Personas de ojos pardos. Curiosidades del misterioso color de ojos avellana

Todo lo que has de saber sobre los ojos avellana, miel, pardos o ámbar

Andrea Hidalgo - 2019-07-11 12:13:00 - Ciencias

Los ojos son uno de los órganos que desarrollan un papel más importante. Son unas herramientas únicas capaces de transmitir, en tan solo unos segundos, millones de datos del mundo que nos rodea. Y, son capaces de “hablar” sin palabras y decir mucho sobre nosotros mismos: si estamos felices, tristes, pensativos…

Una de las cosas que resultan más fascinantes y atractivas de los ojos es su color, y es que, los ojos pueden adquirir bellas tonalidades como el azul, verde, gris, marrón o el misterioso color de ojos avellana. Te descubrimos unas interesantes curiosidades sobre las personas de ojos pardos.

Los ojos y su color

curiosidades de los ojos pardos u ojos avellana

Los hay de distintas formas, tamaños y colores pero, todos los ojos funcionan de forma similar a una cámara de fotos, pero de una forma mucho más compleja. 

El ojo está formado por tres capas: la esclerótica, la coroides y la retina, además de otras partes como la córnea, el cristalino, la pupila, el humor vítreo, el nervio óptico y el iris, que es la parte coloreada del ojo, justo lo que nos ocupa en este post.

El iris se encuentra rodeando a la pupila, ese círculo negro que se agranda o encoge según la cantidad de luz que haya en el ambiente. 

El color del iris proviene de un pigmento conocido como melanina y que está presente en el tejido del iris. Cuanto más pigmento haya en el iris, más oscuro será el color de ojos. 

De esta manera, los ojos marrones o negros tienen mucho más pigmento que los ojos azules o verdes. 

En el caso de los ojos pardos tienen de base un color verde o gris, con zonas marrones. Incluye un conjunto heterogéneo de colores en el que se mezcla el verde y el marrón, en todas sus distintas tonalidades. El color dominante puede ser el verde o el marrón dorado. 

¿Ojos pardos, avellana, miel? 

No parece haber un consenso en tono al nombre que se le da a este color de ojos, hay quien le llama marrón claro, otros ojos color pardo, ámbar avellana, miel, dorado, verde pardo..

Una de las razones para ello es que, este tono de ojos parece cambiar según la intensidad de la luz, los tonos que hay alrededor o incluso el de la propia ropa de la persona de ojos pardos. 

De hecho, hay quien parece tener un único tono que tiende más hacia el dorado o la miel y quien tiene tonos verdosos o incluso azulados en la zona más cercana a la pupila o en el extremo del iris.

Sin embargo, el color avellana de ojos es único, fascinante y misterioso, es difícil apartar la vista de unos ojos así de cristalinos con ese toque ámbar tan bello. De hecho, no es un color muy común, solo el 5% de la población mundial tiene este asombroso color que mezcla el verde, el azul y el marrón. 

El origen de las personas de ojos pardos o avellana

A todos nos enseñaron en la escuela que, el color de ojos viene determinado por la genética, es decir, heredamos el color de ojos de nuestros padres. ¿Entonces cómo pueden padres con ojos marrón oscuro tener hijos con ojos color miel?

Pues bien, no es tan sencillo como remontarnos a los padres, la investigación ha demostrado que hasta 16 genes puede influir en el color de ojos, por lo que predecir cómo serán los ojos de un niño según el de sus padres puede ser una lotería.  

Por lo tanto, un niño puede tener los cojos color pardo aunque sus padres no lo tengan porque algún antepasado los tuvo alguna vez. 

Las personas de ojos pardos están en todas las razas aunque se da con mayor incidencia en Rumanía, Italia, Francia, España o Norteamérica. Se da con más frecuencia en zonas donde se mezclan ojos verde, azules y marrones. Por lo tanto, es menos frecuente en Sudamérica, Asia, Oriente Medio o Norte de África.

Este tono, según los estudios forma parte de la secuenciación genética desde hace millones de años y, aunque ha sido transmitido principalmente en las zonas antes mencionadas, la mezcla de razas y la globalización lleva a que, cualquier persona en el planeta pueda tener ojos pardos. 

Sin embargo, la ciencia no da una explicación genética clara para esta tonalidad de ojos. 

¿El color pardo de ojos puede cambiar?

Los ojos pardos parecen cambiar de tono más que un marrón oscuro debido a que, según le incide la luz pueden parecer más amarillos, más transparentes, más verdosos o más oscuros, de hecho, en ocasiones se les conoce también como ojos camaleón. 

Además, a lo largo de la vida, el tono de ojos puede ir cambiando como resultado de la edad y de la salud, pero esto le ocurre a todas las tonalidades de ojos.

Cuidados de los ojos avellana o pardos

En general, cualquier color de ojos necesita de cuidados para evitar sufrir daños, sobre todo procedentes del sol. Pero, por la melanina presente en los ojos color miel, pueden estar más predispuestos a sufrir alguna enfermedad ocular como el melanoma intraocular. Por lo tanto, se recomienda que las personas de ojos pardos usen gafas de sol de protección solar alta para protegerlos de las radiaciones del sol. 

Qué famosos tienen los ojos color miel

 Algunos de los rostros más conocidos del cine, la música o la televisión tienen este fascinante color pardo de ojos que les otorga una mirada cautivadora y misteriosa, entre ellos Tyra Banks, Mila Kunis, Demi Moore tiene un ojo verde y otro con tonalidad avellana, Sofía Vergara, Hugh Jackman o Heath Ledger.