Sudamérica, Hispanoamérica, Iberoamérica o Latinoamérica, ¿cuál es la diferencia?

En qué casos se utilizan los distintos conceptos que se refieren al continente americano

Alba Caraballo - 15 de septiembre de 2020 - Educación

Cuando nos referimos al continente americano y a sus habitantes utilizamos diferentes conceptos: Sudamérica y sudamericano, Hispanoamérica e hispanoamericano, Iberoamérica e iberoamericano o Latinoamérica y latinoamericano. 

Pueden parecer conceptos iguales, sin embargo, tienen distintas raíces y se utilizan en diferentes contextos. De hecho, algunos de estos conceptos son geográficos, mientras que otros son lingüísticos, históricos o culturales. 

Veamos cuál es la diferencia entre Sudamérica, Hispanoamérica, Iberoamérica o Latinoamérica.

Ver también: 17 países que ya no existen

Sudamérica o Suramérica, ¿cuándo se utiliza? 

Sudamérica es un concepto geográfico, con el nos referimos a América del Sur, es decir, al subcontinente que está situado al sur de Panamá.

Está situada entre el océano Atlántico y el océano Pacífico que lo delimitan por Este y Oeste, mientras que el océano Antártico lo delimita por el sur y el mar Caribe por el norte. Además, está conectado con América del Norte por un puente territorial que es América Central. 

Por lo tanto, cuando nos referimos a Sudamérica, hablamos de un territorio situado en el hemisferio sur del contienente americano. 

¿Se puede decir Suramérica? En ocasiones verás escrito Sudamérica y en otras Suramérica, por lo tanto es fácil preguntarse cuál es la fórmula correcta.

La realidad es que ambas lo son. Antiguamente al punto cardinal se le denominaba Sud y no Sur, de ahí que se refiriera a América del Sur como Sudamérica. Sin embargo, con el paso del tiempo, convertimos esa "d" en una "r", creando así la variante Suramérica y suramericano. 

Has de saber en cualquier caso que el concepto Suramérica o Sudamérica se escribe siempre con mayúscula, todo junto y con tilde ya que es una palabra esdrújula. Por el contrario, sudamericano o suramericano se escribe con minúscula y también todo junto.

Ver también: cómo se saluda en distintos países del mundo 

Hispanoamérica, ¿cuándo se emplea este concepto?

Si Suramérica o Sudamérica tiene únicamente un significado geográfico y territorial, Hispanoamérica tiene una connotación lingüística y cultural. Es decir, si hablamos de Hispanoamérica, nos estamos refiriendo a la parte del continente americano que tiene una conexión cultural, histórica y lingüística con España. Son países que además de su lazos históricos les une la lengua española.

Estos países hispanoamericanos son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, España y Guinea Ecuatorial.

Sin embargo, debido a esos mismos lazos históricos y al recuerdo que trae de la época colonial, es un concepto que despierta suspicacias y es rechazado en muchos países de América del Sur. 

Ahora que ya conocemos a qué se refiere el concepto Sudamérica e Hispanoaméria, podemos ver claras sus diferencias: 

- Hispanoamérica es un concepto más amplio que Sudamérica ya que hay países que hablan español pero que no se encuentran en América del Sur. Este es el caso de Costa Rica que está en Centroamérica, así como Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Bélice o Panamá. Así, aunque estos sean países hispanoamericanos, no son países sudamericanos. Tampoco lo es México que geográficamente se encuentra en América del Norte. 

- Por el contrario, hay países que se encuentran en Suramérica y no son hispanoamericanos. Este es el caso de Brasil, un enorme país en el que se habla portugués. 

Iberoamérica, ¿cuándo se utiliza este concepto?

Iberoamérica e iberoamericano son conceptos de nuevo históricos, culturales y lingüísticos, pero este concepto es más amplio que Hispanoamérica. Y es que, cuando hablamos de Iberoamérica, nos referimos a aquellos países que mantienen lazos históricos, culturales y lingüísticos con España y también con Portugal. De esta forma, los países iberoaméricanos engloban tanto a los hispanoamericanos y además entran en este concepto Brasil, España y Portugal.

A pesar de que una parte importante del territorio actual de los Estados Unidos hace años formó parte del Imperio Español o incluso de México como Luisisana, Florida o Texas, no se considera a Estados Unidos como Iberoamérica ya que sus orígenes culturales e históricos son británicos y centroeuropeos y no tanto españoles. 

Los 22 países que conforman la comunidad iberoamericana por lo tanto son, los 19 de América Latina de lengua castellana y portuguesa, y los de la península ibérica España, Portugal y Andorra. En concreto son: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela. 

Ver también: test de geografía para niños y mayores

Latinoamérica, ¿cuándo usar este concepto?

En la teoría, Latinoamérica o América Latina es la parte del continente americano que mantiene lazos lingüísticos y culturales con países del continente europeo que hablan lenguas derivadas del latín. En concreto, estos países son Portugal, España y Francia. De los tres idiomas que definen a América Latina: español, portugués y francés, el español y el portugués son los predominantes, quedando el francés como idioma de solo un 3% de la población de la región.

Sin embargo, si esto fuera así y nos ceñimos a la teoría, en este deberíamos incluir a una de las 13 provincias de Canadá, es decir, a Quebec. Y es que, la mayor parte de los canadienses de habla francesa viven en esta provincia donde el francés es lengua oficial. Sin embargo, no se suele incluir a Quebec en el concepto latinoamérica, se suele pensar únicamente en países de habla española o portuguesa.

En este sentido, el concepto Latinoamérica y latinoamericano suele utilizarse como sinónimo de Iberoamérica o Hispanoamérica. En cualquier caso, es un término que se suele utilizar más o es mejor aceptado en algunos países del contienente americano que otros como Iberoamérica o Hispanoamérica que, debido a sus connotaciones históricas, como hemos visto, no siempre es bien recibido.  

Este término fue introducido por primera vez por el político Michel Chevalier en un libro titulado Cartas sobre América del Norte (1836). En él se hablaba de una América culturalmente "latina" en oposición a la América "anglosajona". Los hispanoamericanos comenzaron a utilizar así el adjetivo latino a partir de la década de 1850, en este mismo sentido, y  prefiriéndolo al adjetivo hispano, que tenía más connotaciones colonialistas.