Qué es el eritema tóxico en el bebé recién nacido

Urticaria del bebé: causas, diagnóstico y tratamiento

Quonomy - 2018-11-29 11:54:00

El eritema tóxico en el bebé recién nacido es una erupción que no reviste gravedad y que suele aparecer en los primeros días tras el nacimiento.

Se trata de unos granitos en la piel del bebé que pueden aparecer en la cara, pecho, brazos y piernas. Es un trastorno frecuente y que no suele derivar en complicaciones.

Eritema tóxico en el bebé

Eritema tóxico en el bebé

Prácticamente la mitad de los bebés recién nacidos tendrán eritema tóxico o urticaria neonatal. Es un trastorno frecuente, común y benigno que sucede a los bebés a los pocos días de su nacimiento. Supone una fuente de preocupación para muchos padres primerizos que ven alarmados, como la piel de su bebé se llena de granitos, sin embargo, no reviste de gravedad.

Es frecuente que, después de unos días tras su nacimiento, compruebes que el cuerpo y la cara de tu bebé se ha llenado de una serie de granitos o más bien unas manchas rojas planas y algunas pequeñas protuberancias, puede incluso parecer que en esos granitos hay pus, pero no te preocupes, no lo hay. Se trata de una afección cutánea benigna que también se conoce como exantema toxoalérgico, acné del recién nacido o urticaria neonatal.

Es una erupción que puede mostrarse de forma leve durante los primeros días para ir aumentando en cantidad de pústulas o manchas a lo largo de los días. Suele comenzar por la cara y se extiende al tronco y extremidades. Sin embargo, no suele afectar a la planta de los pies y de las manos.

Qué causa el eritema tóxico en el bebé

Aunque se desconoce la verdadera naturaleza de esta erupción en el bebé, algunos pediatras apuntan a que se trata de una reacción de la piel del bebé todavía inmadura a la temperatura del ambiente y a los microorganismos presentes en el aire. Recuerda que la piel de un bebé es muy sensible y muy fina y puede reaccionar de forma exagerada ante determinados agentes externos.

Según la Asociación Española de Pediatría, “se trata de una respuesta de hipersensibilidad, pero los estudios realizados para implicar algunas sustancias químicas o microbiológicas, no han logrado aportar datos que confirmen esta hipótesis”.

Diagnóstico y tratamiento para la urticaria del bebé

Ante la duda, debes llevar a tu bebé a su pediatra para que valore si este trastorno puede ser debido a otras afecciones como la melanosis pustulosa neonatal transitoria, impétigo bulloso, candidiasis, herpes, sarna, miliaria o foliculitis bacteriana. Ante la duda, se realizará una biopsia de la piel para descartar otras afecciones.

En caso de que se trate simplemente de un eritema tóxico, este suele desaparecer de forma natural y espontánea a la semana. No requiere de ningún tratamiento específico o farmacológico además de cuidar la piel del bebé como lo haces habitualmente con un jabón y crema neutros especial para bebés.