Cómo blanquear la ropa blanca amarillenta o muy sucia sin usar lejía

4 trucos muy útiles para blanquear la ropa blanca con manchas

Andrea Hidalgo - 22 de febrero de 2019 - Trucos caseros

Con el uso las camisas, camisetas, ropa interior o calcetines blancos se vuelven amarillos o van acumulando pequeñas manchas difíciles de quitar. Antes de tirarlos o dejarlos para estar en casa, toma nota de estos sencillos trucos caseros para blanquear la ropa blanca que está amarillenta o muy sucia y además, sin usar lejía.

Ropa blanca con manchas que no salen


Es muy probable que, algunas manchas no salgan en la lavadora, ya sea esas marcas amarillas que deja el desodorante o las gotas de grasa o restos de tomate que caen al comer. Incluso esos cercos que van quedando en los calcetines blancos.

Y es que, algunas manchas están más incrustadas y hacen que la ropa blanca se vea más vieja y desgastada de lo que está realmente.

Si tienes en casa unas cuantas prendas o incluso trapos, fundas del sillón, colchas u otros elementos que han amarilleado con el tiempo, toma nota de cómo blanquear ropa blanca con trucos caseros sencillos.

Trucos caseros para blanquear ropa blanca

Percarbonato de sodio o peróxido de hidrógeno para blanquear ropa

Es un producto utilizado en limpieza que se obtiene de la reacción el peróxido de hidrógeno y el carbonato de sodio y es muy útil por sus propiedades blanqueantes. Lo puedes adquirir en cualquier supermercado.

Para comenzar el proceso necesitas:

  • Limón
  • Agua
  • Peróxido de hidrógeno
  • Palangana

- Llena una palangana con agua muy caliente y añade 2 cucharadas de peróxido de hidrógeno y 100 ml de zumo de limón.

- Introduce la camiseta o la prenda que necesites blanquear y asegúrate de que queda toda la prenda sumergida.

- Verás que, poco a poco, se va produciendo espuma en la palangana, es el peróxido que está actuando. Remueve las prendas de vez en cuando para que siga sumergida la prenda en toda su superficie.

- Deja que repose durante 20 minutos, poco a poco irá dejando de salir espuma y el agua de tu palangana se irá tornando oscura, por la suciedad que va saliendo de la ropa.

- Verás que ha salido toda la mancha y ya solo has de proceder a lavarla en la lavadora.

- Si aun quedara alguna mancha, añade en el lavado, en el cajetín del detergente, dos cucharadas de peróxido de hidrógeno.

Blanquear ropa blanca con limón y sal gruesa

El limón no solo es una fruto comestible con el que podemos hacer salsas o dar sabor a las comidas, además es un aliado en el hogar ya que es desinfectante, aromatizando y además, blanqueador.

Para blanquear ropa con limón necesitas:

  • Agua
  • Palangana
  • Limón
  • Sal gruesa

- Llena una palangana con agua bien caliente e introduce la ropa a blanquear.

- Añade medio tapón de tu detergente habitual.

- Vierte el zumo de un limón grande.

- Añade dos cucharadas soperas de sal gruesa.

- Remueve todo bien para que se mezclen los ingredientes con la ropa, puedes usar una cuchara de madera para no quemarte las manos y deja reposar media hora.

- Mételo como haces habitualmente en la lavadora para terminar de lavar.

Bicarbonato de sodio y limón para blanquear la ropa

El bicarbonato de sodio lo puedes usar tanto para tratar la acidez tras las comidas como para limpiar la casa ya que tiene fantásticos resultados sobre la limpieza del hogar. Para blanquear la ropa necesitas

- Antes de lavar la prenda que ha amarilleado o tiene una mancha en la lavadora, aplica directamente en la zona a limpiar un poco de bicarbonato de sodio.

- Corta un limón por la mitad y frota sobre el bicarbonato con él, deja que salga el jugo y se mezcle con los polvos y que todo este jugo penetre bien en la mancha.

- Deja reposar unos minutos y lava en tu programa habitual en la lavadora.

Agua oxigenada para la ropa blanca que ha amarilleado

En este caso no realizaremos ningún proceso previo al lavado. Tan solo si la mancha es profunda, vierte un poco de agua oxigenada sobre la zona antes de proceder al lavado en lavadora.

Cuando pongas el programa, añade en la cubeta con el detergente media taza de agua oxigenada y procede a lavar.