Cómo explicar un vacío laboral en tu Curriculum Vitae

¿Hay brechas en tu Curriculum? Así es cómo puedes salvar ese hueco laboral

Alba Caraballo - 13 de enero de 2021 - Trabajo

Los vacíos laborales en un Curriculum Vitae puede hacer algún daño a un candidato a un puesto de trabajo. Y es que, un largo período desempleado puede levantar las sospechas de los encargados de Recursos Humanos. Es fácil que se pregunten, ¿ha sido despedido?, ¿le faltan habilidades laborales?, ¿no es apto?

Sin embargo, no toda brecha en un Curriculum Vitae tiene por qué significar que no serás contratado. Esto es lo que puedes hacer para explicar esos vacíos y cómo salir reforzado de ello.

¿Es un vacío laboral en el Curriculum un problema a la hora de encontrar trabajo?

Son muchas las personas que pueden tener brechas laborales en su Curriculum, bien sea porque han parado un tiempo para ocuparse de sus hijos, para hacer un viaje, para estudiar, para cuidar de un familiar o directamente, porque tras un trabajo, les ha costado encontrar otro. 

La realidad es que casi nadie preguntará o se dará cuenta si ese intervalo ha durado unas semanas, sin embargo, cuanto mayor sea la brecha, o más bien la laguna, más hará sospechar a los contratadores. Y es que, un gran vacío puede arrojar una mala imagen sobre el demandante de empleo. En cualquier caso, la situación no tiene por qué ser crítica, una buena organización de un Curriculum y una adecuada explicación logrará que sigas en el proceso de selección o logres el contrato finalmente. 

Lagunas en el Curriculum, ¿cómo explicarlas?

Puedes recurrir a sencillos métodos para evitar que ese vacío laboral en tu Curriculum pese más que toda la experiencia o logros que hayas acumulado.

1. No incluyas meses en el Curriculum

Elabora un nuevo Curriculum en el que no incluyas las fechas concretas de cada puesto de trabajo, por ejemplo:

  • 2018: Prácticas en el departamento de ventas, en ASG
  • 2019: Coordinador de marketing, FVB
  • 2020: Departamento de ventas, Global Mkt.

Puede que en esos años, hayas tenido alguna brecha laboral en la que no has estado empleado pero, no incluir los meses concretos que comprendían los contratos, te ayudará a que pase desapercibido.

2. Elabora un Curriculum sin fechas

Una segunda opción es enviar un perfil basado en tu experiencia general en lugar de un Curriculum cronológico. De esta manera, podrás elaborar un listado especificando tu trayectoria, sin especificar fechas, por ejemplo: 

  • 1 año de experiencia en el departamento de ventas, en ASG.
  • 2 años como coordinador de marketing en FVB.
  • 2 años de expereiencia como asistente de ventas en Global Mkt.

3. Coloca la brecha laboral en un lugar poco notable del CV

Si es posible, coloca ese espacio en blanco en tu vida laboral en un hueco donde sea menos notable. Recuerda que tienes la opción de elegir entre un curriculum vitae cronológico y uno sin fechas. Por lo tanto, si el espacio aparece en la página dos, tras una primera página brillante no llamará tanto la atención del entrevistador. 

4. No inventes tu Curriculum

La mentira tiene las patas muy cortas y, además, los encargados de recursos humanos están más que acostumbrados a esas exageraciones, medias verdades y poca sinceridad de algunos candidatos. Por ejemplo, saben que eso de "mi inglés es de nivel medio", significa que es tirando a bajo y que no podrías manejarte en una conversación.

En este sentido, es preferible que te ajustes a la verdad y expongas aquella experiencia real que tengas. No intentes llenar una brecha en tu Currículum con un curso inexistente, un trabajo que no fue tal o un viaje de estudios que realmente fue uno turístico. Si la verdad sale a la luz, serás un candidato "mentiroso" y eso, no te abrirá las puertas.

Es preferible que seas honesto, sin embargo, mientras que en algunos escenarios no te quedará más remedio que ceñirte a la verdad, en otros puedes estirarla, envolverla o mantenerla en silencio. 

