Por qué me salen granitos en la lengua y cuál es su tratamiento

Inflamación y escozor de las papilas gustativas

Alba Caraballo - 13 de octubre de 2018 - Salud

Es posible que, en alguna ocasión, te hayan salido granitos en la lengua. Son pequeños bultos, que adquieren un color blanco en la punta y que, tendemos a rozar entre los dientes una y otra vez. Puede que nadie se de cuenta de que los tienes, pero es difícil olvidarse de ese molesto grano que, incluso al contacto con la comida puede llegar a escocer.

Conoce la verdadera razón por la que salen granos en la lengua y qué puedes hacer.

Qué son y para qué sirven las papilas gustativas


La lengua está llena de pequeños granitos que nos ayudan a percibir el sabor de los alimentos y su textura, son las papilas gustativas. Son tan diminutos que no solemos percibirlos, pero en algún momento, algo provoca su inflamación y se convierte en una verdadera molestia.

Existen cuatro tipo de granitos que pueden aparecer en la lengua:

Papilas fungiformes: puede haber entre 200 y 400 y se sitúan por toda la la lengua, aunque principalmente en la punta y los bordes. Cada una de estas papilas contiene a su vez entre tres y cinco papilas gustativas.

Papilas circunvaladas son manchas más grandes que se encuentran en la parte posterior de la lengua. Suelen ser once y se disponen en forma de V.

Papilas foliadas: también está en la parte posterior de la lengua y los bordes. Captan los sabores salados.

Papilas filiformes: se encuentran en el centro y parte delantera de la lengua. Su función es térmica y táctil pero no contienen papilas gustativas.

Qué causa los granitos en la lengua

Mordeduras o golpes: las papilas pueden mostrarse agrandadas o abultadas como resultado de una lesión en la lengua, es decir, si te la muerdes accidentalmente. La sensación es de picor o ardor e incluso de más calor en la zona. Generalmente curan solas, sin necesidad de ningún tratamiento en unos días. Para evitar que se inflamen más debes evitar tomar líquidos muy calientes, las comidas muy picantes y los caramelos o dulces que se chupan.

Quemadura en la lengua: si tomas un alimento que está demasiado caliente, pueden producirse ampollas en la lengua. Son pequeños puntos rellenos de líquido. Intenta no morderlas para intentar romperlas, ni rozarlas demasiado para que curen cuanto antes. No suele necesitar tratamiento, tan solo mantener la boca limpia y usar colutorio bucal para evitar infecciones.

Lengua geográfica: es una mancha que aparece en la lengua con el borde blanco, parece formar fronteras o divisiones en la lengua, de ahí su nombre. Los médicos, en cualquier caso, la conocen como glositis transitoria benigna. No se conocen bien sus causas aunque se sospecha que puede estar relacionada con la deficiencia de vitamina B, alguna alergia o el estrés. Puede aparecer ya en la infancia y altera el sentido del gusto. Puede durar de una semana a un mes y no existe tratamiento específico para la lengua geográfica.

Candidiasis oral: es una infección de la boca que puede afectar también a la lengua produciendo manchas blancas en la lengua, mal sabor y dolor en la boca. Está causado por el hongo cándida y se produce por tener una mala salud en general, la toma de antibióticos, diabetes, usar prótesis dentales, estar en tratamiento de quimioterapia, padecer SIDA o incluso los bebés recién nacidos son propensos a padecerla. No suele requerir tratamiento, pero si persiste  resulta muy molesto se recetan antifúngicos para acabar con los hongos.

Infecciones virales: la gripe puede tener como consecuencia, entre otros síntomas, la aparición de granitos en la lengua. No suelen requerir tratamiento y cederán a medida que pase la infección.

Alergias alimentarias: algunas personas tienen reacciones ante ciertos alimentos. Esta alergia puede provocar picazón en la boca o la aparición de granitos en la lengua. Son, en general, reacciones leves ante ciertas frutas y verduras. Es recomendable visitar al médico para determinar cuál es la alergia que se padece. En estos casos, la hinchazón es transitoria y no requiere tratamiento.

Alimentación deficiente: una alimentación con exceso de grasas puede causar los granitos en la lengua ya que el cuerpo intenta eliminar ese exceso de grasa a través de la piel, de la misma manera que ocurre con algún tipo de acné. También puede producirlos llevar una alimentación deficiente en vitamina B y hierro.

Productos dentales: algunos enjuagues bucales e incluso pastas de dientes contienen sodium lauryl sulfate, un elemento que sirve para producir espuma y que puede ser el causante de los granitos. Si notas que los productos dentales que utilizan irritan tu boca, es hora de cambiarlos.

Cuándo ir al médico si tengo granitos en la lengua

Normalmente los granitos durarán unos días, pero deberías consultar a tu médico en caso de:

- Persistan más de una semana.

- Se vuelven cada vez más dolorosos, se van extendiendo.

- Si los granitos sangran.

Tu doctor se interesará por otros síntomas que pueden venir acompañando a los granos en la lengua para poder darte un diagnóstico y un tratamiento.

Cómo prevenir los granos en la lengua

Para evitar que aparezcan estos molestos granos lo fundamental es tener una buena higiene bucal, ya que evitará las infecciones orales e incluso ayudará a que la lengua sane antes en caso de que aparezcan.

Lo recomendable es lavarse los dientes después de cada comida (al menos durante 2 minutos), usar hilo dental y rematar el cepillado con enjuague bucal.

Tratamiento para los granos en la lengua

En general, los granitos blancos en la lengua curarán solos sin necesidad de ningún tratamiento aparte de mantener una buena higiene bucal, sin embargo, algunos remedios pueden ayudar a paliar la molestia:

- Beber mucha agua

- Evitar los alimentos azucarados.

- Tratamientos antifúngicos en caso de que la causa sea la candidiasis oral.

- Si lo causa una infección bacteriana, el médico podría recetarte antibióticos.

- Evitar las comidas ácidas y picantes mientras duren los granitos.

- Hacer gárgaras con agua tibia con sal de forma regular.

- Evitar los enjuagues bucales con alcohol.

- Evitar el alcohol y el tabaco ya que son irritantes.