Curiosidades sobre los vikingos que nunca te contaron

Datos curiosos sobre las tribus vikingas

Alba Caraballo - 2021-03-23 11:37:00 - Curiosidades

¿Realmente llevaban cascos con cuernos?, ¿eran tan temibles?, ¿qué nos cuentan las runas sobre los vikingos?

Los vikingos fueron exploradores, comerciantes y guerreros escandinavos que se extendieron por gran parte de Europa, Asia y algunas islas del Atlántico Norte. Vivieron en lo que se conoce como la era vikinga, que comenzó con la primera incursión vikinga en el monasterio de Lindisfarne en el norte de Inglaterra en 793 y terminó con la batalla de Hastings en 1066. 

Y ya te adelantamos que no llevaban cascos con cuernos, eran saqueadores, pero también tenían una rica cultura que llevaron fuera de sus poblados y su historia está documentada tanto en sus runas como en los escritos de los pueblos de la época. Si te apasiona la historia, no te pierdas estas curiosidades sobre los vikingos que nunca te contaron.

Ver también: Mitos nórdicos, ¿quién es quién en la mitología nórdica?

curiosidades de los vikingos

¿Cuál es el origen del nombre vikingo?

La etimología de la palabra vikingo, que designa a los pueblos escandinavos que vivieron en la era vikinga (entre los años 789 y 1100) es objeto de polémica. Posiblemente derive del verbo nórdigo antiguo "víkingr" que significa robo, saqueo o estar al acecho. También podría proceder de la palabra latina "vicus", que se refiere a los viajeros que van de un lugar a otro, de un puerto a otro en el barco.

Lo que sí está claro es que la palabra vikingo no se refiere a una etnia, un vikingo es una persona procedente de Escandinavia que vivió entre el siglo VIII y XI y que realizaba viajes a otros pueblos apresar y conseguir bienes. Los saqueadores no eran por lo tanto, un colectivo de varios pueblos del norte aparecieron repentinamente en el continente europeo.

Los vikingos eran nativos de Escandinavia, es decir, procedían de Noruega, Dinamarca y Suecia y además prepararon a otros seguidores individuales para cazar en el centro y sur de Europa, encontrar áreas de asentamiento y enriquecerse rápidamente. Para ellos, este nuevo territorio suponía la tierra prometida.

En aquella época del bajomedievo, a la gente de Europa Central no le importaba quién los atacaba, para ellos los bárbaros que habían viajado a través del mar para matar y saquear eran todos terribles, todos ellos "vikingos".

Las incursiones vikingas 

vikingos

La primera incursión vikinga fuera de sus fronteras que se ha documentado ocurrió en el año 793. En la mañana del 8 de junio, los monjes del monasterio de San Cuthbert en Lindisfarne, cerca de Escocia, observaron como una serie de barcos alargados con cabezas de dragón en la proa llegaban a su puerto. Los vikingos que llegaron en esta expedición mataron a los habitantes de la isla y robaron bienes preciosos del monasterio. 

En los siguientes tres siglos, los vikingos saquearon otros pueblos del norte e interior de Europa. Avanzaron desde Dinamarca y Noruega hacia Francia, Inglaterra, Irlanda, Islandia, Groenlandia e incluso a las Islas Feroe y las Shetland. Por su parte, los vikingos del área de Suecia viajaron más hacia el este y llegaron a Rusia, Ucrania, el mar Negro y Constantinopla. 

En sus largas travesías por mar buscando nuevos puertos, los vikingos llegaron hasta América. De hecho, habrían sido los primeros europeos en el continente unos 500 años antes de Cristóbal Colón. De hecho, en L'anse aux Meadows, Terranova, se encontró en 1960 restos de un poblado vikingo que datan del siglo XI, que es el primer asentamiento vikingo confirmado en Norteamérica, exceptuando los de Groenlandia. El asentamiento estaba formado por ocho edificios: tres viviendas, una forja, un aserradero y tres almacenes. Este hallazgo confirma lo que se relatan en las sagas nórdicas, donde se habla de un poblado llamado Leifsbudir y que se erigió en lo que llamaron Vinland.

A qué se dedicaban los vikingos

barco vikingo

Como ya hemos visto, una de las principales ocupaciones de los vikingos era la exploración por vía marítima de otros pueblos. Eran marineros y disponían de unos característicos barcos de vela alargados que eran especialmente ágiles y maniobrables. Tanto con sus barcos de guerra como con los mercantes, navegaron por gran parte de Europa. 

Sin embargo, los vikingos no solo eran marineros guerreros en busca de pueblos que saquear y enriquecerse, también eran comerciantes. Tanto es así que, establecieron una gran red entre Europa y Oriente para hacer negocios. Los comerciantes escandinavos intercambiaban bienes como ámbar, pieles de animales, armas o miel por metales preciosos, seda, especias, cascos o armaduras.

