Cómo acabar con la celulitis: 9 trucos contra la piel de naranja

Pautas naturales que puedes seguir para eliminar celulitis de muslos, glúteos, abdomen y brazos

Alba Caraballo - 4 de enero de 2021 - Belleza

Con un poco de esa crema milagrosa contra la celulitis que has visto anunciada, no vas a contrarrestar esa piel de naranja que parece querer depositarse sobre todo en muslos, abdomen, glúteos y brazos, en realidad para acabar con la celulitis es necesario invertir más tiempo. 

¿Quieres conocer unos cuantos trucos contra la celulitis que realmente funcionan? El programa de cuidados pasa por llevar una dieta sana, favorecer la circulación sanguínea a través de la práctica del ejercicio físico o mediante masajes, pero estos son solo algunos de los puntos que debes tener en cuenta. Veamos en profundidad qué hacer para eliminar esa piel de naranja que tanto te molesta. 

Ver también: Cómo llegar al verano sin celulitis

Qué es la celulitis

La celulitis, conocida también como piel de naranja, es provocada por la acumulación de depósitos de tejido graso sobre todo en la zona de los muslos, caderas, glúteos y abdomen, aunque también pueden acumularse en la espalda baja o en los brazos.  

Estos hoyuelos en la piel son promovidos por el estrógeno, una hormona femenina, y aunque es un proceso absolutamente normal y natural, no significa que debas convivir con la celulitis si te provoca complejo o malestar. 

Si has decidido acabar con la piel de naranja, lo primero que te habrás encontrado en tiendas cosméticas son lociones, cremas, pastillas naturales o dispositivos de masaje. Sin embargo, ni son efectivos si no los acompañas de otros procedimientos, ni son aptos para todos los bolsillos. 

En este artículo descubrirás cuáles son los factores que influyen en la acumulación excesiva de grasa subcutánea y cómo puedes reducir la celulitis con remedios caseros fácilmente aplicables y métodos naturales. 

1. Lleva una dieta equilibrada para luchar contra la celulitis

La formación de celulitis se puede atribuir a varios factores como el peso, la naturaleza del tejido conectivo, el equilibrio hormonal y factores genéticos. Sin embargo, un factor que juega un papel primordial es el peso corporal. Y es que, el exceso de peso favorece la aparición de la piel de naranja.

Por lo tanto, llevar una dieta equilibrada que te permita estar en tu peso, evitando esas fluctuaciones severas de peso, que tendrá efectos negativos sobre la grasa del cuerpo, lograrás reducir en gran medida la celulitis.

Una dieta con las grasas adecuadas, pocos carbohidratos, alimentos ricos en proteínas y frutas y verduras a diario, favorecerán la descomposición del tejido grado y la absorción de las vitaminas esenciales. 

2. Ejercicio físico para eliminar piel de naranja

La dieta por sí misma tampoco acabará con la piel de naranja, es necesario acompañarla de la práctica de ejercicio regular. 

Y es que, el deporte ayuda a estimular el metabolismo y a quemar calorías, por lo que se forman menos depósitos de grasa. No es necesario que te entrenes como para participar en un maratón, pero sí es importante integrar el ejercicio físico en tu vida diaria. Bien sea caminar, montar en bicicleta, caminar, bailar, nadar, entrenamiento con pesas... Escoge tu rutina favorita y garantiza que quemas más de lo que comes, así como mantienes los músculos tensos y firmes. 

Ver también: Qué ejercicios queman más calorías

3. Paciencia contra la celulitis

La paciencia y la disciplina son fundamentales para acabar con la celulitis, porque lograr un efecto tensor en la piel y unos muslos sin abolladuras, requiere de unos meses de medidas consistentes, no es algo que se logre de la noche a la mañana.

Así, para la celulitis más rebelde, una dieta sana y mucho ejercicio son la principal ayuda, si integras estas dos premisas en tu vida diaria, pero además, hay otras medidas que puedes tomar para ayudar a reducir la piel de naranja. 

4. Bebe abundantes líquidos

Para que el metabolismo funcione de manera óptima, es importante beber suficientes líquidos y mantener una buena hidratación. Bien sea agua, té, infusiones o zumos caseros, intenta beber alrededor de dos litros al día. De esta manera, favorecerás la eliminación de grasa subcutánea. 

5. Masajea la piel 

Si has adquirido alguna crema anticelulítica, puedes realizar masajes al aplicarla para favorecer la absorción de la misma, así como la circulación sanguínea. En caso de no tener cremas específicas, puedes aplicar una hidratante o utilizar un cepillo para masajes anticelulíticos (no te costarán más de 5 euros). Si realizas esta rutina de forma diaria, ayudarás a proporcionar a los tejidos un mayor aporte sanguíneo y eliminarás grasa más rápidamente.

6. Duchas de agua fría y caliente

Otro truco para eliminar celulitis pasa por aplicar duchas alternas de agua fría y caliente para estimular la circulación sanguínea. Puedes aplicar directamente este cambio de temperatura en las zonas más afectadas por la pie de naranja comenzando con agua fría, agua tibia posteriormente y de nuevo agua fría. 

7. Evita el alcohol y el tabaco

No solo los alimentos con grasas trans favorecen la acumulación de grasa en distintas zonas de la piel, también la ingesta de alcohol y los cigarrillos contribuyen a ello ya que favorecen la retención de líquidos y ralentizan el proceso de pérdida de grasa. Ya sabes que, cuanta más grasa se acumule, más piel de naranja se verá en las zonas más sensibles.  

8. Cremas y cosméticos para la celulitis

Existen miles de cremas y lociones en el mercado que prometen milagros pero, ¿funcionan realmente? Los expertos recomiendan productos que contengan retinol para luchar contra la celulitis, sin embargo, como te comentábamos más arriba, la cosmética anticelulitis no funciona por sí misma. Aunque puede colaborar para reducir la piel de naranja, es necesario combinarla con un programa integral. 

9. Tratamientos en clínicas estéticas

Si puedes afrontar el gasto, en las clínicas estéticas ofrecen tratamientos que logran reducir la piel de naranja, entre ellos: 

Envolturas corporales: es un tratamiento muy habitual que consiste en envolver el cuerpo en una película especial, bien a base de algas o cafeína. El calor que se genera, puede absorber estas sustancias que favorecen la eliminación de la celulitis. Además, se estimula la circulación sanguínea y el sistema linfático para lograr un tejido más tenso. 

Ondas de ultrasonido o radiofrecuencia: para estimular el tejido conectivo y favorecer la producción de colágeno

Lipoescultura y otras cirugías: algunas mujeres que han tirado la toalla en su lucha con la celulitis recurren a este sistema, pero es importante conocer que comporta ciertos riesgos. 

Conclusión

No existe una cura milagrosa y definitiva para la celulitis, ni entre los remedios caseros naturales, ni en la industria cosmética. De hecho, incluso las modelos que sueles ver en las portadas de las revistas tienen piel de naranja.

Y es que la grasa corporal es inherente al cuerpo humano. Sin embargo, si has acumulado mucha celulitis o te resulta molesta, puedes lograr mucha mejoría con una combinación de dieta equilibrada y suficiente ejercicio. Y, sobre todo, aplicando mucha paciencia y disciplina en este procedimiento.

Hierbas, tratamientos naturales, duchas de contraste y los demás métodos mencionados apoyan estos métodos para mejorar el aspecto de tu piel.