Cómo combatir las varices y arañas vasculares (remedios caseros)

Cómo aliviar las varices y arañas vasculares con tratamientos caseros

Andrea Hidalgo - 2019-12-09 16:52:00 - Belleza

Las varices aparecen como resultado de la dilatación de las venas. Ocurre cuando se acumula sangre en su interior que circula más lentamente. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo, se instalan en las extremidades inferiores, es decir, en los muslos y pantorrillas. Es más, es más frecuente que los sufran las mujeres. ¿Te han comenzado a salir arañas vasculares o varices? Estos remedios caseros te pueden servir como tratamiento para evitar que sean molestas o para prevenir que salgan más si ya tienes algunas.

Por qué salen varices o venas varicosas

Remedios para las varices y arañas vasculares

Hay personas más predispuestas a sufrir de varices, ya sea por herencia genética, porque pasan mucho tiempo de pie o sentados o por sufrir de sobrepeso. 

Otros factores de riesgo para tener venas varicosas es el embarazo, ya que aumenta el nivel de sangre en el cuerpo, o la edad, y es que el envejecimiento causa desgaste de las válvulas en las venas.  

Las varices son la consecuencia de una dificultad de la sangre para ascender al corazón, por lo que queda estancada en las piernas. Esa sangre dilata las venas (ya sea internas o externas) y aparecen estas arañas vasculares que además puede producir calambres, pesadez, hormigueo o dolor. 

Para eliminar estas varices definitivamente es necesario un tratamiento quirúrgico, aunque hay algunos tratamientos y remedios caseros que pueden combatir las varices y arañas vasculares, además de prevenir que aparezcan nuevas.

Remedios caseros para las varices o arañas vasculares

Si has comenzado a ver varices en tus piernas, es fundamental que evites los factores que aceleran su aparición como el estreñimiento, estar mucho tiempo de pie o el sedentarismo, pero además puedes: 

Compresas de agua fría

Si, después de haber estado mucho tiempo de pie o haber andado mucho, te molestan las varices aplica una compresa fría sobre las piernas. Son muy útiles para disminuir el tamaño de las varices y la sensación de dolor, hormigueo, calambre o pesadez. También puedes darte una ducha fría en las piernas para mejorar la circulación.

Frota con infusión de diente de león

Pon a cocer un litro de agua y añade 40 gramos de diente de león, después déjalo enfriar y cuélalo. Frota con este líquido las zonas donde tengas varices. Puedes realizar este procedimiento dos o tres veces por semana o incluso más veces si sientes mucha molestia. 

Duerme con una almohada bajo las piernas

Para poder elevar las piernas y facilitar el retorno de la sangre hacia el corazón, puedes dormir con una almohada o cojín bajo las piernas. 

Vinagre de manzana

Este vinagre tiene múltiples usos, uno de ellos es tener un efecto constrictor sobre las arañas vasculares reduciendo su apariencia. Aplica una gasa mojada en vinagre de manzana sobre las varices dos veces al día , por la mañana y por la noche, para notar mejoría. 

Infusión de hamamelis

El hamamelis tiene un efecto constrictor y puede ayudar a disminuir el tamaño de las varices. Puedes realizar una infusión o comprar en herbolarios un extracto destilado de esta planta para aplicarlo en las piernas por la mañana y por la noche.

Aceite de almendras 

Puedes mezclar dos cucharadas de aceite de almendras con una de esencia de hojas de ciprés, otra de esencia de limón y una de menta en un vaso frasco. Agita bien la mezcla y tendrás un tónico refrescante que ayuda a activar la circulación. Aplícalo en tus piernas mediante un masaje suave.

Jugo de ajo con aceite

Prepara una mezcla a base de 6 ajos cortados a lo largo, con aceite de oliva y zumo de medio limón. Deja que macere durante 24 horas. Unta los dedos en el aceite y aplicar en el recorrido de la vena mediante masajes ascendentes, ten la precaución de no apretar demasiado para no provocar molestia. 

Cómo prevenir la aparición de las varices

Si estás predispuesta a sufrir de varices, ya sea por herencia genética o porque trabajas mucho tiempo de pie o sentada o porque tienes una mala circulación, puedes poner en práctica estos sencillos remedios para prevenir su aparición: 

- Evita la ropa ceñida, no uses cinturones muy apretados, pantalones que no dejen circular bien la sangre o panties demasiado ceñidos.

- Evita el sedentarismo y practica algún tipo de actividad física con regularidad.

- Intenta reducir los kilos de más y evita tener sobrepeso.

- No comas alimentos que contengan mucha grasa de origen animal, evita la sal en exceso, las frituras o los alimentos muy refinados.

- Evita el calor en exceso, ya sea de la calefacción, el sol, baños muy calientes o depilación a la cera.

- No uses zapatos de tacón muy altos, preferiblemente han de tener menos de 5 centímetros.

- Reduce o elimina por completo el tabaco si eres fumador.

- Trata las enfermedades que predisponen a sufrir arañas vasculares y varices como es el estreñimiento, los problemas de hígado o los de riñón.