Cómo limpiar los azulejos del baño y la cocina para que reluzcan como nuevos

Trucos caseros para dejar los azulejos de tu casa limpios y brillantes

Andrea Hidalgo - 2019-02-06 12:34:00

Es posible que los azulejos que están en la zona de la cocina o aquellos en el área del baño los friegues con más frecuencia pero, ¿qué ocurre con esos azulejos en zonas altas o en lugares de menor uso? Al menos una vez por temporada, es conveniente limpiar los azulejos del baño y la cocina para eliminar grasa, suciedad, polvo y otros elementos que pueden quedar adheridos. Y es que los azulejos son superficies no porosas, es decir, no absorben. Por lo que la suciedad quedará incrustada pero será fácil de eliminar.

6 trucos caseros para limpiar los azulejos del baño y la cocina

cómo limpiar los azulejos

Limpiar las zonas más altas de los azulejos

Si te resulta complicado limpiar las zonas más altas de tu baño y cocina y ves que acumula ya cerco, puedes probar a utilizar el truco de la escoba.

- Cubre tu escoba con un trapo de microfibra y fíjalo al palo utilizando una goma.

- Aplica limpiador (te será más sencillo usarlo en spray para llegar hasta lo alto) en las zonas a limpiar.

- Pasa la escoba por todo el área de los azulejos. El palo te ayudará a llegar allí donde no te alcanza el brazo sin necesidad de subirte a una escalera.

Limpiar azulejos del baño y la cocina con vinagre y agua

El vinagre blanco es una solución muy utilizada para la limpieza de diferentes objetos ya que consigue excelentes resultados. En este caso:

- Mezcla una parte de vinagre y la misma de agua y viértelo en un pulverizador.

- Aplica el producto que has elaborado sobre los azulejos.

- Pasa un paño de microfibra, previamente humedecido, por la superficie frotando bien para eliminar toda la grasa y desinfectar los azulejos.

- Si ves que el trapo se va poniendo negro y está muy sucio, enjuágalo, retira el exceso de humedad y prosigue con la tarea.

Limpiar los azulejos con agua y alcohol

El alcohol es otro de esos productos que nos ayudan en la limpieza del hogar por sus propiedades antibacterianas y desinfectantes. Además, ayuda a dejar las superficies brillantes. Para utilizar el alcohol en la limpieza de tus azulejos:

- Mezcla en un pulverizador una parte de alcohol y la misma de agua.

- Agita y aplica directamente sobre los azulejos

- Frota con un paño de microfibra, humedecido previamente, y elimina bien toda la suciedad.

Limpiar azulejos con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio no es solo un producto muy usado para aliviar el ardor estomacal, además se puede utilizar en la limpieza del hogar por sus propiedades desinfectantes y su poder desincrustante.

- Toma una esponja o un estropajo y humedécelo.

- Vierte un poco de bicarbonato de sodio en la superficie y frota los azulejos.

- Enjuaga con un paño humedecido y seca.

Cómo limpiar los azulejos con amoniaco

El amoniaco es uno de los productos más valorados para limpiar cocinas y baños ya que es muy efectivo para quitar manchas difíciles, eliminar la grasa y además desinfectar las superficies. Si vas a limpiar con amoniaco, nunca lo mezcles con otros productos, sólo dilúyelo en agua ya que es un producto muy irritante. Úsalo siempre protegido con guantes.

- Llena de agua tibia un barreño y añade un chorrito de amoniaco.

- Moja un paño de microfibra y ve limpiando la superficie de los azulejos

- Abre la ventana y ventila la estancia mientras lo haces para evitar intoxicarte.

Limpiar las juntas de los azulejos

Si el azulejo está demasiado sucio y las juntas se han oscurecido, puedes recurrir al truco del cepillo de dientes. Para ello elabora una masa a partir de una parte de bicarbonato de sodio y la misma de agua, impregna el cepillo de dientes en la pasta y aplícalo en las juntas. Deja que repose durante unos minutos y después enjuaga y seca.