¿Tengo alergia a la bisutería? Síntomas, prevención y tratamiento

Cómo saber si tienes alergia a la bisutería

Alba Caraballo - 26 de noviembre de 2020 - Salud

Si te has puesto unos pendientes nuevos y comienzas a sentir un picor en el lóbulo de la oreja o si has tenido que dejar de usar unos aretes porque terminas el día con las orejas llenas de granitos y un ardor que te impide usar pendientes en los días posteriores, es posible que tengas alergia a la bisutería y, por extensión, al níquel, zinc y otros metales con los que se fabrican las joyas de bisutería.

Te explicamos cuáles son os síntomas más comunes de la alergia a la bisutería, qué lo causa, cuál es el tratamiento para este tipo de condición y cómo se trata.

Alergia a la bisutería, ¿qué provoca la reacción?

El alérgeno es toda aquella sustancia, ya sea biológica o química, que es capaz de producir síntomas de alergia cuando entra en contacto con la piel o las mucosas. El cuerpo actúa ante estas sustancias provocando una reacción alérgica, que se manifiesta con picores, avones, congestión nasal, lagrimeo, eczcemas, picazón, etc.

Aunque los alérgenos más conocidos se encuentran en la naturaleza, en concreto en árboles y plantas, existen otras muchas sustancias que pueden producir una reacción, por ejemplo, los metales con los que están fabricadas las joyas de bisutería.

Y es que, para fabricar pendientes, pulseras, anillos, colgantes, etc. de bisutería se usan determinados metales o una aleación de ellos, por ejemplo el níquel, zinc, cobre, titanio, rodio, etc. Son metales versátiles, resistentes, moldeables y que permiten aplicar determinadas coberturas para darle un aspecto diferente.

Ver también: alérgenos frecuentes en el hogar

Sin embargo, algunos de estos metales pueden provocar una reacción al entrar en contacto con la piel durante un tiempo determinado. Aunque también sucede que, al contacto con determinadas zonas de la piel, esta no transpira, suda y esto provoca la desintegración de algunos de los materiales que son absorbidos por la piel provocando una dermatitis de contacto. 

Millones de personas experimentan cada año distintas alergias y, la del níquel, es una de las más comunes. 

Alergia a metales como el níquel de la bisutería

Aunque desde 2004, la fabricación de bisutería con níquel está limitada en la Unión Europea y América, debido al alto nivel de alergias que provoca, no está prohibida. Por lo tanto, algunas piezas pueden contener pequeñas trazas o pueden proceder de otros lugares donde no se tiene en cuenta la recomendación de fabricar con materiales hipoalergénicos. 

El níquel se encuentra en bisutería, correas de reloj, cinturones y monturas de gafas. La alergia al níquel es diferente de la típica alergia ambiental, animal o alimentaria. Con esas alergias, las personas suelen experimentar una reacción inmediata. 

Por ejemplo, ante una alergia ambiental, una persona notará síntomas como picazón en los ojos la nariz, secreción nasal o congestión. Con alergia a los animales, suelen padecerse los mismos síntomas y además asma o urticaria. Los síntomas de alergia alimentaria incluyen urticaria, hinchazón, dificultad para respirar, opresión en el pecho o vómitos poco después de la exposición.

Ver también: ¿Tengo alergia al perfume?

Sin embargo, con la alergia al níquel, las células inmunitarias tardan un tiempo en sensibilizarse. Pueden pasar meses o años antes de que una persona desarrolle una dermatitis de contacto, por lo tanto, puedes estar usando unos pendientes con níquel durante tiempo sin desarrollar picazón o enrojecimiento, hasta que un día aparece. Son alergias que además pueden tardar mucho en desaparecer si no se trata.

¿Qué causa la alergia al níquel u otros metales con los se fabrica bisutería?

Con las alergias que causan dermatitis de contacto, es muy difícil predecir qué la causa, quién puede padecerla y cuándo va a aparecer. Hay personas que pueden haber usado un anillo o un collar de bisutería durante años, y, de repente, comienza a aparecer una reacción en la piel porque sus células inmunes se han sobreestimulado.

La realidad es que no existen factores de riesgo para la alergia al níquel u otros metales con los que se elaboran piezas de bisutería, a diferencia de las alergias ambientales, animales o alimentarias típicas. Lo que sí es cierto es que si tienes un historial familiar de alergias ambientales, animales o alimentarias, tienes un mayor riesgo de desarrollar una alergia. 

¿Tengo alergia a la bisutería? Síntomas

La alergia a la bisutería desencadena una dermatitis de contacto, que se caracteriza por: 

  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Escamas o costra

Todo ello aparece en la zona que ha entrado en contacto directo con el metal. 

Los síntomas son muy evidentes por lo que es fácil sospechar que el alérgeno es el metal con que está hecha la pieza de bisutería. Sin embargo, ante la duda, puedes recurrir a un alergólogo quien realizará distintas pruebas, entre ella la del parche. 

Ver también: Por qué me pica la piel

La prueba del parche consiste en pegar las cámaras de alérgenos en la parte posterior de un parche y dejarlas puestas durante 48 horas. Uno o dos días después de que se retira el parche, el alergólogo examinará la zona. Según el grado de enrojecimiento o si han salido ampollas, podría conocerse el grado de alergia. 

¿Cómo se trata la alergia a la bisutería?

Si tienes una erupción provocada por una determinada pieza de bisutería, lo primero que has de hacer es no ponerte más ese elemento.

El agua fría y mantener la zona seca y libre de sudor te ayudará a no empeorar la dermatitis. Intenta no rascarte para no provocar heridas o extender la urticaria.

Si la picazón no desaparece y sientes molestia, tu médico podría recetarte una crema con cortisona. Esto puede calmar el picor, así como recuperar la zona dañada. Si la urticaria es excesiva, es posible que te receten esteroides orales.

¿Cómo se previenen las erupciones por alergia a la bisutería?

Si en algún momento determinado ha sufrido una reacción a una pieza de bisutería puedes:

- No volver a utilizar esa pieza, aunque te guste mucho. El truco que se suele emplear de poner esmalte de uñas en la zona que hace contacto con la piel, no está probado que funcione. Si se desencadena la reacción, puede tardar tiempo en sanar.

Ver también: Urticaria por estrés

- Utilizar joyas de oro, platino o acero quirúrgico.

- Usar bisutería libre de níquel o cualquier otro metal que haya causado la erupción.

- Adquirir piezas elaboradas con metales hipoalergénicos, como el rodio.

- No adquirir bisutería en mercadillos o comercios donde no sepas cuál es la aleación con la que está hecha la pieza.

- En caso de haber tenido una reacción previa a algún tipo de metal, como el níquel, hacer pruebas con diferentes joyas de metales que estén aleados como el oro de 24k, paladio, rodio, etc.. Así, irás descartando metales que te pueden causar una dermatitis de contacto.