Qué señales indican que tienes un amor tóxico

7 síntomas de una relación tóxica. No es amor aunque lo parezca

Alba Caraballo - 2018-12-31 08:14:00 - Relaciones

Cuanto tienes un amor tóxico, no es fácil reconocerlo. Es más sencillo que tus amigos o familiares que conocen tu historia de amor se den cuenta antes que tu que esa relación no te hace sino daño. Y es que, las emociones que rodean el enamoramiento y la pasión hacen fácil confundir el amor verdadero con ciertos patrones tóxicos. Puede parecer amor, pero no lo es. Estas señales apuntan a que puedes tener un amor tóxico.

7 formas de identificar un amor tóxico

Amor tóxico

Si has llegado hasta aquí, es posible que hayas comenzado a pensar que, esa historia de amor que pintaba tan idílica y bonita, se ha ido corrompiendo con el tiempo y te hace sufrir más que aportar cosas buenas. Si tienes un amor tóxico es posible que vivas en la inseguridad, la ansiedad, el control excesivo, el chantaje psicológico, los celos y la falta de libertad. Estos signos hablan de relaciones tóxicas que, en definitiva, corresponden a amores que no lo son tanto.

Relaciones de altibajos

Puedes pasar momentos apasionados y felices, acompañados de otros miserables y profundamente tristes. El amor tóxico vive en un estrés constante ya que la relación es una constante ciclotimia, y el ciclo se repite una y otra vez. Esos momentos apasionados y buenos son de corta duración pero se utilizan como excusa para sobrellevar el resto del tiempo en el que las cosas no funciona, se discute en exceso, hay falta de comunicación, de entendimiento y, en ocasiones, traspaso de los límites en cuanto a insultos y faltas de respeto.  

Pones excusas ante los demás por el comportamiento de tu pareja

Si a los demás les extraña cómo te habla o cómo te trata y tú siempre intentas excusarle “tuvo una mala semana”, “está pasando un mal momento”, y esto se repite de forma constante. Quizás es hora de analizar si los demás tienen razón y dejar de defender a tu pareja de todas sus equivocaciones.

Relación tóxica con dudas constantes

Un amor verdadero y positivo pasa por la confianza, la seguridad y el bienestar del uno con el otro. Sin embargo, cuando la otra persona te lleva a sufrir dudas constantes sobre sus sentimientos y su fidelidad caerás en la inseguridad crónica y el sufrimiento. Puede que sus palabras hablen de amor, pero su forma de tratarte y relacionarse contigo no lo confirmen.

El amor tóxico pasa por tener miedo constante a perder a la pareja

Vivir con las dudas y el miedo a perder a tu pareja no es vivir en una relación sana, es vivir en una relación tóxica. El amor no pasa por el temor constante y latente a que te abandone. Si ese miedo es fundado, es posible que el amor en tu relación sea unidireccional, y la otra persona no sienta lo mismo que tu.

Control y falta de libertad es sinónimo de amor tóxico

Si tu pareja te controla el teléfono, las salidas, la ropa, la forma de hablar y de pensar, está claro que no vives en una relación sana, tienes un amor tóxico. El amor pasa por dejar a la otra persona la libertad para que sea ella misma, sin controles, manipulaciones y sin mandatos.

Excesiva dependencia en la pareja

Cuando una persona solo desea estar con su pareja, abandona amistades, familiares, actividades y hobies porque lo único que desea en la vida es estar al lado de su pareja, nos enfrentamos a un amor tóxico y asfixiante.

Te hace sentir culpable

Una relación pasa por momentos en los que hay conflictos. Si en tu caso siempre eres el culpable de todo lo que ocurre y la negociación termina en un punto en el que has de pedir perdón porque nunca tienes razón, podemos hablar de un amor tóxico.