Cómo devolver el brillo a vasos opacos y con cal

Cómo eliminar los restos de cal de vasos y copas

Andrea Hidalgo - 2019-05-20 10:49:00 - Trucos caseros

¿Tus vasos de cristal se han quedado opacos?, ¿ya no brillan y parecen tener una película de cal? El uso o las sustancias presentes en algunas bebidas pueden hacer que tus copas y vasos dejen de brillar y parezca que una neblina se han instalado en ellos.

Si quieres devolver el brillo a vasos opacos y con cal, toma nota de estos remedios caseros que que pueden ser de gran utilidad.

Por qué el cristal de vasos y copas se vuelve opaco

vasos opacos y sin brillo, qué hacer

Con el uso, el cristal de tus vasos y copas puede perder el brillo y quedarse mate, es más, puede haberse instalado en ellos una película de cal, que no consigues quitar con el estropajo y tu lavavajillas habitual, ¿por qué?

Lo vas a entender con este ejemplo: si tienes un jarrón con agua y flores y dejas que el agua se vaya secando junto a las flores, la cal del agua se irá endureciendo hasta convertirse en una película que se adhiere al vidrio durante la evaporación.

Cuánto más tiempo dejes el agua, más difícil será de eliminar esa película. Pasa algo similar con los vasos que lavas en el lavavajillas. En ocasiones falta detergente para actuar contra los minerales presentes en el agua y, con el tiempo, van apareciendo manchas opacas o una película completa de cal alrededor del vaso, incluso aunque no falte abrillantador en tu lavavajillas.

El agua dura o una película de detergente causan la mayoría de los problemas de turbidez en el cristal. La cal y otros minerales en el agua se acumulan en el vidrio, dejando una neblina de color blanco, así como el detergente que no se enjuaga adecuadamente. Esta neblina puede cubrir todo el vidrio, o pueden salir manchas de agua a medida que el agua se seca y el residuo de detergente o mineral se endurece en el cristal.

Además, el uso constante de algunos vasos y copas hace que ciertos residuos procedentes de las bebidas, ya sea agua, refrescos o vino, se instale dejando una neblina difícil de eliminar.

Trucos caseros para devolverle el brillo a vasos opacos

Hay ciertos remedios caseros que puedes emplear para limpiar vidrio y dejar tu cristalería como si acabaras de comprarla. Deshazte de esa película turbia y devuelve el brillo a vasos opacos con estos trucos caseros de limpieza: 

Limpia el vaso con sal y limón

Corta un limón por la mitad y frota con él toda la copa para que el ácido que tiene esta fruta vaya destruyendo toda esa capa que hace que tu vaso esté opaco.

También puedes exprimir el limón y volcar el jugo dentro del vaso. Con los dedos puedes pasarlo bien por todo el vaso. Además, destruirá bacterias y dejará un agradable olor.

Cuando el vaso esté bien impregnado de limón, ponle una pizca de sal por toda la superficie y frota o con la mano o con un paño, con cuidado para que, los pequeños granitos de sal actúen como un estropajo eliminando mejor la cal del vaso.

Finalmente lava, enjuaga y deja que seque al aire.

Bicarbonato de sodio para quitar la cal de los vasos

Prepara una mezcla con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y una cucharada de sal. Añádele un vaso con agua caliente (puedes calentarla en el microondas).

Esta mezcla puedes verterla en el vaso o la copa que haya quedado sin brillo. Deja que actúe durante unos minutos y verás cómo van desapareciendo las manchas de la cal.

Lava el vaso, enjuágalo bien y ya está listo para usar.

Vinagre para dejar tu cristalería brillante

Pon la temperatura del agua de tu lavavajillas a 50 grados para que lave bien la cristalería, cubertería y platos que tengas dentro. Así eliminarás residuos y activarás el detergente.

Cuando acabe el programa y antes de guardar los vasos, mezcla tres partes de agua por una de vinagre y moja con esta solución el vaso para que el vinagre pueda actuar contra la suciedad y la cal. Deja reposar esta mezcla durante unos minutos, luego lava el vaso como lo haces habitualmente.

Si esa turbiedad estuviera muy agarrada, deja en remojo en vaso con agua tibia, detergente para platos y vinagre.

También puedes elaborar una pasta a base de media cucharada de sal y media de vinagre blanco. Frota suavemente con este líquido el vaso y deja que la solución actúe durante 10 minutos. Después llena el vaso con agua tibia, añade una cucharadita de bicarbonato y deja que las burbujas terminen de hacer el trabajo.

Pasta de dientes

Frota con los dedos un poco de pasta de dientes por todo el vaso, deja que repose unos minutos y después limpia bien para que no queden residuos dentro. No dejes que los productos químicos permanezcan mucho tiempo sobre el cristal para que no se dañe, basta con unos breves minutos.