Cómo arreglar una persiana atascada o con la cinta rota

Arregla una persiana enrollable rota con este paso a paso

Ernesto Díaz - 2019-02-14 14:34:00 - Bricolaje

Las usamos a diario, ya sean de cinta, manivela o automatizadas, las subimos y bajamos constantemente a medida que llega la noche o el día. Son las persianas y es ese uso tan frecuente el que hace de ellas un elemento que puede deteriorarse con el mal uso o sencillamente con el paso del tiempo.

Existen muchos y diversos tipos de persianas desde las venecianas a las metalizadas enrollables. De estas últimas nos ocupamos en Quonomy.com y te contamos cómo arreglar una persiana atascada o con la cinta rota.

Las persianas en el hogar

Cómo arreglar una persinana

Las persianas son un complemento muy importante en muchos hogares, sobre todo en las ciudades en las que hay muchas horas de luz al día. Tienen diversos usos:

- Las persianas permiten que el calor no entre en verano y el frío no se escape en invierno.

- Además, ayudan a bloquear la luz del día y así favorecen el descanso en lugares donde hay mucha luminosidad.

- Aportan privacidad a una vivienda o a una estancia y evita que los vecinos puedan ver lo que ocurre dentro.

- Es una capa extra de seguridad frente a los ladrones.

- Supone una protección acústica frente a los ruidos del exterior junto con el acristalamiento.

Pasos para arreglar una persiana atascada o rota

Si, un buen día, vas a tirar de la cinta para subir la persiana y se atasca o se rompe, tienes dos opciones: llamar a un persianista o intentar arreglarla tú mismo. Si quieres optar por este recurso, te contamos qué pasos has de seguir.

Es importante, antes de ponerte a hacer bricolaje casero que conozcas cómo funciona una peersiana y qué elementos tiene:

  • El cajón: se encuentra sobre la persiana y la guarda cuando está enrollada.
  • Las guías: suelen ser de pvc o de aluminio y se ajustan entre sí.
  • El sistema de enrollado: podemos accionar la persiana a través de una cinta, es el sistema clásico y más extendido, una manivela o un interruptor, en cuyo caso tiene un sistema eléctrico.

1. Abre el cajón superior para dejar la persiana vista y desatornilla también el recogedor para soltar la cinta.

2. Saca la persiana por completo y limpia lama por lama para dejarla en óptimas condiciones antes de volver a instalarla. Limpia el interior del cajón de polvo y otros elementos, puedes ayudarte de una brocha. Comprueba que el eje gira correctamente.

3. Coloca ahora una cinta nueva en su cajetín y comprueba que está bien anclada al eje.

4. Para volver a colocar la persiana, introduce de nuevo la persiana en su lugar y deja que caiga por completo, como si estuviera cerrada.

5. Coloca en el extremo superior un poco de cinta de persiana para volver a unir la persiana al eje. Tendrás que introducirla por dos de las aberturas de la lama, intenta poner la cinta en aberturas simétricas. Taladra la cinta al eje.

6. Comprueba ahora que, tirando de la cinta, que todavía está suelta y no la has colocado en su recogedor inferior, la persiana sube y baja perfectamente. Si el recogedor tuviera algún desperfecto, también habrías de cambiarlo.

7. Introduce el extremo la cinta por su hueco en el recogedor y fíjate utilizando la pestaña que incluye el recogedor.

8. Ya puedes colocar el recogedor en su sitio y tienes la persiana arreglada y en perfectas condiciones.

Puedes pensar que es un trabajo difícil que requiere las manos de un experto y, aunque ciertamente, un profesional lo hará en menos tiempo y realizará un trabajo de precisión, si no puedes permitirtelo, intenta hacerlo tu mismo. En Quonomy.com lo hemos intentado y… ¡conseguimos arreglar una persiana rota!