Qué es el endolifting para rejuvenecer sin cirugía y cómo funciona

Enfolift o lifting sin cirugía para acabar con bolsas de los ojos y flacidez facial

Alba Caraballo - 28 de diciembre de 2018 - Belleza

Los tratamientos estéticos avanzan tanto, que hoy en día es posible someterse a técnicas de rejuvenecimiento facial sin pasar por el bisturí, la cicatriz y el dolor postoperatorio. Uno de estos tratamientos se conoce como endolifting. Te explicamos cómo puedes acabar con las bolsas de los ojos, la flacidez facial o la doble barbilla sin cirugía.

Qué es el endolifting y para qué sirve


Es un tratamiento facial que se realiza con láser, por lo tanto, para mejorar el aspecto del rostro, acabar con las arrugas de expresión o las bolsas en los ojos, ya no se hace necesario entrar en un quirófano y someterse al bisturí. Hoy en día es posible obtener resultados muy similares con técnicas menos agresivas, el endolifting es una de ellas.

Cómo se realiza el endolifting o lifting sin cirugía

Se aplica anestesia local en la zona a tratar y se introduce una microfibra óptica por el tejido subcutáneo en las zonas donde se quiera realizar el tratamiento. Puede tardar entre cinco minutos y media hora, dependiendo de la amplitud de la zona a tratar. En este tiempo, el láser va actuando sobre la zona a tratar logrando una gran mejoría en:

- Reducir las acumulaciones de grasa en zonas localizadas.

- Endurecimiento de la zona de la piel tratada.

- Una tonificación del tejido ya debido a la síntesis de colágeno nuevo.

De forma casi inmediata se aprecia una gran mejoría en la piel y, a medida que pasan las semanas, la mejoría es aun más notoria. Pueden pasar hasta 4 meses hasta ver un efecto óptimo. Y es que, el área que ha sido tratada con el láser sigue mejorando su textura y redefiniéndose tiempo después del tratamiento.

Qué zonas puede tratar el endolifting para rejuvenecer sin cirugía

Endolif se utiliza sobre todo para remodelar el rostro ya que permite corregir la flacidez leve de la piel propia de las primeras etapas del envejecimiento.

Es eficaz para acabar con la acumulación de grasa tras la barbilla, así como en las mejillas, boca, descolgamiento de la mandíbula y el cuello.

Asimismo, se está usando con buenos resultados como sustituto de la blefaroplastia, una operación para eliminar las bolsas de los ojos.

Qué ventajas tiene este tratamiento estético

A diferencia de las intervenciones tradicionales que se realizan en quirófano, es mínimamente invasivo, no necesitas más que una sesión para realizar el tratamiento, el postoperatorio es mínimo y casi indoloro al no haber incisiones ni cicatrices que curar.

Además, el precio de este tratamiento es mucho más asequible que los que requieren cirugía.