Cómo convertir tu tablet en un ordenador de forma fácil y económica

Ideas para usar tu tablet como si fuera tu portátil

Ernesto Díaz - 15 de octubre de 2020 - Tecnología

Si tienes una tablet y solo la utilizas en su versión táctil, es decir, usándola al modo tradicional, buscando y escribiendo con las manos sobre la pantalla, has de saber que puedes utilizarla como si fuera un portátil.

Por lo tanto, si además de tu ordenador de sobremesa, quieres usar tu tablet como lo haces con tu computadora, has de saber que puede hacerlo para agilizar y simplificar tus trabajos o para que tus hijos puedan hacer sus deberes, conectarse con su clase o buscar información.

Una simple tablet de menos de 100 euros, puede ser utilizada como un ordenador con unos simples gadgets extra, obteniendo así un ahorro para el hogar, ¿cómo? Sigue este tutorial para convertir tu tablet en un ordenador de forma sencilla.

Consejos para transformar tu tablet en un ordenador

Si en casa tenéis solo un ordenador y andáis peleando por su uso, y para todos es importante tenerlo, has de saber que puedes convertir ese otro dispositivo que quizás tienes relegado para ver películas o series: tu tablet, en un ordenador de forma sencilla.

De esta manera, por menos dinero del que cuesta un ordenador o un portátil, tendrás un dispositivo que hace un trabajo similar y puede sacar a tu familia y a tus hijos de más de un apuro para esos momentos en los que todo el mundo necesita el ordenador al mismo tiempo. 

De hecho, a la hora de hacer deberes o trabajar, es más rápido y fácil utilizar un teclado y un ratón que tener que deslizarte por la pantalla con los dedos o con un lápiz óptico. No podrás usarlo para tareas más complicadas, pero sí para las básicas como leer y contestar correos, publicar en redes sociales, escribir textos, buscar información, responder a tus chats y comentarios, etc.

Qué necesitas para convertir tu iPad o tablet en un ordenador

  • Un teclado.
  • Un ratón.

Encontrarás marcas de este tipo de gadgets a un precio económico de fabricantes fiables. Por menos de cincuenta euros, podrás tener un teclado sencillo y un ratón básico que te funcionarán a la perfección y que puedes conectar a tu tablet para realizar trabajos de forma más rápida.

Cómo usar tu tablet Android como un portátil

Si dispones de una tablet Android, bien sea una Samsung u otra marca más asequible, puedes agregar un ratón y un teclado a tu dispositivo para convertirlo en un pequeño portátil.

En el mercado encontrarás distintos tipos y marcas para estos gadgets, pero si estás absolutamente perdido y no entiendes de marcas, puedes probar con Logitec, tiene productos muy asequibles, con un buen funcionamiento y una alta durabilidad. 

Muchas tablets no tienen puerto USB por lo que es preferible utilizar dispositivos inalámbricos, que puedan conectarse mediante Bluetooth.

Para configurarlos, accede desde tu tableta a la configuración, activa el Bluetooth y deja que encuentre los dispositivos cercanos. Pulsa en el nombre del ratón y el teclado para emparejarlo, tal y como haces cuando emparejas unos auriculares inalámbricos o un altavoz. 

Settings > Bluetooth > Pulsa en el nombre del dispositivo

En caso de que tu tablet tenga puerto USB, puedes adquirir estos elementos con cable, algo útil si abruma la tecnología. Además, te resultarán más económicos. Una vez que conectes ambos dispositivos, podrás comenzar a escribir y a navegar con el ratón. 

Ver también: cómo reciclar tu viejo ordenador

Cómo usar el iPad como un portátil

No podrás conectar tu iPad a tu teclado por medio de cableado ya que no disponen de puerto USB, pero sí puedes utilizar Bluetooth para poder conectar tu teclado. De hecho, existen teclados para tu iPad que además sirven como funda protectora y sostén para el dispositivo si lo quieres poner en vertical, como si fuera la pantalla del ordenador. 

Para moverte por la pantalla, puedes usar tanto un ratón como un trackpad (una almohadilla táctil). Cuando conectes cualquiera de los dos, te aparecerá un puntero en la pantalla del iPad, podrás tanto mover el ratón como deslizar los dedos por el trackpad como en un portátil, tal y como haces con tu ordenador habitual. 

Ver también: trucos para limpiar tu teclado

Cuando pases con el ratón o el trackpad por los distintos elementos que se muestran en tu dispositivo, el puntero circular cambiará de forma. De esta manera, tendrás una barra vertical, en una caja de texto; los botones cambiarán de tono y se agrandarán, o verás una pequeña animación.

Puedes configurar la velocidad de movimiento del cursor desde Settings > General > Trackpad o Mouse

En el caso de iPad tendrás que realizar un desembolso mayor de dinero que si tienes una tablet Android. Los productos Apple no son aptos para todos los bolsillos pero, los enamorados de esta marca, no los cambiarían por ninguna otra. 

En cualquier caso, esta solución te resultará más barata que adquirir un MacBook. 

Cómo usar tu tablet como segundo monitor

Además de ser utilizada como ordenador, tu tablet Android puede servir como segundo monitor en tu PC. 

- Desde tu ordenador, accede a Google y descarga la aplicación Spacedesk (selecciona la versión más adecuada a tu ordenador). Instala la aplicación pulsando sobre ella.

- De igual manera, instala la aplicación en tu tablet. 

- Una vez que la tengas instalada en ambos dispositivos, asegúrate de que ambos están en la misma red wifi.

- La aplicación principal (en el ordenador), se encargará de detectar el monitor secundario (la tablet) y podrás comenzar a trabajar con un monitor.

Ver también: cómo conectar el móvil a la televisión

Los usuarios de Apple pueden usar Sidecar para emparejar ambos dispositivos y tener una pantalla adicional: 

- Ambos dispositivos tienen que cumplir los requisitos del sistema de Sidecar. Pulsa en el icono de AirPlay (en la barra de menú) y selecciona la opción.

- Tu iPad debería mostrar una ampliación del escritorio que te permitirá mover ventanas entre uno y otro dispositivo. 

- Para duplicar la pantalla del Mac de modo que las dos pantallas muestren el mismo contenido, vuelve al menú AirPlay y selecciona la opción para duplicar la pantalla. Esta es una forma excelente de compartir la pantalla de tu Mac con otras personas.

- Para desconectarlos, solo has de volver a AirPlay y pulsar desconectar.