Por qué tengo una calentura en la boca

Inflamación y escozor en el labio, ¿qué puede ser?

Alba Caraballo - 15 de diciembre de 2020 - Salud

Si tienes una zona del labio un poco más hinchada, se ve enrojecida, tiene algunos bultitos y, sobre todo, notas escozor en la zona, es más que posible que tengas una calentura en la boca, también conocida como herpes labial. 

El herpes oral suele aparecer en un primer momento como como pequeñas llagas que posteriormente se llenan de líquido y se forman ampollas. Suele surgir a causa de un virus que se transmite a través del contacto, este virus puede permanecer "dormido" durante años hasta que, un día, una bajada de defensas o un momento de estrés, puede activar la calentura en los labios.

¿Cuál es la diferencia entre calentura y herpes?

La calentura y el herpes labial es lo mismo, son dos formas de llamar a esas pupas que aparecen en el labio. Son como pequeñas ampollas que están llenas de líquido transparente que terminan formando una costra tras unos días.

Una calentura en la boca puede durar entre diez día y dos semanas y está provocada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS tipo 1), responsable de las ampollas que supuran, pican e incluso duelen. Es una afección muy frecuente que afecta a niños, jóvenes y adultos por igual. Aunque no reviste gravedad, puede ser molesta ya que en la fase inicial provoca escozor y picazón en el labio. 

Según algunas estadísticas el 90% de los adultos portan anticuerpos contra el VHS tipo 1, esto indica que, en algún momento determinado entraron en contacto con él. 

Aunque la primera infección provocada por este virus suele suceder antes de los seis años, es probable que pase desapercibida. Sin embargo, esta afección es para toda la vida, por lo tanto, mientras que a algunos adultos solo es aparecen las ampollas y el escozor muy esporádicamente o una vez en su vida, otros han de sufrir estas molestas vesículas frecuentemente durante toda su vida.

De hecho, es más probable que se desarrolle en ante una bajada de defensas provocada por un catarro, en personas que han sufrido alguna operación, cáncer, enfermedad de la sangre o han de tomar medicamentos que inhiben el sistema inmunológico. 

Cómo es una calentura en la boca o herpes labial

El virus actúa de la siguiente manera: penetra por la capa superior de la piel, donde va provocando unas vesículas en el labio, pero además, viaja hacia dentro a lo largo de las fibras nerviosas hasta las células de la médula espinal y allí, anida y permanece en reposo. Pueden pasar años antes de que aparezca un primer brote y, mientras tanto, pasa desapercibido y la persona si siquiera sabe que lo porta.

Muchos organismos logran mantener el virus bajo control, por lo que estas personas prácticamente no tienen más que uno  o ningún episodio de herpes labial en su vida. Otros, por el contrario, se ven más afectados y suelen padecerlo de forma frecuente. 

Mientras que el herpes simple tipo 1 afecta a los labios, existe otro tipo de este virus, el tipo 2, que afecta a los genitales. Es el herpes genital que también puede transmitirse al área de la boca a través del contacto con los genitales y que, aunque tiene una menor incidencia que el herpes labial, se estima que entre un 15 y un 20% de los adultos ya ha tenido contacto con esta variante. 

El virus del herpes simple tipo 2 relacionado afecta particularmente a los genitales y causa el llamado herpes genital . Aproximadamente del 15 al 25 por ciento (la información fluctúa) de los adultos ya ha tenido contacto con la variante tipo 2. Este tipo de virus también puede transmitirse al área de la boca y los labios a través del contacto con los genitales.

Qué causa la calentura en la boca 

Como hemos visto, la calentura o herpes labial lo provoca un virus pero, ¿cómo entramos en contacto con él? Se transmite por contacto directo a través de la saliva o contacto cercano por la piel. 

Por ejemplo, si alguien con el virus tose, estornuda o al hablar suelta gotitas de saliva junto a nosotros, podemos contagiarnos. También si utiliza vasos, cubiertos u otros objetos personales de alguien infectado. Asimismo, si tu piel entra en contacto directo con el virus, existe una alta probabilidad de contagio, por ejemplo al besar o tocar las ampollas. 

Sin embargo, como hemos visto, se estima que el 90% de los adultos portan el virus, ¿entonces por qué no todo el mundo sufre de calentura en la boca?

La delicada piel de los labios es particularmente propensa a las infecciones. El virus que está inactivo en las células nerviosas puede volver a activarse bajo ciertas condiciones. Los responsables esa reactivación del herpes labial son, entre otras cosas, trastornos del propio sistema inmunológico del cuerpo. Algunos desencadenantes típicos de la aparición de ampollas:

- Algún tipo de enfermedad infecciosa como la gripe o un catarro y la fiebre.

- El estrés mental, ansiedad, miedos, fatiga y cansancio puede activarlo.

- Cambios hormonales en mujeres que se produce con la regla o con el embarazo.

- La luz solar intensa puede activarlo ya que provoca la supresión de las células inmunitarias de la piel.

- Algunos medicamentos inhiben el sistema inmunológico, así como enfermedades como el cáncer o el sida.

Tengo bultitos en el labio, ¿es un herpes?

Incluso antes de que el primer bultito blanco salga en el labio, algunas personas que portan el virus del herpes simple notan otra serie de síntomas: sensibilidad en la boca, una ligera sensación de ardor o escozor, una sensación de tensión o una sensación de hormigueo en este punto. 

Este tipo de síntomas iniciales pueden durar unas horas o un día entero. Sin embargo, no siempre se notan estos indicadores, por lo tanto, de la noche a la mañana comienzas a notar esos bultitos. Cuando ocurre por primera vez, los ganglios linfáticos en el área afectada generalmente se inflaman provocando dolor.

Las ampollas se llenan rápidamente de líquido transparente y, tras unos días, revientan dejando una herida pequeña y sensible, que al poco tiempo forma una costra amarillenta. Si no realizas ningún tipo de tratamiento, habrá curado sola en dos semanas o menos. En este tiempo, has de tener precaución ya que, mientras no estén llenas de costras, otras personas pueden infectarse al tocarlas.  

Ver también: ¿Es malo arrancarse las costras de la piel?

Cuál es el tratamiento para el herpes oral o calentura en la boca

Ante la duda, consulta con tu médico quien, con una simple exploración visual podrá confirmarte si tienes un herpes simple en los labios.

En cualquier caso, el tratamiento que se suele seguir para este tipo de herpes es: 

1. No realizar ningún tipo de tratamiento: algunos afectados no hacen nada, ya que las ampollas desapareen por sí solas tras dos semanas y no les resulta muy molesto.

2. Acelerar el proceso de curación y aliviar los síntomas: para aquellos que resulta molesto y les escuece o les molesta que los demás les vean con la costra en el labio, solo hay tratamientos que pueden agilizar la sanación de la calentura. Los geles desinfectantes o bálsamos labiales a base de productos naturales pueden calmar mucho la piel del labio y puedes aplicarlos tantas veces como quieras. Muchos de ellos contienen productos como aloe vera, árbol de té, limón, caléndula, etc. En cualquier caso, los geles y cremas solo funcionan muy bien si se aplican de manera constante ante los primeros signos de herpes. 

En ocasiones, cuando el virus se trata a menudo localmente, puede generar resistencia. Si el herpes se muestra más virulento y molesto e incluso se propaga, tu médico podría recetarte un fármaco antiviral para tratarlo.