Cómo cambiar el bombillo de una puerta de forma fácil y rápida

Consejos para cambiar la cerradura o bombín de una puerta

Quonomy - 2019-08-29 16:32:00 - Bricolaje

Hay varios motivos por los que cambiar el bombillo de una puerta pero, una de las principales, es la pérdida de llaves. Si, no encuentras un juego de llaves o piensas que alguien que no deseas que entre en tu casa, puede disponer de llaves de tu vivienda, la solución no pasa por cambiar la cerradura completa, simplemente puedes recurrir a cambiar el bombín de tu puerta.

También puede suceder que el actual bombillo se encaje y no abra o cierre bien y quieras restituirlo. Puedes pensar que es un trabajo que requiere de la ayuda de un cerrajero y, aunque ciertamente, realizará el cambio de bombín de forma más eficaz, es un trabajo de bricolaje que puedes hacer tu mismo en casa en tan solo 10 minutos.

Claves para cambiar el bombillo de una cerradura paso a paso

cómo cambiar el bombillo de tu puerta

Antes de nada, es importante que conozcas el mecanismo de cerradura de una puerta. Toda esa parte rectangular que aloja el mecanismo que hace que una puerta pueda abrirse o cerrarse con una llave es la cerradura y contiene varias piezas. El bombillo es solamente la pieza por donde metes la llave. El más frecuente es el bombillo en forma de pera que, tiene un frontal semejante pero una longitud distinta para adaptarse al grosor de las distintas puertas.

Ahora que ya sabes qué es el bombillo, has de saber qué tipo de bombín has de comprar en tu tienda de ferretería porque no vale cualquiera. Los bombillos no tienen medidas universales y, cada tipo de puerta tiene el suyo propio. Debes medirlo para tener en cuenta cuál es su longitud total, cuál es la longitud, desde la parte interior de la vivienda al centro del agujero donde se aloja el tornillo y también desde la parte exterior de la vivienda hacia el centro del agujero. Para ello, has de extraerlo y medirlo. Una vez que tienes el bombillo nuevo, esto es lo que has de hacer:

Paso 1: quitar el embellecedor de la puerta

cambiar el bombillo, paso 1

Para trabajar más cómodamente y evitar hacer arañazos sobre la cerradura, puedes proceder a quitar el mango de la puerta por dentro. Basta con aflojar el tornillo superior e inferior y apartarlos. Ten cuidado de guardar cada pieza con sus tornillos para que, cuando hayas terminado el trabajo, todo encaje en su sitio perfectamente.

Paso 2: quitar el tornillo del bombín

quitar el bombín, paso 2

En el lateral de la puerta, verás varios tornillos, el que sujeta el bombín es el que está lo más próximo a la altura del mismo. Ese es el que debes desatornillar. Si, por error, sacas más tornillos, no hay problema, solo has de organizarlos bien y atornillarlos de nuevo en su sitio evitando que se pierdan. 

Paso 3: extraer el bombín

cambiar el bombillo, paso 3

Para sacar el bombín solo has de empujar desde el lado interior de la puerta hacia el exterior y sacarlo. Es posible que, el bombín venga junto con un embellecedor, puedes extraerlo todo para trabajar más cómodamente. 

Paso 4: introducir el nuevo bombillo

cambiar bombín de la puerta, paso 4

Ya que estás cambiando el bombillo, puedes aprovechar para poner más seguridad en la puerta de tu casa. Si usabas una llave clásica dentada, puedes adquirir un bombillo con llave de puntos, más segura que la anterior.

Ahora, sólo has de introducir el nuevo bombillo en su lugar pero, cuando vayas a hacerlo, asegúrate de meter la llave por uno de los extremos para girar la leva que lleva en el centro, ponerla centrada y permitir que entre bien por el hueco. De lo contrario, se atascará cuando la introduzcas.

A continuación, gira un poco la llave para poder extraerla y, verás que, si intentas sacar el bombillo, no puedes. La leva se ha descentrado, topa con el sistema de la cerradura en el interior y queda fijada.

Paso 5: atornillar de nuevo el bombín

cambiar bombillo, paso 5

Ahora, has de volver a poner todos los elementos en su sitio: el embellecedor de la cerradura, si lo hubiera, el tornillo del bombillo y el embellecedor de la manivela de la puerta. ¡Terminado! Acabas de cambiar el bombillo de tu cerradura de forma fácil y rápida. 

Puedes guardar el antiguo por si piensas que pudieras volver a usarlo en un tiempo, o enviarlo al contenedor de reciclaje correspondiente.

Autor: Mariano García (Jefe de Equipo y Mantenimiento)