienen que entrar en tus redes sociales y, si eres muy activo o no has tenido la precaución de eliminar algunas fotos podrían encontrarse fotos de alguna resaca, del desenfreno de alguna fiesta, opiniones críticas hacia antiguos jefes o frases inapropiadas. 

Saber más: Qué miran los empleadores en redes sociales

3. Solo tienes tu voz, aprovéchalo

En una entrevista virtual, no hay opción a que el entrevistador valore la forma en la que entraste en la sala, la fuerza con la que apretaste su mano, la forma de cruzar tus piernas o cómo colocas los brazos. En ausencia del lenguaje corporal, solo tienes tu voz. Por lo tanto, aprovecha esta situación en tu beneficio.

No te despistes de lo que está diciendo tu interlocutor, mantén siempre la atención a lo que te pregunta. Y, en tu respuestas, intenta ser claro, conciso y directo. No te vayas por las ramas e intenta aportar sinceridad y veracidad a tu discurso.

Si tienes algo escrito (una especie de chuleta) evita que se note que estás consultando tus notas, mira fíjamente a la cámara como si fueran los ojos del entrevistador y muestra seguridad y confianza en lo que dices. 

No dudes en preguntar "¿estoy respondiendo a tu pregunta?" y valorar si lo que estás contestando se ajusta a lo que se espera. 

4. Mantén el interés de tu interlocutor

Está claro que la energía que se puede transmitir es mucho menor en vídeo que en vivo y en directo. Sino, piensa en cuanto te aburres en algunas reuniones por videollamada cuando se alarga más de lo debido. 

Concéntrate en estar atento y con los cinco sentidos en la entrevista. Cierra todas las pestañas abiertas del navegador, silencia el móvil y no sientas la tentación de responder ese correo electrónico que acaba de caer mientras te explican algo.  

Muestra ilusión por lo que cuentas y por lo que escuchas. E intenta sonreír cuando sea oportuno. Haz sentir a tu entrevistador que te sientes feliz de poder tener la oportunidad de tener una entrevista. No se trata de ser excesivamente festivo, pero sí de mostrar tu entusiasmo con tu entrevistador.

5. Realiza preguntas

No te quedes en blanco cuando tu entrevistador pregunte: "¿hay algo más que quieras saber?". Prepárate algunas preguntas para poder manifestar aun más interés por la empresa, pero evita la pregunta "¿cuánto voy a ganar?".

Dirige tu atención hacia cómo se ha adaptado la empresa a la situación provocada por el Covid, de qué forma están en contacto con sus empleados, si hay algo que hayan aprendido. Muestra curiosidad e interés.

También puedes dirigir tu atención a si el puesto que van a cubrir es de nueva creación o si tenía un trabajador asignado; qué se espera del nuevo empleado o sobre los planes a futuro de la empresa. 

Ver más: Cómo contestar en una entrevista de trabajo: "¿tienes alguna pregunta?"

6. Muestra tu cara más resiliente

Las empresas, ahora más que nunca, quieren contratar personas que sepan cómo lidiar con las dificultades, manejar los contratiempos, aprender de los fracasos y seguir adelante.

Busca momentos durante tu discurso para resaltar los desafíos de los que saliste airoso o cómo tu trabajo en un determinado momento ayudó a tu anterior empresa. 

Resumen

En una entrevista virtual, en la que no hay opción a que se analice el lenguaje corporal como se hace en una entrevista personal y, además, contamos con la desventaja de la distancia y la frialdad de la pantalla que hay entre tú y tu entrevistador. Por lo tanto, es importante no solo preparar la entrevista, sino mantenerse muy atento durante la misma, intentar ser claro y conciso, llamando la atención sobre nuestros puntos fuertes y no perdiéndonos en detalles secundarios. Al terminar la entrevista, como harías en una presencial, ofrece tu disponibilidad para responder cualquier otra duda que pueda surgir, escribe un correo agradeciendo el tiempo e interésate por el proceso si en unos días no has tenido noticias.