Cómo quitar las manchas de moho de la pared

Trucos para acabar con el moho en paredes, techos y armarios

Ernesto Díaz - 2019-10-07 15:19:00 - Trucos caseros Bricolaje

¿En tu casa hay mucha condensación?, ¿por más que ventiles sigue habiendo humedades? En ese caso, es posible que pueda salir moho en paredes, techos o dentro de los armarios. 

Tanto si vives en una zona muy húmeda, como si has tenido una fuga y ha aparecido hongos en la pared, toma nota de estos trucos para quitar las manchas de moho de la pared. 

Qué es el moho y por qué se asienta en las paredes

quitar las manchas de moho de la pared
Trucos para eliminar el moho de paredes, techos y armarios

El moho es un tipo de hongo que prolifera cuando hay humedad y calor en el ambiente y poco flujo de aire. Es por ello que, en algunos espacios de la casa mal ventilados y húmedos, como el baño o paredes junto a las ventanas pueden desarrollar moho. Sin embargo, en ocasiones pueden surgir cuando hay una fuga en una tubería y, poco a poco, el agua se va acumulando en una pared que no recibe aire fresco y no puede secarse. 

Reconocerás el moho porque comenzarán a aparecer en el techo o paredes unas manchas negras, verdes o marrones que van extendiéndose poco a poco. 

En caso de que en tu casa haya signos de moho, debes eliminarlo rápidamente para evitar que se extienda y cause problemas de salud a los habitantes o daños estructurales en la vivienda. 

Consejos para acabar con las manchas de moho de las paredes

Puedes tener la casa extremadamente limpia pero, si vives en una zona con mucha humedad o tienes una casa interior y mal ventilada, es fácil que comiences a ver manchas de moho. 

Pueden aparecer alrededor de las ventanas, en las esquinas, en paredes que dan a la calle o en aquellas en las que alguna tubería tiene una fuga. El interior de los armarios o bajo los fregaderos, también son lugares propensos a tener más humedades. Da igual donde aparezca, lo importante es acabar cuanto antes con las manchas de moho y seguir vigilando para eliminarlo de nuevo si vuelve a aparecer. 

Te percatarás de la presencia del moho porque empezarás a ver puntos en la pared, ya sean verdes, marrones, naranjas o negros. También es posible que, con el moho aparezcan grietas en la pared, la pintura se levante y se caiga, salgan abultamientos en algunas zonas e incluso huela a humedad. Para acabar con estas manchas que son insalubres, debes hacerte con estos materiales: 

Guantes de goma: protege tu piel para evitar que entre en contacto con el moho, así como con los productos que vas a utilizar para limpiarlo. 

Spray antimoho: puedes comprarlo en tiendas de bricolaje o incluso por Internet. Son productos antifungicidas en pulverizador para acabar con los hongos en las paredes.

Pasos para eliminar manchas de moho en paredes pintadas

Si el moho ha aparecido en una superficie pintada, como paredes y techos: 

- Utiliza el limpiador antimoho y sigue las instrucciones del fabricante a la hora de aplicarlo en las distintas superficies. Logrará acabar con el hongo y limpiará a fondo la superficie infectada. 

- Si la pared ha quedado deteriorada, debes rascar con una espátula para eliminar el yeso en mal estado.

- Aplica masilla antihumedad con una llana y una espátula y, cuando haya secado, lija para dejar un acabado liso.

- A la hora de pintar, escoge una pintura antihumedad y antimoho, sobre todo si en tu casa se produce mucha condensación. 

Cómo hacer un pulverizador antimoho casero

Si no quieres o no puedes comprar un limpiador antimoho, puedes fabricar el tuyo de forma casera, para ello necesitas: 

  • 2 cucharadas de bórax.
  • 1/4 taza de vinagre blanco.
  • 2 tazas de agua caliente.

Mezcla todos los ingredientes en una botella con pulverizador y aplica el producto en las paredes pintadas, baldosas, armarios u otras superficies. Deja que repose 10 minutos antes de limpiar. 

Frota bien hasta que acabes con la suciedad y, vuelve a repetir si es necesario. Después, habrás de proceder a reparar los desperfectos que ha causado el moho. No mezcles este producto a base de bórax con otro producto de limpieza ya que puede resultar muy tóxico. 

En caso de que no quieras usar bórax, puedes utilizar esta otra receta de limpiador antimoho casero: 

  • 1/4 taza de cloro.
  • 2 tazas de agua tibia.

De nuevo, habrás de verterlo en una botella con pulverizador y frotar con este producto las paredes o armarios que tienen moho. Si queda moho tras la limpieza, vuelva a repetir el proceso y deja reposar unos minutos antes de fregar. 

Consejos para limpiar las manchas de moho

- Utiliza una ropa sucia cuando quites moho y lávala bien para evitar que las esporas del moho se distribuyan por la casa.

- Ventila bien la habitación mientras aplicas los productos, para no inhalar tanto el moho como las sustancias que uses. 

- Si convives con personas alérgicas, debes extremar la precaución y acabar con el moho cuanto antes ya que puede complicar su afección. 

- Si el moho proviene de una fuga, has de arreglarla primero ya que, de lo contrario, no habrás acabado con el problema.

Cómo evitar que las manchas de moho vuelvan a aparecer 

Eliminar a fondo el moho, además de reparar el daño causado en paredes y muebles puede ser una tarea intensa, por lo tanto, seguro que te interesa saber cómo conseguir que no te veas envuelto otra vez en ella con el tiempo:

- Deja las cortinas abiertas para que entre el sol, el sol y el moho no se llevan nada bien y es capaz de acabar con estos hongos. 

- Ventila todos los días tu casa para reducir la condensación y la humedad. Y, si por más que ventilas, sigue habiendo humedad, coloca deshumidificadores para absorber todo ese excedente. 

- Si las humedades salen en tu baño, deja abierta un poco la ventana para que entre aire de la calle y, si no tienes ventana, no cierres del todo la puerta de entrada. Después de la ducha, activa el ventilador durante al menos 10 minutos para que pueda salir el vapor de agua acumulado. Agita bien las cortinas de ducha para que caigan las gotas acumuladas y, si tienes mamparas correderas, no las dejes completamente cerradas. 

- Utiliza de vez en cuando el pulverizador antimoho en aquellos lugares donde ya sabes que se acumula.

- Retira el exceso de humedad a diario de los cerramientos de aluminio, sobre todo si hay condensación, para que no pase a la pared. Busca signos de humedad y elimínala.