15 increíbles usos del bicarbonato de sodio que no conocías

Otros usos del bicarbonato sódico además de aliviar las molestias estomacales

Alba Caraballo - 2019-01-10 18:20:00

Es posible que en tu casa tengas un bote de bicarbonato de sodio y lo utilices para esos días en los que sientes acidez estomacal, gastritis, molestias de estómago o has hecho una mala digestión. Pues bien, has de saber que, si solo lo utilizas para este motivo, estás desaprovechando un elemento único que ofrece excelentes resultados para limpiar, acabar con malos olores, molestias en la piel o parásitos en plantas. No te pierdas todas las aplicaciones que tiene el bicarbonato de sodio y que no conoces. 

Para qué sirve el bicarbonato de sodio además de tratar la acidez estomacal

usos del bicarbonato de sodio

1. Enjuague bucal: puedes utilizarlo como sustituto si se ha acabado el tuyo ya que actúa como antimicrobiano y antibacteriano. Solo has de disolver media cucharadita de bicarbonado sódico en medio vaso de agua, remover y enjuagar.

2. Mantener las toallas suaves y esponjosas: si tus toallas han quedado rígidas y duras, haz un lavado añadiendo bicarbonato de sodio en el cajetín del detergente. Ayudará a aflojar las fibras que han podido quedar prietas les devolverás la suavidad. Además,, eliminarás malos olores que pueden haberse acumulado.

3. Calmar las molestias de las aftas bucales: si tienes llagas en la boca, enjuagarte con bicarbonato de sodio te ayudará a calmar el dolor y a ir curándolas.

4. Reblandecer las durezas de los pies: sumerge los pies en agua con bicarbonato sódico y verás como los callos y durezas se reblandecen.

5. Acabar con los malos olores de tu nevera: algunos alimentos pueden dejar un pésimo olor en tu frigorífico, a pesar de haberlo fregado, por lo que una buena solución es dejar una taza con bicarbonato de sodio en la parte posterior de la nevera ya que puede neutralizar esos malos olores.

6. Blanquear la ropa: esta sal soluble puede ayudar a eliminar la suciedad de la ropa que ha quedado incrustada ya que interactúa con los ácidos de las manchas y contribuye a eliminarlos. Si lo añades a tu lavadora de ropa blanca, esta saldrá como nueva.

7. Limpiador en la cocina: mezcla un poco de agua con unas cucharadas de bicarbonato de sodio hasta crear una masa, aplícala allí donde las manchas sean más difíciles, ya sea en el horno, en el microondas, tazas con manchas de café, los azulejos o lugares que acumulen grasa. Verás cómo el bicarbonato actúa y se lleva por delante toda esa suciedad incrustada.

8. Eliminar las manchas difíciles en alfombras y tapicerías: mezcla bicarbonato de sodio con agua y un chorro de vinagre. Esta combinación crea un componente muy común en los productos de limpieza. Hará una reacción efervescente que ayudará a descomponer las manchas. Aplica allí donde está la mancha, deja que actúe durante una hora y después cepilla y limpia.

9. Limpiar cazuelas quemadas: si has cocinado y se te ha quemado la comida, es posible que una costra de comida quemada haya quedado adherida al fondo de tu cazuela. Para eliminarlo sin necesidad de pasar horas rascando, mezcla agua con bicarbonato de sodio y deja que hierva en la cazuela, después te será mucho más sencillo eliminar los restos.

10. Desodorante de zapatos: coloca un poco de bicarbonato de sodio en un trocito de tela y ciérralo con una goma, como si hicieras una pequeña bolsita. Coloca la bolsita dentro de los zapatos que desprendan mal olor, verás cómo ayuda a ahuyentar malos olores.

11. Limpiar tus cojines y almohadas: para eliminar bien los malos olores y la suciedad, lávalos añadiendo bicarbonato de sodio a la lavadora. Acabará con las bacterias y las manchas difíciles. 

12. Acabar con las manchas del colchón: mezcla en una botella con pulverizador, bicarbonato de sodio, peróxido y jabón de lavavajillas. Rocía el producto y déjalo reposar durante unos minutos, después pasa un trapo húmedo arrastra el resto de suciedad.

13. Fregadero como nuevo: si pulverizas una mezcla de agua, bicarbonato de sodio y  peróxido para limpiar el fregadero quedará brillante como si acabaras de comprarlo.

14. Contra los parásitos de las plantas: pulveriza una mezcla a base de agua y bicarbonato de sodio sobre el sustrato para ahuyentar a los parásitos.

15. Para las picaduras de insectos: prepara una plasta a base de agua y bicarbonato de sodio y aplícalo directamente sobre la picadura para aliviar la picazón.