Cómo sobrevivir al estrés de trabajar en casa

Consejos para cuidar tu salud mental si trabajas desde casa

Alba Caraballo - 26 de febrero de 2019 - Trabajo

Trabajar para ti mismo y ser tu propio jefe es un sueño para muchas personas y sí, tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes. Trabajar desde casa supone enfrentarte a la realidad de la falta de horarios, fines de semana o límite laboral alguno. Si es tu caso, es hora de comenzar a poner soluciones para cuidar tu salud mental y sobrevivir al estrés de trabajar en casa.

Trabajar en casa y ser tu propio jefe

Si estás leyendo esto, es posible que seas uno o una de los trabajadores que, un buen día, dejaron de ser asalariados para emprender por sí mismos. Si deseabas trabajar desde casa para poder conciliar, flexibilizar los horarios y, sobre todo, gestionar tu propio trabajo, habrás saboreado las mieles de lo que significa manejar tu trabajo y tu tiempo.

Cada día organizas tu agenda, tus prioridades y tus tareas. Trabajas a las 3 de la tarde o a las 3 de la madrugada. Puedes salir al médico sin pedir permiso a nadie, tomarte un café con una amiga tras dejar a los niños en el colegio y levantarte de la silla las veces que te plazca.

Eso sí, no es todo purpurina. La realidad de trabajar desde casa no tiene solo ventajas, también está rodeada de un trabajo que ocupa las 24 horas del día, no hay límite en tu jornada y cualquier momento es perfecto para sentarte frente al ordenador, incluso la madrugada. Tu mente está absolutamente ocupada en tu proyecto, no existen vacaciones, puentes o fines de semana.

Esto, en definitiva, es lo que significa tener un proyecto y trabajar en casa para uno mismo.

Cada vez más personas desean ser su propio jefe y trabajar desde cualquier lugar pero, el trabajo independiente también supone lidiar con altas dosis de estrés.

Si, en ocasiones, pasan días sin que despegues los dedos del teclado, si tu pijama es tu outfit habitual y hace días que no ves a tus amigos, es hora de organizar tu agenda para evitar que el estrés de trabajar en casa afecte a tu salud mental.

Qué hacer para lidiar con el estrés de trabajar en casa

Cuida tu bienestar físico

Si tu oficina es tu casa, asegúrate un rato al día para salir de ella. Pasear, montar en bicicleta, correr, patinar o cualquier otra actividad que te guste practicar te dará el respiro que necesita tu cuerpo y tu mente para rebajar el nivel de estrés.

Para obligarte a hacerlo, puedes apuntarte a un gimnasio y participar en clases de yoga, aerobic o spinning. Cualquier actividad que te permita recargar la energía que necesitas para continuar con esas maratonianas jornadas de trabajo. Verás que, cuando retomes tu actividad, te sentirás renovado.

Trata de crear una agenda de trabajo

Ponte un límite al día y trata de trabajar un número determinado de horas. Eres tu propio jefe, puedes elegir la jornada que más te convenga y las horas en las que estás más creativo. Intenta crear una barrera entre tu vida profesional y la laboral dejando espacio para dejar el ordenador y disfrutar de tiempo para ti, ya sea para salir a comer, tomar un café con amigos o ir al cine.

Intenta desconectar

En esos huecos que guardas para ti mismo, intenta desconectar del todo. No abras el email, no respondas correos de clientes, evita comprobar las redes sociales. Olvida por un instante, por breve que sea, tu negocio y coloca tu mente en otro lugar. Es además una manera estupenda de resetear y volver con nuevas ideas y mayor energía.

Instala tu oficina en otro lugar una vez a la semana

Quítate el pijama y, al menos un día a la semana instala tu oficina en un workcenter, en una cafetería con wifi o cualquier otro sitio que te permita tener otra perspectiva. Aprovecha para participar en algún evento que tenga que ver con tu negocio y te obligue a salir de casa y absorber nuevas ideas.