Cuáles son los síntomas de la rinitis crónica

Rinitis crónica: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Alba Caraballo - 11 de febrero de 2021 - Salud

Las alergias, los resfriados frecuentes o la exposición de forma constante a estímulos en los que la mucosa nasal reacciona de forma excesiva, pueden provocar una inflamación crónica en los senos nasales. Es en estos casos cuando se habla de rinitis crónica. 

Esta afección provoca en quien la padece una sensación constante como de catarro nasal o reacción alérgica. La congestión nasal y el goteo por la nariz se convierten en síntomas habituales, por no hablar de la formación de costras internas o incluso hemorragias nasales frecuentes. ¿Es tu caso? Conoce cuáles son los síntomas de la rinitis crónica y qué remedios pueden ayudarte a sobrellevar esta condición médica. 

Qué es la rinitis crónica

Cuando una persona tiene la nariz constantemente taponada o tiene una secreción nasal constante, la vida se hace más complicada, sobre todo a la hora de dormir. Esta es una de las consecuencias de la rinitis crónica.

La rinitis no es otra cosa que la inflamación del revestimiento de la mucosa nasal. Esta hinchazón provoca estornudos, picor nasal, congestión y secreción. Es una afección que sucede ante un episodio de alergia o incluso catarro. Sin embargo, cuando alguien está expuesto de forma constante a un alérgeno al que reacciona o ha sufrido muchos catarros de repetición, esta rinitis puede volverse crónica. Esto significa que los síntomas no desaparecen cuando cesa el catarro, sino que la persona vive con esa molestia de forma constante. 

Aunque no es una afección dolorosa, si resulta molesta y complica el día a día de quien lo padece. Y es que, cuando la nariz está bloqueada puede aparecer cansancio, fatiga, trastornos del sueño, picores, etc.

Qué provoca la rinitis crónica

Los posibles desencadenantes de la rinitis crónica son varios:

- Cambios anatómicos en la nariz y nasofaringe, como un tabique nasal torcido u otros obstáculos como cuerpos extraños, pólipos o las consecuencias de intervenciones quirúrgicas en el área nasal.

- En el caso de los niños, los cuerpos extraños atascados en la nariz son también una causa.

- Las amígdalas agrandadas también pueden influir. Cierta forma no alérgica de secreción nasal crónica, conocida como nariz hipersensible, a menudo se asocia con pólipos nasales.

- Las personas que a menudo se resfrían, así como las personas alérgicas, corren el riesgo de desarrollar rinitis crónica. 

- Las personas que suelen tener la nariz irritada a causa del humo del tabaco o el ambiente contaminado también pueden terminar padeciendo rinitis crónica.

- Medicamentos como la píldora anticonceptiva, los descongestionantes nasales, los analgésicos con ácido acetilsalicílico o los medicamentos contra la presión arterial alta pueden causar irritación constante de las membranas mucosas nasales que deriven en una rinitis crónica.

- Otras causas pueden ser el estrés y sobreesfuerzo constante.

Cuáles son los síntomas de la rinitis crónica

¿Crees que puedes tener rinitis crónica? Si tu nariz está irritada de forma permanente o los síntomas del catarro o la alergia estacional perduran una vez terminado el proceso, los médicos suelen hablar de rinitis crónica. Estos son los síntomas de la rinitis permanente:  

  • Secreción nasal.
  • Respiración nasal obstruida.
  • Hinchazón de la mucosa nasal, especialmente alrededor de las fosas nasales.
  • Picazón y cosquilleo nasal.
  • Irritación en el interior de la mucosa y aparición de costras.
  • Irritación de la garganta que provoca tos y carraspeo frecuente
  • Estados generales de agotamiento
  • Dolores de cabeza y corporales

¿Es peligroso tener rinitis crónica?

Si te ves reconocido en los síntomas antes descritos, debes consultar a tu médico. Y es que, una rinitis crónica puede causar daños en la mucosa nasal, además de provocar una molestia constante que puede afectar a tu calidad de vida.

Además, la inflamación de las mucosas nasales de forma perenne, puede debilitar el sistema inmunológico, de esta manera, esta condición te hace más susceptible a padecer nuevas enfermedades e infecciones. Asimismo, la imposibilidad de respirar adecuadamente por la nariz, puede provocar trastornos en el sueño, ya que esta condición se agudiza cuando estás en posición tumbada. Es frecuente que las personas con rinitis crónica ronquen durante el sueño.

En el caso de las personas asmáticas, la rinitis crónica puede agudizar un episodio de asma al no poder respirar adecuadamente y no poder inhalar aire de forma completa por la nariz. 

¿Cuál es el tratamiento para la rinitis crónica?

Antes de nada has de saber que la rinitis crónica no es fácil de tratar, la misma palabra lo dice... ¡crónica! Sin embargo, no tires la toalla, hay cosas que se pueden hacer para evitar que la molestia sea mayor o que te impida llevar una vida normal.

El especialista te recomendará dos cosas para tratar la rinitis crónica: 

El lavado nasal de forma diaria y constante para limpiar bien las fosas nasales y evitar enfermedades derivadas como la otitis o la enfermedad de Meniere, causada por la acumulación de líquido en el oído. Son recomendables los aerosoles nasales humectantes y nutritivos. Aquellos elaborados a base de sal marina son los más aconsejables. La solución de sal marina hipertónica hace que la membrana mucosa nasal se hinche y fomenta el proceso de curación. Los síntomas de dependencia no aparecen en este caso. 

El tratamiento con aerosoles descongestivos que ayuden a minimizar la secreción nasal y la congestión. Sin embargo, si bien los fármacos que se suelen recetar funcionan muy bien y ayudan, no pueden usarse durante muchos días ya que algunos de ellos contienen cortisona, lo cual puede provocar un efecto rebote si abusas de ellos. En este sentido, el remedio sería peor que la enfermedad si no lo usas como te han recetado. 

Si la secreción nasal crónica es causada por alergias, los aerosoles nasales antialérgicos tienen un buen efecto. Tu médico puede recetarte asimismo, un tratamiento con pastillas antihistamínicas que sirva de apoyo. 

Si el tabique nasal está desviado o hay obstrucción debido a pólipos y tumores, el problema se trata con una intervención quirúrgica. Después del procedimiento, los síntomas generalmente disminuyen significativamente o desaparecen por completo.

Remedios caseros para la rinitis crónica

Existen remedios caseros que te pueden ayudar a minimizar los síntomas de la rinitis crónica. Generalmente no sirven como alternativa a la terapia médica tradicional, pero pueden ayudar:

- La inhalación de aceites aromáticos como el eucalipto puede ayudar a despejar las vías respiratorias. 

Ver también: Aceites que combaten la congestión nasal

- El lavado nasal regular con solución salina ayuda a limpiar el interior de la nariz de alérgenos, partículas extrañas, gérmenes y contaminantes.

- El uso de humidificadores en el hogar o la oficina, ayuda a aumentar el nivel de humedad ambiental y a hidratar la mucosa, así como la garganta que suele sufrir el efecto secundario de la tendencia a respirar por la boca constantemente. 

- La comida caliente, como sopas y caldos, ayuda a despejar la nariz.

- La comida picante asegura un mejor flujo sanguíneo a las membranas mucosas nasales y hace que se hinchen.

- Dormir mucho permite que el sistema inmunológico funcione mejor y que el cuerpo se fortalezca.