Pero, no podía ser todo tan bonito y sí, también comerciaron con personas. Vendieron esclavos que capturaban en sus incursiones en la zona del Medio Oriente.

Las creencias de los vikingos

Antes de ser cristianizados, los vikingos tenían sus propias deidades. Según sus creencias, dioses como Thor, Loki, Odin o Frey; gigantes, elfos, espírituos terrestres y criaturas varias, habitaban la tierra y tenían enormes poderes.

El centro del universo de los vikingos no es otra cosa que un fresno, es el árbol de la vida que logra con sus raíces y ramas mantener unidos a los Nueve Mundos, los mundos de los dioses, de los hombres y de los seres espirituales.

Morir en la batalla se consideraba la forma más respetada de pasar la vida, porque de esa manera se garantizaba un asiento en Valhalla, el enorme salón gobernado por Odín.

Qué son las runas vikingas

Los vikingos tenían su propio alfabeto basado en la escritura rúnica germánica conocida como "futhark". Estos pueblos vikingos escandinavos, grabaron eventos importantes en piedras, que se conocen como piedras rúnicas. 

En general, las piedras rúnicas dejan constancia de las hazañas heroicas de un líder en particular y sus hombres, o hablan de campañas exitosas en el extranjero. Mucho de lo que se sabe hoy sobre los vikingos proviene de estas inscripciones en piedras encontradas en Escandinavia, las Islas Británicas o incluso en Mar Negro. 

Los vikingos no usaron cascos con cuernos

casco vikingo

Hay innumerables conceptos erróneos sobre los vikingos y siguen existiendo hoy. Una de ellas es la visión de un sanguinario vikingo con pinturas de guerra y cascos con cuernos. Sin embargo, sus cascos no llevaban cuernos. No hay evidencia que sugiera que alguna vez lo hayan hecho, excepto en algunas ceremonias rituales. De hecho, los cascos vikingos tenían forma de cono, estaban hechos de cuero duro con refuerzos de madera y metal, o también de hierro y disponían de una máscara. 

Héroes vikingos

Entre los vikingos que han pasado a la historia están: 

Ragnar Lodbrock: temido guerrero que realizó inumerables incursiones . Llegó a tener 12 hijos y algunos de ellso también destacaron por sus gestas. Sin embargo, algunos historiadores creen que el personaje per sé puede ser leyenda y en realidad se unen en esta persona la figura de varios guerreros nórdicos. 

Lagertha: primera mujer de Ragnar y una de las guerreras vikingas más legendarias. Aun así, algunos historiadores ponen en duda su existencia. 

Eric el Rojo: es uno de los vikingos más conocidos, guerrero que salió de su Noruega natal y llegó hasta Groenlandia. 

Freydis: hermana de Eric el Rojo y una de las guerreras vikingas más conocidas. 

Leif Eiriksson: hijo de Eric el Rojo y un destacado explorador como su padre. Se cree que fue uno de los primeros europeos en llegar a América del Norte. 

Ver también: Mujeres guerreras de la historia

El entierro vikingo

Durante muchos años se ha representado el entierro vikingo de esta manera: el fallecido era colocado en un pequeño bote que empujaban al mar o a un lado. Un arquero, disparaba una flecha ardiendo al bote que se quemaba mientras sus familiares y conocidos contemplaban la escena. 

Sin embargo, hace pocos años salió a la luz otra realidad sobre los entierros vikingos. Si bien el entierro final solía ser un bote solo en caso de las personalidades más importantes, éste era enterrado y no quemado. De hecho, en el año 2017 se descubrió una tumba perteneciente a una líder femenina en la ciudad vikinga de Birka (Suecia), en 2019 los arqueólogos noruegos encontraron también la tumba de un barco que albergaba dos muertos, lo curioso es que el primer entierro ocurrió casi 100 años antes que el segundo. Suponen que pudiera tratarse de una nieta del primero. 

Cómo terminó el dominio de los vikingos

La era vikinga terminó en el siglo XI. En aquella época, Noruega, Dinamarca y Suecia ya eran grandes reinos y los hombres del norte se habían establecido, reduciéndose en gran medida las incursiones vikingas en otros pueblos. Además, con el paso de los años, fueron perdiendo su superioridad militar en cuanto a construcción naval se refiere. 

Asimismo, la influencia del cristianismo y la conversión a la fe católica de muchos vikingos que antes se encomendaban a sus deidades (Thor, Odín, Loki, Frey...), condujo a una pacificación de los antiguos guerreros.

En cuanto al habitual saqueo de Francia, se detuvo en gran medida ya que al líder vikingo Rollo negoció con el rey de Francia y le fue concedida la Normandía francesa a cambio del cese de las hostilidades y la protección ante futuras incursiones vikingas. Aunque el rey de Francia perdió tierras, pudo detener las batallas.