Qué técnicas de relajación pueden ayudar a eliminar estrés

Combate el estrés con sencillas técnicas de relajación en tu propia casa

Alba Caraballo - 2018-11-18 11:44:00

En muchas ocasiones nos vemos obligados a convivir con el estrés como si fuera un miembro más de nuestra familia. Pasamos días y días en un frenesí de trabajo, tareas y actividades tal que acumulamos con ello cantidades ingentes de estrés.

Sin embargo, vivir así sólo nos acarreará problemas físicos y emocionales. En lugar de seguir corriendo por la vida, es momento de parar y poner en práctica estas técnicas de relajación para eliminar estrés.

Técnicas de relajación sencillas y útiles para combatir el estrés

Técnicas de relajación fáciles y efectivas

Nuestro cuerpo es muy sabio, nos ayuda a adaptarnos a las situaciones que vivimos y nos pone en acción cuando lo necesitamos. Pero, la realidad es que obligar al cuerpo y a la mente a vivir bajo un alto nivel de estrés sólo nos conducirá a la ansiedad, depresión, tensión alta, dificultad de concentración, apatía, olvidos, fatiga, migraña, facilidad para enojarnos…

Antes de recurrir a los fármacos para relajarte te invitamos a conocer una serie de prácticas de relajación que no tienen efectos secundarios. La idea es poder combatir el estrés mediante la autorregulación, es decir, poner en práctica una serie de pautas que bajan la ansiedad y nos proporcionan tranquilidad y paz. Son estas:

Técnica de relajación de Jacobson

Consiste en tensar y relajar los distintos grupos musculares de manera que podamos distinguir cuando el músculo está tenso o relajado y realizando un recorrido por todos ellos. Comenzaremos tumbados o sentados con piernas y brazos en paralelo. Respiraremos de forma tranquila con el diafragma. Entonces pondremos nuestra atención en las manos cerraremos el puño fuertemente durante 5 segundos y relajaremos la mano totalmente. Fija tu atención en la calma que produce esa relajación durante al menos 20 segundo. Iremos a continuación haciendo un recorrido por los músculos de brazos, pectorales, abdominales, glúteos, pies, etc.

Combatir el estrés con Mindfulness

Se puede traducir del inglés como atención plena o conciencia plena, proviene de la filosofía budista y se basa en centrar toda tu atención de forma deliverada sobre lo que está sucediendo en este mismo momento, con una actitud amable y observadora. Se trata de llevar la meditación a la vida cotidiana. Es observar lo que pasa, cuando no hago nada, observar tu respiración, tus pensamientos, tus emociones, sin intentar modificarlas o cambiarlas, simplemente sin hacer nada, observando. Cuando más se practica mindfulness más fácil es llevar esta meditación a la vida cotidiana.

Respiración diafragmática contra el estrés

Se trata de centrar la atención en la respiración y entrenarla para que el abdomen tenga más protagonismo que el pecho. Para lograr esta respiración, túmbate y mantén una postura recta, pero no contraigas los músculos. Pon la palma de la mano sobre el pecho y la otra sobre el abdomen. Respira y nota cómo trabajan estas dos zonas. Ahora guía durante unos minutos tu respiración para hacer que la mano que reposa sobre el abdomen ascienda más que la que está sobre el pecho. Nota cómo la tripa se hincha y mantén la atención en esta respiración.

¿Estrés? Utiliza la técnica del globo

Cierra los ojos e imagina que eres un globo, inspira y llena tus pulmones hasta que ya no entre más aire, el globo está lleno, puedes incluso levantar los brazos. Ahora suelta despacio el aire y va vaciando el globo que queda vacío, haciendo que tu cuerpo también descienda y pierda fuelle.

Técnica de la tortuga para personas estresadas

Has de imaginar que eres una tortuga. Colócate en el suelo boca abajo y piensa que el sol está a punto de esconderse y has de dormir, para ello debes encoger piernas y brazos poco a poco, muy despacio, hasta ponerlos bajo tu espalda, que será el caparazón de la tortuga. Mantente así unos segundos y después piensa que ya es de día de nuevo y la tortuga ha de emprender viaje, por lo tanto, ha de sacar piernas y brazos de nuevo muy despacio.