Por qué me duelen las rodillas al correr o tras hacer running

Tipo de trastornos en la rodilla según la zona en la que se localice el dolor

Ernesto Díaz - 2019-06-12 11:45:00 - Alimentación

El dolor en las rodillas es una molestia frecuente entre los corredores, tanto en los amateurs, como en los que llevan años practicando esta actividad, lo que en ocasiones dificulta, acorta la carrera o incluso impide correr.

¿A qué se debe?, ¿Por qué duelen las rodillas al correr o tras hacer running? Veremos las posibles causas y las soluciones para que puedas seguir practicando tu deporte favorito.

Me duelen las rodillas al correr: ¿por qué?

me duelen las rodillas al correr

Determinar la zona exacta donde se está produciendo el dolor, nos dará una pista sobre la posible dolencia que se está produciendo:

Dolor en un lado de la rodilla al correr

Cuando sientes un dolor punzante y agudo en la zona externa de la rodilla, algo muy común entre los corredores, podemos estar hablando del síndrome de la banda iliotibial o rodilla de corredor. Es sobre todo frecuente en corredores que están comenzando a hacer running y en aquellos que ya llevan bastante tiempo practicándolo. Además puede aparecer cuando se sobreentrena o se realiza un calentamiento previo y un estiramiento posterior a la carrera inadecuado.

La banda iliotibial es una banda de tejido que se extiende a lo largo de la parte externa del muslo, desde la parte superior de la cadera hasta la parte externa de la rodilla. Este tejido tiene la función de estabilizar tu rodilla y cadera durante la carrera.

Para tratar esta molestia intenta descansar mucho entre carreras y reduce el número de kilómetros que corres hasta que cese la inflamación y la irritación. Además, puedes ponerte hielo en la rodilla (siempre con un tejido de por medio) durante 10 minutos. También puedes tomar ibuprofeno (siempre con las comidas) para reducir la molestia y la inflamación.

Si el dolor no cediera con el tiempo, es recomendable que visites a un fisioterapeuta para que valore tu tratamiento que, en definitiva, pasará por restablecer la musculatura afectada mediante el masaje. Además podría recomendarte realizar una serie de ejercicios con la rodilla, como:

Hacer el puente: tumbado en el suelo con las piernas encogidas, levanta la pelvis hacia el techo hasta que solo quede apoyado en el suelo la planta de los pies y los hombros y cabeza.

Estira con banda elástica: colócate en el suelo en posición lateral y coloca una banda elástica entre los tobillos, tira con el pie hacia el techo unos centímetros. Si no tienes banda elástica, puedes hacerlo sin ella.

Los medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno también pueden ayudar a reducir la hinchazón, pero asegúrese de tomarlos con alimentos.

Y, asegúrate de estirar y trabajar ambas piernas, ya que algunos corredores se enfocan poner a punto la pierna lesionada y luego terminan desarrollando esta lesión en la otra pierna.

Cuando vuelvas a correr, hazlo de forma gradual, para en cuanto te moleste y, asegúrate llevar un calzado adecuado para correr.

Dolor en la parte frontal de la rodilla

Si tienes dolor alrededor de la parte frontal o detrás de la rótula, es posible que tenga que padezcas una lesión conocida como síndrome patelofemoral o síndrome de hiperpresión rotuliana externa, y suele aparecer debido a un aumento de la presión entre la rótula y el fémur, provocando irritación e incluso desgaste del cartílago articular.

Es un dolor que suele agravarse si corres cuesta abajo, te pones en cuchillas, subes y bajas escaleras o has de pasar un período largo de tiempo sentado.

Esta lesión viene acompañada por pérdida muscular en el cuádriceps, debido al desuso al que se le somete por el dolor causado en la rodilla. Para poder tratar esta molestia es imprescindible eliminar las actividades que están causando la molestia como correr o, subir y bajar escaleras.

- Sentirás alivio aplicando hielo durante 10 minutos cada 3 horas y, si el dolor es muy intenso, puedes tomar antiinflamatorios.

- Cuando el dolor persista, acude a un fisioterapeuta para que puedas recibir un tratamiento adecuado junto con una tabla de ejercicios de cuádriceps, estiramiento de isquiotibiales y rotadores externo de la cadera.

- Una vez solucionado, para prevenir su aparición, asegúrate que usas el calzado adecuado a tu tipo de pisada y nunca corras con zapatillas desgastadas que no amortiguan el golpe al correr.

Dolor en la parte superior de la rodilla

Este dolor se conoce como tendinitis patelar y se focaliza desde la parte superior de la rodilla hasta la parte superior de la espinilla. Suele estar causada por estrés del tendón patelar, el que une la rótula al hueso de la espinilla (la tibia) por lo que se produce un desgaste. Es una lesión que provoca dolor a medida que el tendón se inflama. Puede que al principio solo lo notes tras una carrera pero, con el tiempo, comenzarás a sentirlo mientras corres.

Para tratar esta molestia debes:

- Detener la actividad e iniciar reposo durante unos días.

- Aplicar hielo en la zona durante 10 minutos cada 3 horas.

- Consultar al fisioterapeuta si el dolor empeora o no notas mejoría.

Dolor en toda la zona superior de la rodilla

Podría tratarse de un desgarro en el menisco cuyos síntomas son dolor general de rodilla, hinchazón y rigidez de la rodilla (especialmente después de sentarse) incluso con la sensación de que la rodilla está bloqueada.

Suele darse con la edad y el excesivo ejercicio durante un tiempo prolongado.

Es muy probable que, ante esta molestia, tu médico te recomiende:

- Descanso (sin actividades de impacto).

- Medicamentos antiinflamatorios.

- Aplicación de hielo en la rodilla para reducir el dolor y la hinchazón.

Dolor en el lado interno de la rodilla

En este caso es posible que sufras bursitis de la rodilla, una inflamación de la bolsa situada cerca de la articulación de la rodilla. Esa bolsa está llena de líquido, lo que ayuda a reducir la fricción entre los huesos, tendones y músculos. Si está inflamada, puede que notes sensibilidad al tocar la zona y dolor al mover la rodilla.  

Para tratar esta molestia puedes aplicar el mismo tratamiento que en casos anteriores: reposo, hielo y estiramientos. Pero, si después de 10 días no ves mejora, deberías acudir a tu médico para que pueda tratarte la bursitis, que suele realizarse mediante aspiracion del líquido o inyección de corticoides.

Dolor en la parte posterior de la rodilla

Si te duelen las rodillas al correr o tras hacer running, justo en la parte posterior de la rodilla, justo en la parte superior de la pantorrilla, es posible que te enfrentes ante un caso de bursitis distal de los isquiotibiales. Por lo general, es el resultado de la tensión y la fricción del tendón de la corva, lo que hace que la bursa se inflame.

Realiza estiramientos, rodamientos y masajes para aflojar esos isquiotibiales que están tensos. Quizás necesites un tratamiento extra con un fisioterapeuta para recibir un masaje más profundo.