Cómo hablar sobre esa brecha laboral

Si el encargado de recursos humanos se ha dado cuenta, pese a tus esfuerzos que hay unos meses o incluso algunos años vacíos en tu trabajo, quedarás expuesto a decir la verdad, o al menos, a decirla de la manera más favorable para ti. ¿Cómo puede ser eso?

Cambio de estudios o abandono de ellos

Realizar un cambio en los estudios no ha de ser presentado como una rareza o una vergüenza. Darse cuenta de que no se tomó la decisión correcta al iniciar una carrera o un curso para tomar la decisión adecuada no requiere de justificación. Esto demuestra coherencia, perseverancia y voluntad. No has de esconder nada, solo explicar. A no ser que cambies de estudios cada semestre, en cuyo caso, será más complicado de explicar. 

Si la brecha laboral se produce entre la finalización de estudios y el inicio en el mundo laboral, puedes explicarlo de la siguiente manera. "No quería comenzar en cualquier trabajo, sino en uno adecuado a aquello para lo que me he preparado y lograr así iniciar mis prácticas adquiriendo experiencia útil". 

En el paro de forma temporal o desempleado de larga duración

Ningún director de Recursos Humanos verá con buenos ojos un período largo de desempleo, le hará sospechar sobre tu valía, incluso a pesar de que haya una crisis económica, pocas ofertas laborales, etc. Lo primero que habrás de explicar será la razón por la que estás desempleado, ¿te despidieron?, ¿te marchaste?

En el primer caso, mentir puede ponerte en una situación delicada si tu entrevistador intenta contrastar los datos. Es preferible que ensayes bien tu respuesta, escojas las palabras adecuadas, evites el rencor, no te presentes como víctima o hagas críticas directas hacia esa empresa. Mientras respondes mira directamente a los ojos a tu interlocutor. No te metas en jardines, una respuesta breve y directa es suficiente.

En el caso de que fueses tú quien abandone el trabajo puedes responder simplemente "Decidí marcharme por mi propia cuenta ante las diferentes formas de entender el modelo de negocio, creí que era lo más responsable y honesto" o también "Quise afrontar nuevos retos y enfocarme realmente en aquello para lo que me he preparado".

Si la empresa quebró, redujo personal a gran escala ante una crisis o tenías un contrato hasta finalización de obra, hay poco más que explicar. 

Una vez explicada la razón por la que dejaste de trabajar, todavía te queda un escollo y es explicar por qué se demoró tanto tu reentrada al mundo laboral, en el caso de ser desempleado de larga duración. Hay situaciones más fáciles de explicar como haberte tomado uno o dos años para cuidar de tus hijos, una enfermedad o cuidado de un familiar, en cuyo caso, siempre has de recalcar que seguiste formándote en ese tiempo por tu cuenta para mantenerte al día.

Si la razón fue porque no encontrabas trabajo, lo último que querrás dar es la impresión de haber pasado unos meses en el sillón de tu casa viendo serie y películas. Debes adoptar un enfoque doble: extrae todo aquello interesante y valioso que hiciste durante esos meses en el paro. Recalca que mientras encontrabas un puesto de trabajo acorde a tu experiencia, preferiste no entrar en otro sector o trabajar de cualquier otra cosa, sino persistir y mientras formarte todavía más. Existen cientos de seminarios de formación avanzada en Internet. 

Consejos para explicar un hueco laboral en el CV

- Cuando hables sobre ti a un empleador y estés relatando tu brecha laboral, nunca te refieras a ti como desempleado, tampoco introduzcas esta palabra en el CV. Utiliza "buscando trabajo" ya que aunque sea lo mismo, el impacto psicológico es totalmente distinto. La búsqueda indica dinamismo y persona activa. 

- En todo momento, evita titubear cuando hablas, prepara tu discurso y hazlo breve y conciso. Meterte en un jardín te llevará a cometer errores.

- Mira directamente a los ojos de tu interlocutor, evitar la mirada le dará pistas sobre la falta de veracidad en lo que dices.

- Dirige la conversación hacia las medidas que has tomado para mejorar tu experiencia y tus habilidades.