Cómo sacar una astilla de la piel (trucos útiles cuando las pinzas fallan)

Ingeniosos métodos para sacar una astilla de la piel

Alba Caraballo - 2021-04-25 17:44:00 - Salud

¿Caminabas por el campo y se te ha clavado algún pincho de una planta en el pie o en la mano?, ¿Estabas haciendo un trabajo de bricolaje y se te ha incrustado una astilla? 

Si has corrido a intentar quitarlo con la mano y no has podido y, lo peor de todo, la solución de las pinzas parece ineficaz porque está demasiado incrustada en la piel, puedes poner estos ingeniosos trucos en marcha para sacar astillas de la piel.

Ver también: Cómo sacar una astilla de debajo de la uña

Trucos para sacar astillas de la piel

como sacar astillas bajo la piel

Cualquiera que haya tenido una astilla sabrá lo difícil que puede ser quitarla, especialmente cuando aparecen en lugares difíciles de alcanzar.

Si tienes una astilla o un pincho de alguna planta clavado en la piel y no puedes extraerlo con las pinzas, no te angusties, tenemos una serie de trucos que puedes poner en marcha para sacar la astilla. No necesitas más materiales que los que ya tienes en la cocina.

1. Sal para extraer astillas o pinchos

Para quitar una astilla de madera, utiliza una pizca de sales Epson. ¿Qué son? Las sales Epsom, también conocidas por su nombre químico, sulfato de magnesio, son un remedio natural y exfoliante utilizado para tratar múltiples dolores y problemas orgánicos. Puedes adquirirlas en grandes superficies.

Añade una pizca de estas sales en un recipiente con agua. Mete la mano o el pie afectado en esta solución y dejálo en remojo durante 10 minutos. Las sales se encargarán de hinchar un poco la astilla de madera, algo que te permitirá poder recurrir al truco de las pinzas para alcanzarla y extraerla. 

2. Aceite vegetal para sacar una astilla

Puedes usar aceite de oliva o aceite vegetal para este truco. El aceite vegetal es aquel que se extrae de semillas o de frutos compuestos principalmente por ácidos grasos insaturados. Por ejemplo, los aceites que provienen de las semillas de girasol, o de las nueces.

Ver también: Aceites adecuados para cocinar

Pues bien, vierte aceite vegetal en un cuenco y remoja el dedo o el pie durante varios minutos. El aceite lo que hará es suavizar la piel lo suficiente como para que puedas extraer la astilla usando unas pinzas o la punta esterilizada de un alfiler. 

3. Cola blanca para la astilla

Si el incidente que sufriste por el que se clavó la astilla no ha dejado heridas o erosiones en la piel, puedes intentar el truco de la cola blanca. Simplemente coloca una gota de pegamento blanco sobre el trozo de astilla en su dedo, déjalo secar y luego retira el pegamento seco. La astilla se pegará al pegamento y saldrá bien.

4. Agua oxigenada

Si tienes peróxido de hidrógeno en casa o agua oxigenada, puedes aplicar un poco en el área donde se encuentra la astilla. Su acción burbujeante puede llevar la astilla hacia la superficie de la piel. 

Ver también: ¿Se debe echar agua oxigenada en una herida?

5. Cinta adhesiva

Si tienes una astilla en la mano, a veces, en lugar de estar hurgando con unas pinchas o un alfiler, algo que puede provocar daños en la piel, basta con un poco de celo o de cinta adhesiva para sacarla. Corta un trozo y presiónalo suavemente sobre el área afectada. Tira con cuidado para que salga entera.

6. Patatas para sacar astillas

Las patatas son un acompañamiento delicioso en nuestras comidas , pero ¿sabías que también son una herramienta para quitar astillas? Corta una rodaja pequeña y fina de patata y colócala sobre la piel afectada. Asegúrala con una pequeña venda para mantenerla en su lugar. Espera un rato y después retira la patata. La astilla debería salir con ella.  

7. Agua y bicarbonato

Vierte en un recipiente agua y añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Este elemento ayudará a empujar la astilla fuera de la piel pero habrás de realizar el proceso de introducir el dedo en este compuesto varias veces al día en varios días para lograr que la astilla vaya saliendo poco a poco.

Ver también: Ingeniosos usos del bicarbonato de sodio

8. Miel para sacar un pincho bajo la piel

Aplica miel sobre la zona donde esta la astilla y deja que repose unos minutos. Ayudará a reblandecer la zona y que sea más fácil extraer ese pincho de una planta o la astilla de forma más sencilla. 

9. Jeringuilla de medicamento infantil

Si tienes hijos, es probable que tengas esas jeringuillas que vienen con los medicamentos. Te va a servir en este caso para succionar la astilla. Este es el ingenioso truco que compartió una madre australiana y revolucionó Internet.

Coloca el pequeño orificio de la jeringa lo mejor que pueda sobre la astilla. Una vez que la tengas bien localizada, tira con seguridad del émbolo. Asegúrate que no entra aire en este proceso para que pueda succionar bien. Si lo haces bien podrías sacar la astilla a la primera.

Lo que recomiendan los dermatólogos para sacar una astilla

Desde la AAD (Asociación Académica de Dermatología Americana) recomiendan seguir estos consejos para quitar una astilla y evitar que se infecte:  

Lava y seca el área. Para prevenir infecciones, lávate las manos y el área afectada con agua y jabón y sécate la piel con palmaditas suaves.

Inspecciona la astilla. Si la astilla es muy pequeña, usa una lupa para ver su tamaño y en qué dirección entró. 

Usa pinzas para quitar la astilla. Si parte de la astilla sobresale, puede usar unas pinzas para sacar la astilla con cuidado. Sin embargo, antes de hacerlo, esteriliza la punta de las pinzas con alcohol isopropílico. Luego, extrae la astilla en la misma dirección en la que entró en la piel. 

Usa una aguja pequeña para quitar la astilla. Si toda la astilla está incrustada debajo de la piel, puedes usar una aguja pequeña para quitarla. De nuevo, esteriliza la aguja con alcohol isopropílico. Usa la aguja para perforar suavemente la superficie de la piel y alcanzar un extremo de la astilla. Esto puede requerir la ayuda de un  familiar. Una vez que sobresalga un extremo de la astilla, usa las pinzas para sacar la astilla con cuidado.

Limpia. Después de quitar la astilla, limpia el área con agua y jabón.

Resumen

Si te has clavado una astilla y no puedes alcanzarla con las pinzas o se ha partido la parte externa de la astilla, puedes intentar reblandecer la zona o ayuda a que vuelva a asomar la cabeza usando sales Epsom, bicarbonato, agua oxigenada, aceite o cinta adhesiva. 

Sin embargo, si la astilla está completamente debajo de la piel, no lo dejes pasar para ver si termina saliendo, es probable que se infecte. Generalmente es mejor visitar a un médico para que te la extraiga.