Cómo eliminar el mal olor de la nevera con sencillos trucos caseros

Mal olor en el frigorífico: causas y soluciones

Andrea Hidalgo - 2019-03-14 14:28:00

¿Al abrir la puerta de la nevera sale un olor desagradable? Puede ocurrir que, el frigorífico acumule muy mal olor y, a pesar de revisar bien, no encuentres ningún alimento en mal estado. Sin embargo, ya que es el electrodoméstico donde almacenamos la comida que ingerimos, se vuelve aun más necesario que la higiene, la limpieza y el olor sean impecables. Conoce cómo eliminar el mal olor de la nevera con sencillos trucos caseros.

Índice de contenidos

1. Por qué huele mal la nevera

2. Cinco estrategias para quitar el mal olor de la nevera

3.Consejos para prevenir el mal olor del frigorífico

Por qué huele mal la nevera

mal olor en la nevera

- El motivo más común por el que se puede producir un mal olor en la nevera es por descuido u olvido. Y es que, en ocasiones almacenamos muchos alimentos y, alguno de ellos puede haberse pasado de fecha. Esto provoca que comiencen a crecer hongos y bacterias en ese alimento y esto hace que el alimento desprenda mal olor. Es posible que, incluso tirando a la basura el alimento caducado, el olor persista porque ya se ha diseminado por toda la nevera.

- También puede suceder que, incluso teniendo todos los alimentos en perfecto estado, el frigorífico huela mal. Se debe a que algunos alimentos desprenden un olor más fuerte que otros, incluso en el frío.

- Se ha podido también salir el jugo de algún alimento, haber caído gotas de leche u otro líquido o haberse roto un huevo y no hemos limpiado correctamente los restos.

- Las gomas de sellado de la nevera están gastadas y están provocando mal olor.
- Hace mucho tiempo que no realizas una limpieza en profundidad de la nevera.

5 estrategias para quitar el mal olor de la nevera

Estrategia #1: Limpieza en profundidad de la nevera

- Para poder limpiar a fondo la nevera habrás de desenchufarla de la fuente de alimentación y sacar todos los alimentos que tienes en ella. Para evitar que se echen a perder colócalos en un recipiente con hielo. Es posible que, al vaciar la nevera compruebes que había un micromundo creciendo en tu nevera procedente de algún alimento en mal estado

- Necesitarás estropajo, bayeta de microfibra y tu solución de limpieza habitual.

- Limpia la nevera a fondo con tu detergente habitual incidiendo en todos los recovecos, repisas y cajones que tiene.

Estrategia #2: Limpieza con bicarbonato de sodio

Si has limpiado tu nevera con tu limpiador habitual y aun así el mal olor persiste, es hora de emplear un gran aliado en la limpieza del hogar: el bicarbonato de sodio.

- Toma un barreño, llénalo de agua y añade media taza de bicarbonato de sodio. Moja una bayeta en esta solución y limpia con él toda la nevera. Vuelve a remojar las veces que haga falta para limpiarlo bien todo a fondo. Incide también en la goma de sellado.

- Otra fórmula de utilizar el bicarbonato es extender una taza de bicarbonato de sodio en una bandeja y meterla en la nevera durante 24 horas ya que es capaz de absorber malos olores.

Estrategia #3: Limpia la nevera con vinagre y limón

El vinagre blanco es una solución perfecta para eliminar malos olores y junto con el limón acabarán con el desagradable hedor que sale de tu refrigerador.

- Para hacer tu limpiador casero mezcla una parte de vinagre con la misma parte de agua y añade el zumo de un limón.

- Vierte esta mezcla en un pulverizador y utilízalo para limpiar la nevera. Si te sobra producto, puedes dejar en la nevera un frasco abierto que lo contenga cuando ya introduzcas los alimentos.

Estrategia #4: Elimina el mal olor de la nevera con café

Después de limpiar la nevera con tu limpiador habitual o cualquiera de las mezclas que te proponemos, coloca un tazón con granos de café, café molido dentro de la nevera. En poco tiempo, el café puede absorber el mal olor.

Estrategia #5: Carbón activado para acabar con el mal olor

El carbón activado es una sustancia purificante por lo que puede absorber malos olores igual que hace el café molido. Coloca carbón activado en un platillo y déjalo en distintos estantes de la nevera. En pocos días, habrás acabado con el mal olor.

Consejos para prevenir el mal olor en el refrigerador

Una vez que has conseguido eliminar el pésimo olor que tenía tu nevera, asegúrate de que tu frigorífico no vuelve a desprender ese aroma tan desagradable. Para ello:

- Almacena los alimentos en recipientes herméticos para evitar que, el olor que puedan desprender por sí mismos, impregne a otros alimentos y el resto de la nevera.

- Revisa tu nevera cada semana y comprueba la fecha de caducidad de tus alimentos.

- Si vas a estar fuera de casa durante un tiempo, es recomendable dejar la nevera desenchufada, vacía y con la puerta un poco abierta para que no crezca dentro moho o se desarrollen bacterias.

- Realiza una limpieza general una vez al mes de la nevera y, al menos dos o tres veces al año integral vaciando nevera y congelador para incidir más profundamente en todos los rincones.

- Si es necesario, reemplaza las gomas de la nevera ya que, si están muy gastadas y dañadas, por más que las limpies, seguirán desprendiendo mal olor.

- Revisa también el orificio de drenaje de la nevera ya que podría haber caído algún líquido en él y el mal olor podría provenir de ahí. Utiliza bastoncillos de algodón o un limpiador de biberón para poder acceder mejor a esta zona.