Cómo ahorrar combustible conduciendo tu coche. Conducción económica

7 estrategias para gastar menos gasolina o diesel mientras conduces

Ernesto Díaz - 2019-04-26 11:52:00 - Coches

El precio del combustible es fluctuante por lo que, haciendo un mismo trayecto cada día, podrías gastar más o menos dinero al mes. Sea como fuere, seguro que te parece que inviertes un dineral en gasolina o en gasoil para poder desplazarte.

Pues bien, existen ciertos trucos que puedes poner en práctica en la carretara para realizar una conducción más económica. Descubre cómo ahorrar combustible conduciendo tu coche con sencillas estrategias.

Qué hacer para ahorrar combustible conduciendo el coche

cómo ahorrar combustible

La velocidad es uno de los factores que más influyen a la hora de consumir más o menos combustible durante un trayecto, pero realizar ciertos cambios de hábitos a la hora de conducir, pueden ayudarte a ahorrar un dinero al mes en gasolina o en diésel.

1. Haz el mantenimiento de tu coche regularmente

No esperes a hacer una puesta a punto al coche a ese momento en el que vas a salir de viaje o porque has de pasar la inspección de vehículos. Un mantenimiento y servicio regular mejora la eficiencia de tu coche y, por lo tanto, reduce el consumo de combustible.

Es importante que verifiques puntos como:

Las ruedas están bien hinchadas y tienen la presión que recomienda el fabricante. Si las has hinchado mucho para hacer un viaje con el coche cargado, asegúrate de devolverles el peso original después porque unas ruedas muy hinchadas afectan de forma negativa a la economizar combustible.

Comprueba el nivel de aceite de tu coche, no hace falta que seas mecánico, solo has de tomar la varilla en el interior del motor (siempre con el coche apagado y frío) y verificar que el nivel es el correcto. La propia varilla indica cuál es ese nivel. Debería estar entre el mínimo y el máximo.

Asegúrate que el depósito de refrigerante tiene el líquido necesario, de nuevo, en el mismo se indica cuándo está por debajo y cuál es el máximo.

2. La marcha más adecuada para consumir menos combustible

Una velocidad por encima de la media o lo necesario te llevará a consumir más combustible de lo que debieras por lo que has de tener en cuenta estos consejos:

No metas acelerones al coche, asegúrate que la aceleración es suave y progresiva. No se trata de salir de un semáforo como si estuvieras en la parrilla de salida del Gran Premio de Montecarlo.

El mejor truco es conducir con la marcha más alta posible para el coche mientras te mantienes en el límite de velocidad permitido en la vía donde te encuentres. Es decir,en áreas urbanas cambia de marcha lo más rápido posible, manteniendo bajas las revoluciones (que no suban de 2000 rpm) y alcanza una marcha lo más alta posible para una velocidad corta. Recuerda que, cuanto más rápido gira un motor, más combustible utiliza. Por lo que, una combinación de bajas revoluciones y marcha alta, te ayudará a ahorrar combustible conduciendo tu coche. Has de aprender a ajustar tu conducción de acuerdo en este sentido.

3. Anticípate mientras conduces

Mantener el coche a una velocidad constante siguiendo el consejo anterior es lo más favorable pero, hay que tener en cuenta las condiciones de la carretera. La conducción también depende de las condiciones del tráfico, de los semáforos, atascos… De esta manera, cuando disminuyes velocidad porque has de frenar ante un semáforo y vuelves a acelerar porque éste se abre, estás usando más combustible.

Lo que puedes hacer es conducir suavemente y utilizar con calma acelerador y frenos, no de forma brusca rápida. Si tienes que ir reduciendo velocidad porque te acercas a un semáforo, anticípate a lo que sucederá e intenta no tener que frenar del todo, ni tener que cambiar mucho de marchas para que, un suave acelerón te pueda dejar seguir avanzando y no tengas que reiniciar el coche desde la primera marcha de nuevo.

Otro consejo en esta línea es que, cuando te acerques a una pendiente, intenta acelerar un poco antes de llegar y luego deja que el impulso que llevas minimice el consumo de combustible. No aceleres tanto sino que deja que el coche se guíe por la propia velocidad que traía más la que le da la pendiente.

4. Evita la conducción de crucero en la ciudad

Muchos coches disponen de un sistema de velocidad de crucero para ahorrar combustible. Sirve para mantener una velocidad constante sin necesidad de ir cambiando marchas cuando estás en autopista, sin embargo, en ciudad es poco útil y tampoco debes usarlo en una carretera con pendientes. Resérvate esta función para una carretera lisa donde podrás realizar un ahorro de combustible más eficiente.

5. No conduzcas con el maletero o portaequipajes superior

Si usas una baca para poner las maletas, un portaesquís o un portaequipajes, evita llevarlo si no vas a utilizarlo. Esto hace que el coche cree una resistencia al viento y tenga que utilizar más combustible para reaccionar contra esa resistencia.

Según algunos estudios, la baca del coche añade un 16% de resistencia en una conducción media mientras que una caja o portaequipajes añade un 39%

6. Usa el aire acondicionado cuando sea indispensable

No uses el aire acondicionado a menos que sea necesario ya que, cuando lo activas, el motor está usando más potencia, por lo tanto, aumenta el consumo de combustible. Lo mismo ocurre con la calefacción. Cuánta más potencia le apliques a los sistema de refrigeración o calefacción del coche, mayor potencia necesitará el motor y mayor consumo realizará.

Lo mismo ocurre si conduces con las ventanillas bajadas. El aire entra en el coche y se genera una mayor resistencia del vehículo que ha de realizar un mayor esfuerzo para circular. 

7. No cargues el coche más de lo necesario

El maletero del coche no es un trastero, cuánto más peso soporte, más fuerza tendrá que emplear el motor para tirar del coche. Si no te vas de viaje y no tienes que trasladar ningún elemento, intenta llevar el maletero vacío. Con esta sencilla estrategia, estarás ahorrando combustible en tu conducción.