8 trucos infalibles para limpiar el acero inoxidable

Métodos útiles para limpiar cubiertos, cazuelas o frentes de acero inoxidable

Andrea Hidalgo - 2021-05-25 16:14:00 - Trucos caseros

El acero inoxidable es un elemento muy presente en las cocinas, tanto en utensilios como en electrodomésticos o embellecedores y remates de muebles. 

De esta manera, es más que posible que, si echas un vistazo a tu cocina lo encuentres en el fregadero, los grifos, los tiradores, el interior del lavavajillas, la campana, cubiertos, cazuelas, etc.

Y es que, una de las propiedades más valoradas del acero inoxidable es su resistencia junto con el brillo del metal. Es un elemento perfecto para elementos de uso muy frecuente porque, incluso con poco cuidado, se ve brillantes y atractivo.

Sin embargo, si en tu cocina los elementos de acero ya no brillan tanto, aquí van nuestros 8 trucos infalibles para limpiar el acero inoxidable.

Ver también: Cómo limpiar tu fregadero de acero inoxidable

Los mejores trucos para limpiar el acero inoxidable

cómo limpiar el acero inoxidable 

El acero inoxidable es un material particularmente resistente con el que se fabrican sartenes, ollas, cubiertos y frentes de electrodomésticos. Sin embargo, se pueden ver huellas, salpicaduras y manchas en su superficie, independientemente de si es mate o brillante.

¿Qué ocurre en este caso? El acero inoxidable ya no se ve tan elegante o brillante si está cubierto de salpicaduras de grasa, marcas de dedos y otras cosas por el estilo. Te mostramos cómo limpiar acero inoxidable con sencillos remedios caseros:

Ver también: Cómo quitar la grasa del filtro de la campana

1. Agua caliente y lavavajillas

En realidad, para limpiar bien el acero inoxidable no necesitas comprar un producto específico. Las manchas de grasa o restos de comida presentes en tus elementos de acero pueden salir fácilmente con un poco de lavavajillas y un estropajo suave. De echo, no es recomendable utilizar productos agresivos que puedan dañar este acabado, ni tampoco utilizar estropajos de aluminio o muy duros que puedan rayarlo. 

Y es que, ni siquiera el acero inoxidable de alta calidad es resistente a algunos productos que contienen ácidos corrosivos.

Por lo tanto, lo ideal es frotar con una esponja o paño impregnado en lavavajillas y aclarar con abundante agua posteriormente. Quedará brillante. 

2. Bicarbonato de sodio para limpiar acero inoxidable

Si la superficie que estás limpiando está más sucia de lo que pensabas o no salen bien algunas marcas, puedes utilizar bicarbonato de sodio y eliminar con él esa película o neblina que parece haber quedado en el acero inoxidable.

Para ello, mezcla tres cucharadas de bicarbonato sódico con una de agua y elabora una pasta con estos dos elementos. Aplica la pasta y frota con ella en las zonas más sucias para que, esas partículas que tiene el bicarbonato puedan actuar contra la suciedad más incrustada. 

Para terminar enjuaga con abundante agua y, pasa un paño seco si quieres dejar la superficie en prefecto estado de revista.

3. Vinagre para limpiar el acero inoxidable

El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos productos que, aunque guardemos en la cocina, se pueden utilizar para limpiar distintas superficies del hogar con excelentes resultados, y es que tienen propiedades antibacterianas y antisépticas y además, son perfectos para eliminar manchas difíciles.

El vinagre es un elemento totalmente polivalente. Se utiliza para cuidar la ropa, limpiar la casa, evitar invasiones de insectos y malezas, el vinagre de verdad que te sorprenderá. Los usos del vinagre son casi infinitos. 

En este caso es perfecto si en tu zona el agua del grifo es muy dura y contiene mucha cal, lo cual puede dejar tu fregadero de acero inoxidable con manchas blanquecinas. 

Con una mezcla de tres partes de agua y una parte de vinagre, puedes combatir la cal, es un remedio casero muy fácil de poner en práctica y muy útil. De hecho, te recomendamos que tengas un pulverizador con este compuesto para utilizarlo habitualmente.  con un remedio casero muy simple.

4. Zumo de limón

El ácido cítrico ayuda con la cal, pero también se puede utilizar para eliminar la suciedad. Eso sí, te recomendamos que uses guantes cuando limpies con limón porque podría irritarte la piel. 

En este caso, mezclaremos también tres partes de agua con una parte de zumo de limón. Para limpiar acero inoxidable, todo lo que necesitas hacer es limpiar la superficie con un trapo y la mezcla. Si la zona a tratar tiene manchas rebeldes, déjalo actuar durante unos diez minutos y luego límpialo con un paño y agua.

5. Aceite de oliva

Para que la superficie de los productos de acero inoxidable vuelvan a brillar, puedes frotarlos con aceite de oliva. La ventaja del aceite es que no deja película de grasa después de frotarlo. Rocía unas gotas de aceite de oliva en un paño suave y frota el acero inoxidable con él. Deja que el aceite haga su efecto y luego pule la superficie con movimientos circulares. 

6. Patatas

Si quieres que tu encimera de acero inoxidable vuelva a tener un brillo reluciente, también puedes utilizar patatas, sí patatas, por más raro que suene. Corta una patata y usa las mitades para frotar la superficie de acero inoxidable con el lado recién cortado. El almidón que contiene la patata da brillo y evita que la superficie se empañe y luzca con esa especie de neblina que adquiere en ocasiones. 

7. Limpiacristales

El limpiacristales, también se puede utilizar en campanas extractoras o frentes de acero inoxidable, es un desengrasante muy útil. En este caso se aplica de la siguiente manera: pulveriza el limpiacristales sobre la superficie, dejar actuar un rato, aclara con agua limpia y seca bien.

Ver también: Trucos para limpiar cristales y no dejar marcas

8. Paño de microfibra

También se recomiendan los paños de microfibra para limpiar acero inoxidable ligeramente sucio. En este caso basta con usar agua limpia y el paño. Debes escurrir bien el paño antes de limpiar las superficies para no dejar gotas.  

Lo que no debes hacer cuando limpies acero inoxidable

El acero inoxidable es un material muy agradecido, si lo tratas bien, te durará muchos años, sin embargo, debes evitar algunos productos ya que pueden matar el brillo, dejar cercos o rayas en el fregadero: 

-Evita utilizar un estropajo verde tradicional ya que sus fibras son más duras y puede dejar marcas, es preferible optar por uno azul o de fibras más suaves. Tampoco es recomendable utilizar un estropajo de aluminio ya que rayará la superficie.

Ver también: Cuándo reemplazar el estropajo de la cocina

- No utilices lejía sobre el acero inoxidable, puede matar el brillo del metal y además dejará cercos y marcas que podrían no salir. Si cae lejía sobre el fregadero, aclara después. 

- Evita los limpiadores que contienen cloro ya que pueden estropear la superficie del fregadero.

- Si lavas en el fregadero alguna prenda de ropa con detergente en polvo, ten cuidado para que las partículas no rayen la superficie.

- No dejes el fregadero sin limpiar a fondo durante mucho tiempo, es preferible tener cerca una solución con vinagre, limón y agua y darle una pasada todos los días para mantenerlo como el primer día.