Cómo sacar un tornillo muy apretado o un tornillo roto

Trucos caseros para extraer tornillos que están muy apretados

Ernesto Díaz - 10 de abril de 2020 - Bricolaje

¿Estás intentando sacar un tornillo que parece haber sido pegado con adhesivo de fuerza máxima?, ¿por más que haces fuerza no gira ni un milímetro? Con el tiempo, algunos tornillos pueden ser realmente difíciles de quitar, bien sea porque se ha pintado encima, porque se han oxidado o porque fueron apretados de tal forma que no ceden ante el destornillador. 

Antes de dañar la cabeza del tornillo, bien sea de estrella o plano, evitando que se pueda introducir el destornillador, o de provocar un estropicio en el mueble o elemento que estás intentando desatornillar, pon a prueba algunos de estos útiles consejos para que sacar un tornillo muy apretado. Y, si en el trascurso de la operación, se rompe la cabeza del tornillo, te explicamos qué puedes hacer para extraer un tornillo roto

Trucos para sacar un tornillo muy apretado

Si vas a ponerte ya manos a la obra, evita utilizar una herramienta eléctrica para ello ya que podrías acabar con la cabeza del tornillo si es muy vieja, recurre preferiblemente al clásico destornillador de toda la vida: 

Utiliza lubricante para sacar el tornillo

¿Tienes en casa el clásico lubricante WD-40? Es muy útil para remover objetos atascados u otro tipo de problemas en el hogar como eliminar el óxido o la grasa

Pues bien, en este caso, solo has de rociar lubricante en aerosol sobre el tornillo ya que, si hay óxido alrededor logrará acabar con él y podrás girarlo de nuevo para poder extraerlo. Sigue las instrucciones del fabricante para aplicar este u otro producto similar. 

Elimina la capa de pintura

Si has pintado sobre el tornillo, es muy posible que haya hecho una función de pegamento entre el tornillo y la superficie alrededor. Por lo tanto, deberás eliminar la pintura. Para ello, utiliza un cincel y raspa la pintura de la cabeza del tornillo, tanto por la parte donde se introduce la punta del destornillador como todo el contorno de la cabeza. Si el tornillo es muy pequeño, puedes usar la punta de un cuchillo.

Utiliza un martillo para tornillos muy apretados

Si el tornillo no gira ni un milímetro, puedes intentar usar un martillo. En este caso, has de colocar el destornillador sobre la cabeza del tornillo e intentar girarlo mientras golpeas el destornillador con un martillo. En muchos casos, estos golpes secos, consiguen liberar el tornillo atascado. 

Taladra el tornillo

Si necesitas, sí o sí, eliminar el tornillo para poder abrir un elemento y no funciona ninguno de los consejos anteriores, puedes recurrir a un último y desesperado intento por sacarlo. En este caso, necesitarás un taladro. Coloca en él una broca de metal del tamaño de la cabeza del tornillo. Coloca el taladro sobre el tornillo, a una velocidad baja y taladra el propio tornillo. Ten cuidado de no dañar la superficie alrededor. 

Tendrás que perforar lo suficiente como para quitar toda la longitud del tornillo. Luego podrás parchear el hueco antes de poder instalar un tornillo nuevo. 

Trucos para quitar un tornillo roto

Si, intentando desatornillar un tornillo con alguno de los trucos anteriores se rompe la cabeza, ¿qué puedes hacer? Existen algunas técnicas que pueden lograr que extraigas el resto del tornillo: 

Utiliza una goma elástica

Coloca una goma elástica de banda ancha sobre la cabeza del tornillo y coloca el destornillador sobre la banda de goma, empuja fuerte como lo harías para desenroscarlo. 

Usa los alicates para sacar el resto del tornillo

Si la cabeza del tornillo se partió pero hay parte del mismo expuesto, puedes probar a sacarlo con unos alicates. Sujeta firmemente el extremo con ellos y gira el tornillo en sentido antihorario para extraerlo. 

Intenta extraer el tornillo con un martillo

A veces funciona colocar un destornillador sobre el tornillo pelado y golpear con un martillo sobre la cabeza del destornillador. Cuando notes que ha cedido un poco, usa el truco de la goma y el destornillador para terminar de extraerlo. 

Utiliza un taladro para sacar un tornillo roto

Si tienes un taladro y una broca que es ligeramente más pequeña que el orificio pelado en la cabeza del tornillo, intenta taladrar un pequeño orificio en el medio de la cabeza del tornillo. No taladres demasiado profundo.  A continuación, coloca el destornillador en el orificio y, cuando lo agarre, retira el tornillo. 

Si el tornillo se ha roto al ras de la superficie de la madera, puedes taladrar un canal alrededor del tornillo (no lo hagas si el tornillo está en un lugar muy visible).

También puedes probar con un taladro sin la broca: retira cualquier broca que tengas en tu taladro, coloca el portabrocas directamente sobre el tornillo y aprieta el portabrocas. Invierte el sentido del giro del taladro para desenroscarlo.