Cómo acabar con las polillas en casa (polillas de la ropa y de la comida)

Trucos para deshacerse de las polillas y evitar que dañen la ropa y los alimentos

Alba Caraballo - 2020-06-29 15:49:00 - Trucos caseros

¿Por qué tanta manía a las polillas? No pican, no zumban, no suelen revolotear como la moscas a nuestro alrededor… La respuesta es fácil, se comen nuestra ropa y contaminan nuestra comida.

Una plaga de polillas en casa puede acabar hacer agujeros en jerseys, abrigos, sábanas y camisas; o pueden instalarse en nuestra despensa e infestar de larvas los alimentos. Te contamos cómo acabar con las polillas en casa, tanto con las polillas de la ropa como las de la comida. 

Curiosidades de las polillas

eliminar polillas en casa
Trucos para ahuyentar las polillas de tu casa

Las polillas pertenecen al grupo de los insectos y, aunque están relacionados con las mariposas por que ambos son Lepidopteros, ambas especies mantienen bastantes diferencias.

En el mundo existen cerca de 160000 especies de polillas que viven en hábitats muy distintos, desde los bosques tropicales a las grandes ciudades. Pueden adaptarse a casi cualquier sitio, excepto las regiones polares.

Son insectos con una enorme variedad de colores, formas y tamaños, tanto es así que, aunque solo hayas visto a esas pequeñas especies marrones que suelen vivir en los armarios, las hay mucho más grandes. De hecho, la más grande del mundo es la polilla del Atlas, que llega a medir 30 centímetros, pero es posible que no llegues a verla nunca en tu casa ya que prefiere los bosques del sudeste asiático

Cómo saber si tienes polillas en casa

En las casas solemos entrar en contacto con dos tipos de estos molestos, conocerlas te ayudará a saber buscarlas, encontrarlas y, como veremos más adelante, eliminar las polillas. Las que encontramos en los hogares se dividen en dos tipos, según su fuente de alimento:

Las polillas de la comida

Tienen alas grises y bronce, mide poco más de un centímetro y suelen llegar a la cocina atraídas por los granos y productos secos como cereales, galletas, arroz u otros alimentos de la despensa. Es en estos alimentos donde además suelen poner sus larvas, por lo que, si has detectado alguna en tu cocina, es preciso que revises bien los alimentos para evitar que, al preparar un tazón de cereales, encuentres larvas flotando (asqueroso, sí).

Polillas de la ropa

Tienen un color dorado y blanquecino, miden también poco más de un centímetro y se sienten atraídas por la ropa, por lo que intentan colarse en armarios, cómodas y otros muebles donde haya prendas que comer. Prefieren las fibras naturales como la seda, el lino, la lana o la piel, pero pueden alimentarse de tejidos con mezclas. No solo dejan agujeros en la ropa, también pueden dejar atrás las pieles de las pupas (la vaina en la que crecen) y excrementos (parecen granos de arena).

Trucos para acabar con las polillas en casa

Según sea el tipo de polilla que tengas en casa, tendrás que proceder de una u otra forma:

Cómo eliminar las polillas de la ropa

Si comenzaste a ver pequeños agujeros en tu ropa y pensaste que te podías haber enganchado ese jersey, pero a la tercera prenda agujereada sospechaste de la existencia de polillas en tu armario, comienza a tomar medias:

1- Saca toda la ropa del armario y friégalo bien por dentro para poder acabar con los excrementos y las posibles larvas que hayan quedado atrás. Frota bien las paredes, los fondos de los cajones, las esquinas, etc., en definitiva, todos los rincones y recovecos.

2- Limpia bien toda la habitación: aspira la alfombra, limpia las paredes, los zócalos… Y tira toda la basura procedente de la limpieza (igual que se hace al limpiar cuando se da una infestación de piojos) ya que puede contener huevos.

3- Lava la ropa que puedas con agua caliente y detergente para poder matar a las larvas. La ropa que no puedas meterla en la lavadora, habrás de llevarla al tinte para que la laven en seco.

4- Guarda la ropa de temporada bien sellada en bolsas o cajas por las que no pueda penetrar ni una larva.

5- Cuando tengas todo limpio, coloca en tu armario bolsas de naftalina para evitar que vuelvan a entrar. Pero, si prefieres no usar ningún químico o te desagrada el olor de la naftalina, puedes utilizar piezas de madera de cedro como repelente, aunque como les falta el elemento químico son menos efectivas y tendrás que estar muy pendiente de que no vuelve a aparecer ninguna. También puedes colocar en bolsitas clavos de olor y canela o ramitas de lavanda ya que les desagrada el olor que emiten. Un cuenco pequeño con vinagre de manzana también desagrada a mosquitos, arañas y pulgas, además de a las polillas

Cómo acabar con las polillas de la comida

Si has detectado larvas o polillas de la comida en tu despensa, has de tomar mucha precaución para poder eliminar la plaga:

- Tira todos los alimentos que hayan estado en contacto con las polillas y, aquellos que estén cerca de éstos y no estén envasados o cerrados herméticamente, tíralos también porque pueden estar contaminados.

- Limpia a fondo todos los estantes de la cocina para eliminar, ya no solo a las polillas grandes, sino a sus larvas y sus excrementos. Utiliza detergente y agua caliente y remata pasando un trapo impregnado en vinagre de manzana. Friega bien todos los rincones y deja actuar el vinagre antes de volver a colocar de nuevo la comida.

- Tira a la basura todo lo que hayas recogido con el paño o con la aspiradora, ya que podría haber larvas de las que nacerán nuevas polillas.

- Los alimentos que hayas salvado, mételos en el congelador una semana para asegurarte de acabar con alguna larva que no hayas visto y evitar que nazcan más.

- Puedes colocar las hojas de lila india (neem) en los estantes como repelente para polillas. También funciona, como en el caso de los armarios, los palitos de canela, bolsitas de lavanda, vinagre de manzana o la madera de cedro.

Cómo prevenir la aparición de polillas en casa

Si ya has tenido polillas en casa alguna vez, has de estar muy pendiente para que no vuelvan a aparecer. Comprueba y limpia frecuentemente las zonas de armarios y despensa.

Vigila también los signos de actividad de la polilla no solo en tu ropa y alimentos, sino otros lugares como peluches, alfombras, albornoces o toallas en el baño…

Mantén las puertas de los armarios y cajones bien cerradas cuando no los estás usando.

Conserva los alimentos en envases herméticos y no almacenes granos, harinas o cereales durante mucho tiempo y compruébalos de vez en cuando.

Conclusión

Si has encontrado polillas en tu casa, no basta con acabar con la polilla en cuestión, es posible que haya puesto larvas de la que saldrán más polillas por lo que has de realizar una limpieza exhaustiva de la zona y tirar aquello que pueda estar infestado (alimentos).

Además de la naftalina, algunos elementos naturales pueden disuadirlas como la canela, la lavanda o el cedro.