Cómo limpiar el doble cristal del horno sin desarmarlo (truco sencillo)

Trucos de limpieza para el cristal del horno

Andrea Hidalgo - 2020-05-25 15:56:00 - Trucos caseros

Es un hecho, limpiar el horno y dejarlo como si acabara de llegar de la tienda es todo un reto. Con el tiempo, la grasa y restos de comida pegados se llegan a incrustar tanto que, limpiarlo es entretenido y laborioso.

De hecho, puede que dejes el interior del horno limpio como la patena pero, sigas viendo porquería entre el doble cristal del horno, ¿sabes cómo ha llegado la suciedad hasta ahí?, ¿cómo se puede limpiar el doble cristal del horno sin desarmarlo?

Te proponemos dos formas de hacerla: una sin extraer el doble cristal y otra sacándolo para limpiarlo fuera del horno.

Leer también: cómo limpiar el horno de forma fácil y rápida

Truco para limpiar el doble cristal del horno

trucos para limpiar el cristal del horno

Muchas personas saben como limpiar el interior del horno pero no saben cómo limpiar entre los cristales de vidrio que forman la puerta del horno. Con el tiempo, en este espacio se puede acumular mucha suciedad antigua que, se junta con la nueva porque no quieres desarmar la puerta del horno para extraer uno de los cristales. 

Para evitar que tengas que ponerte a hacer bricolaje con tu horno, te presentamos un truco muy sencillo, rápido y útil para limpiar entre los dos cristales del horno. 

- Si te fijas en la imagen que te presentamos, por la parte de abajo de la puerta hay un hueco abierto, es un hueco perfecto para poder acceder a la zona entre los dos cristales sin tener que desarmar la puerta.

limpiar el cristal del horno

- Pues bien para limpiar bien y poder acceder a él, tendrás que abrir el armario que tienes bajo el horno, si lo hubiere, o retirar el cajón del horno. En definitiva, has de dejar un hueco para poder acceder a esta abertura y proceder a la limpieza.

- Para poder llegar a esta zona, puedes usar dos elementos: una percha antigua que puedas deshacer o una pala de madera, según la longitud de la puerta de tu horno. Si es muy larga, tendrás que abrir el alambre de una percha y enderezarlo para que puedas insertarlo y llegar a todos los rincones. 

- Empapa una bayeta con agua y producto para limpiar tu horno (puedes usar lavavajillas o un producto removedor de la grasa). Ata a la pala de madera o al alambra una bayeta (puedes utilizar una goma para que no se te escape cuando estés limpiando), y comienza a pasar tu instrumento improvisado de arriba a abajo y de lado a lado. Ten cuidado al colocar la bayeta en el alambre para que no salga el extremo superior arañando el cristal.

truco para limpiar el doble cristal del horno

- Es un poco entretenido y tendrás que realizar varias pasadas, enjuagando bien la bayeta en cada pasada hasta terminar la limpieza y dejarlo en óptimas condiciones, sin embargo, es un truco muy útil si te da miedo quitar las sujeciones del cristal interior para extraerlo y limpiarlo en el fregadero. 

Consejo: si la bayeta que tienes es demasiado grande y no entra al enrollarla, corta un trozo y limpia con él, podrás guardarlo para la próxima ocasión que hayas de limpiar el doble cristal del horno.

¿Cómo se extrae el doble cristal del horno para limpiarlo?

como desmontar el doble cristal del horno

Si no consigues limpiar bien el doble cristal con este truco o prefieres abrir el cristal y limpiarlo, lo primero que has de hacer es buscar las instrucciones de tu horno y ver dónde está la abertura. 

En general, suelen estar en los laterales superiores del horno, a cada lado de la puerta. Basta con apretar una ranura, desatornillar o empujar una pestaña para liberar el cristal.

Al hacerlo saldrá la parte superior liberando el cristal. Ten mucho cuidado al realizar este procedimiento porque si se cae el cristal al suelo, podría dañarse impidiendo que puedas usar el horno hasta que repongas el cristal. Aguanta bien la puerta mientras extraes la parte superior porque el cristal está sobrepuesto. 

Una vez fuera el doble cristal ya puedes limpiar la puerta de cristal por dentro y la pieza que has extraído. A continuación, limpia bien el vidrio que tienes fuera del horno, por ambas caras. Puedes usar lavavajillas o un quita grasa porque esta zona puede haber acumulado grasa de los distintos horneados que realizas. 

Vuelve a colocar con cuidado la ventana en sus sitio volviéndola a fijar con la barra superior, en muchos hornos basta con hacer click en la barra para que quede colocado en su sitio de nuevo.