Cómo acabar con el acné en la menopausia

Consejos para combatir los granos en la menopausia

Alba Caraballo - 22 de mayo de 2019 - Belleza

La menopausia es un período en la vida de la mujer que, además de traer consigo la retirada de la menstruación y el fin de la vida fértil, se producen otros cambios físicos, entre ellos la aparición de granos.

Si pensaste que con la adolescencia terminó la etapa de las espinillas, ahora te puedes enfrentar con sorpresa al hecho de que, en la madurez, han vuelto a aparecer, y además de forma abundante. Si estás lidiando con los granos, te contamos cómo puedes acabar con el acné en la menopausia.

Cambios en la piel con la menopausia

La piel sufre una gran cantidad de cambios antes y durante la menopausia. La piel pierde hidratación, colágeno y elasticidad por lo que, no solo aparecen arrugas, sino que además aparecen los primeros signos de descolgamiento.

Lo frustrante es que, mientras estás luchando por combatir el paso del tiempo en tu piel, ésta se llena de espinillas y granos. No eres la única.

Según las estadísticas, el 26% de las mujeres de 40 años y el 15% de las mujeres de 50 años en adelante, han experimentado un repunte del acné en la menopausia. Incluso mujeres que nunca han visto su cara llenarse de espinillas, han de luchar contra los brotes que parecen no acabar nunca.

Por qué sale acné en la menopausia

En general, el acné en la menopausia se debe a una combinación de varios factores, pero los principales causantes son las hormonas, o más bien, el desequilibrio hormonal que gobierna en esta etapa de la vida.

En la menopausia, los andrógenos, que son las hormonas sexuales masculinas, aumentan relativamente, mientras que bajan los niveles de estrógenos, las hormonas que permiten que se produzca el ciclo menstrual.

Los andrógenos estimulan a las glándulas de la piel y a los folículos pilosos por lo que, esta sobreestimulación, puede hacer que surjan granos y espinillas, además de la aparición de vello facial.

Otros factores que pueden estimular la aparición de acné son el estrés, el componente hereditario (si tu padre o tu madre tuvieron, es más probable que lo padezcas), la ingesta de determinados medicamentos o la aplicación de productos cosméticos que provocan una reacción en la piel.

¿Son diferentes los granos en la adolescencia y en la menopausia?

Los adolescentes suelen tener brotes de espinillas, puntos blancos o granos con pústulas, mientras que en la menopausia, no suelen tener esa cabeza blanca con pus, son quistes pequeños, sensibles al tacto y duros que aparecen en la frente, barbilla, mejillas y cuello y tardan más tiempo en desaparecer.

Cómo lidiar con el acné en la menopausia

No es sencillo enfrentarse a dos batallas al mismo tiempo, la de acabar con los granos y la de frenar el envejecimiento de la piel, pero no hay que tirar la toalla. En cualquier tratamiento de belleza, la constancia es fundamental.

Es posible que, cuando acudas a la farmacia o a tu tienda cosmética te ofrezcan un sinfín de productos que han sido diseñados para tratar el acné en pieles jóvenes, sin embargo, el acné en la menopausia es distinto, y no funcionan igual de bien. De hecho, ya que la piel madura se deshidrata con facilidad, algunos pueden tener un efecto secundario al producir más sequedad. También es posible que, los productos tarden más en hacer efecto, ya que las pieles en la menopausia son más resistentes a los tratamientos, así que de nuevo, constancia y paciencia con estos productos:

Retinoides para el acné en la menopausia

Las cremas que contienen este derivado de la vitamina A pueden atacar el acné en la menopausia. Lo que hacen es abrir los poros para prevenir la acumulación de grasa y estimula la producción de colágeno, por lo tanto ayuda a prevenir arrugas. Sin embargo, también pueden resecar mucho la piel, por lo que has de tener paciencia hasta que la piel se aclimate y aplicar poco producto en un principio.

Antibióticos para los granos

En algunos casos de acné severo los dermatólogos pueden recetar antibióticos tópicos para tratar el acné porque tienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

Sin embargo, no se suelen recetar para su uso a largo plazo porque las bacterias pueden volverse resistentes y hacer que el medicamento sea inútil.

Peróxido de benzoilo para tratar el acné en la vida adulta

El peróxido de benzoilo es un medicamento antibacteriano que se puede encontrar sin receta médica. Algunas investigaciones han demostrado que una combinación de peróxido de benzoilo con retinoides es mucho más efectiva que el uso de un solo tratamiento.

Terapia hormonal para controlar el acné

Tu ginecólogo podría prescribirte un tratamiento hormonal para tratar el acné y otros síntomas de la menopausia, de esta forma se aborda el desequilibrio de las hormonas, lo que ayuda a combatir los granos.

Tratamientos de belleza

Limpiezas faciales, exfoliantes, peelings, o tratamientos con láser pueden reducir sensiblemente los granos en la menopausia. Estos tratamientos van dirigidos a mantener la piel lo más limpia posible y libre de grasa para evitar que se acumule en el poro y aparezca el molesto acné.

Dieta baja en grasas

Intenta no abusar en tu dieta de los lácteos o los alimentos con alto índice glucémico. Lleva una dieta sana, rica en minerales y vitaminas y libre de alimentos con muchas grasas.

Cómo prevenir la aparición de granos en la menopausia

- Limpia muy bien tu piel cada día y, si has usado maquillaje, tómate el tiempo necesario para eliminarlo correctamente.

- Consulta a tu dermatólogo sobre la hidratante que mejor le viene a tu tipo de piel en esta etapa de tu vida.

- Utiliza productos de limpieza facial de forma regular, exfóliate la piel una vez a la semana y utiliza mascarillas purificantes.

- Evita tocarte la piel ya que toda la suciedad o grasa que puedas tener en tus manos, terminará dentro de tus poros.

- Protégete del sol para no empeorar la situación del acné que ya puedas tener.