¿Puede matar un golpe en la sien? El peligro de los golpes en la cabeza

Golpes en la sien: cómo saber si el golpe es grave

Alba Caraballo - 2019-06-30 19:05:00 - Salud

Los golpes en la cabeza pueden ser de muy distintos tipos y, la gravedad depende la crudeza de la lesión. Pueden ir desde un traumatismo craneoencefálico menor, que tiene como resultado un abultamiento o chichón, o un traumatismo más grave, como puede ser un hematoma epidural, que ocurre cuando las arterias se rompen y provocan una acumulación de sangre.

Las lesiones en la cabeza suelen resultarnos alarmantes y provocan dudas sobre la conveniencia o no de acudir a un hospital para revisar la gravedad, más aun cuando se trata de un golpe en la sien. En Quonomy.com aclaramos cuando un golpe en la cabeza requiere de una revisión médica y si un golpe en la sien puede llegar a matar.  

Lesiones en la cabeza

golpe en la sien

Los golpes en la cabeza son una lesión frecuente que provoca cientos de ingresos hospitalarios e incluso puede llevar al coma o a la muerte a la persona afectada. Los accidentes de coche y las lesiones deportivas son una de las mayores causas para este tipo de lesión, sin olvidar que, en la infancia, la falta de equilibrio de los niños o su carencia de miedo al peligro pueden ser los causantes de muchas lesiones en la cabeza. 

Para un paciente, es difícil saber cuándo buscar atención médica ante un golpe en la cabeza. Es difícil incluso para muchos padres o familiares que dudan si ha sido una lesión menor o puede conllevar un traumatismo más grave. 

Y es que, algunos golpes en la cabeza pueden ser realmente peligrosos, incluso aquellos que pueden parecer inicialmente un traumatismo craneal menor, pueden convertirse en una lesión importante. 

Es por ello que, ante un golpe en la cabeza que no lleva aparejada una pérdida de conciencia y solo se haya hinchado la zona que recibió el impacto, sí conviene revisar la evolución de la persona afectada siguiendo estas seis pautas: 

  • La persona sufre dolor de cabeza en los minutos u horas posteriores.
  • Se produce una pérdida de memoria a corto plazo.
  • Se siente confusa.
  • La persona sufre de náuseas, mareos y/o vómitos. 
  • Se siente muy cansada y con tendencia a la somnolencia.
  • No puede mover bien el cuello

Si la persona afectada por el golpe en la cabeza es un bebé o una persona mayor de 60 años, es importante consultar con el médico y realizar un chequeo para valorar el estado del paciente. 

En caso de sufrir cualquiera de esos síntomas se debe buscar ayuda médica inmediata. También si el lesionado no actúa como suele hacerlo normalmente o si se encuentra en un estado de embriaguez o abuso de sustancias tóxicas. 

El peligro de los golpes en la sien

Si un golpe en el hueso frontal, parietal, occipital o en la coronilla puede preocuparnos, aun más si este se sucede en la sien o en la nuca. 

Y es que la sien, esa zona que se encuentra a los lados de la cabeza, justo donde solemos apretar o masajear cuando nos duele la cabeza, es una zona más sensible y blanda, por lo que recibir un golpe en la sien puede ser realmente peligroso. 

Quizás hayas escuchado algo sobre ello o hayas visto alguna película donde alguien muere tras un golpe en esta zona, pero, ¿qué tiene de cierto?, ¿puede matar un golpe en la sien?

Pues bien, los huesos del cráneo son relativamente fuertes, aunque delgados pero, el lugar donde se unen los distintos huesos de la cabeza, es el punto más débil porque no hay hueso sólido bajo ellos. La sien es la zona donde se juntan el hueso temporal y el parietal por lo que, se dan las circunstancias para que un golpe sea letal. 

¿Un golpe en la sien puede matar?

La respuesta es sí, recibir un golpe fuerte en la sien puede provocar la muerte de la persona que lo recibe. Y es que, debajo de la sien hay una arteria conocida como arteria meníngea media, que al recibir un impacto puede romperse y provocar un sangrado que puede llevar a sufrir un daño cerebral irreversible o la muerte. 

Para que lo entiendas mejor, la arteria meníngea media nace en la base del cráneo, se bifurca en dos y una de ellas pasa a la altura de la sien. Como ya hemos visto, una zona débil donde se unen dos huesos, si uno de ellos se fractura puede romper esa arteria y provocar una hemorragia craneal, dando lugar a un hematoma epidural. 

En este caso, la persona puede sentirse dolorida tras el golpe y, horas después, sentirse desfallecida, con dolor de cabeza y confusa. Esto es lo que le ocurrió a la actriz Natasha Richardson, esposa de Liam Neesom, recibió un golpe seco y fuerte en la cabeza mientras esquiaba que le provocó una hematoma epidural. No quiso recibir atención médica en el momento y murió dos días después en un hospital.

Asimismo, un golpe seco y fuerte en esta región del cráneo puede provocar la muerte instantánea de la persona. Es por ello que comandos de fuerzas especiales son entrenadas para derribar e incluso acabar con la vida de una persona dando un puñetazo o codazo en esta zona más blanda de la cabeza. 

Conclusión

Ante un golpe en la sien o en cualquier otra zona del cráneo, por leve que sea, debe ser observada. Es recomendable comprobar el estado de la persona en las horas posteriores al golpe y, ante cualquier síntoma extraño o malestar se debe acudir a urgencias de forma inmediata.