Cómo evitar el estreñimiento en los viajes

Tips para prevenir el estreñimento cuando sales de viaje

Alba Caraballo - 2019-03-29 12:48:00 - Salud

Cuando viajas, no solo cambias de entorno, también cambias de hábitos y de rutinas: te acuestas a otras horas, comes otros alimentos, realizas otras actividades… Estos cambios pueden afectarte de distintas formas, una de ellas, muy común en los viajeros, impacta sobre el tránsito intestinal, y esto puede ser un obstáculo para algunos planes, ya sea de ocio o de trabajo. ¿Te suele suceder? Conoce cómo evitar el estreñimiento en los viajes.

¿Estoy estreñido?

aliviar estreñimiento en los viajes

Se considera que estás estreñido si haces de vientre menos de tres veces a la semana, tienes la sensación de que no has vaciado y las heces son duras o escasas. Cuando es algo ocasional, no supone ningún problema, pero si se convierte en algo crónico puede llegar a causar un malestar en la persona que lo padece.

El estreñimiento es algo frecuente en niños y en embarazadas, ya que las hormonas pueden dificultar el tránsito intestinal. También es frecuente en los viajeros, tanto es así, que una persona al desplazarse puede pasar varios días, incluso una semana sin ir al váter.

Esto puede suponer un obstáculo para los planes que se realizan en los viajes ya que la persona puede sentir malestar general y molestias estomacales.

Consejos para evitar el estreñimiento en los viajes

Algunas acciones muy sencillas y cotidianas pueden contribuir a que tu tránsito intestinal no se altere cuando viajas, sobre todo, si lo haces con frecuencia o se trata de un viaje en el que las actividades a realizar requieren que estés en plena forma.

Buena hidratación

Bebe mucho líquido a lo largo de todo el día, preferiblemente agua mineral. No bebas agua del grifo en lugares donde no estás seguro de la calidad del agua, sobre todo si viajas a zonas poco desarrolladas. Es preferible que bebas agua embotellada y no bebidas carbonatadas o azucaradas porque pueden contribuir a la deshidratación.

Come frutas y verduras a diario

Si los alimentos de tu ciudad de destino son muy distintos a la alimentación que sueles llevar en tu casa, intenta evitar los alimentos procesados y refinados y opta por verduras, frutas, granos integrales (cereales o avena), pasta integral o nueces.

En la mayoría de hoteles encontrarás este tipo de alimentos. Opta por comidas que sean fuente de fibra, como los vegetales. El kiwi y las ciruelas tomadas en el desayuno pueden también aliviar tu estreñimiento.

Pasa de la comida basura

Muchos viajeros, ante el desconocimiento de la gastronomía local, optan por comer y cenar en las cadenas de comida rápida, ingiriendo demasiado carbohidratos y grasas y poca fibra. Evita las comidas rápidas, los fritos y los procesados y no abuses de la comida rápida o basura en tus viajes. 

Lleva medicamento para el estreñimiento

Si ya conoces a tu cuerpo y te consta que, cuando sales de vacaciones, te estriñes y la fruta y la verdura no es suficiente, lleva siempre contigo un medicamento recetado por tu médico que te ayude a ir al váter.

Masaje intestinal

Realiza un masaje en la zona del abdomen haciendo una especie de cuadrado alrededor de todo la banda abdominal para favorecer el tránsito y la motilidad intestinal.

Bebé café o té

A muchos viajeros les funciona tomar café caliente a primera hora de la mañana ya que fomenta el movimiento intestinal y ayuda a prevenir el estreñimiento en los viajes. Si no te gusta el café, el té puede hacer la misma función. Por el contrario, has de evitar las bebidas lácteas.

Haz ejercicio

Si te mueves y realizas una actividad física habitual aumentarás el peristaltismo intestinal, es decir, el movimiento natural del intestino necesario para que exista un buen tránsito intestinal. Puedes caminar a marcha rápida, hacer bicicleta, correr o incluso realizar posturas de yoga, uno de los mejores remedios para el estreñimiento del viajero. Algunas poses como la del saludo al sol ayudan al movimiento intestinal.

También puedes hacer PawanMuktasana:  acuéstate de espaldas sobre una colchoneta. Dobla ambas piernas y coloca tus rodillas en tu pecho. Abraza las rodillas con los brazos mientras levantas ligeramente la parte superior del cuerpo. En esta posición, puedes mecerte hacia adelante y hacia atrás o hacia los lados para liberar los gases atrapados y estimular los intestinos.

Un poco de alcohol

Una copa de vino o de whisky, puede ayudarte a limpiar tus intestinos al día siguiente. No se trata de amanecer con una buena resaca, sino de tomar un poco de alcohol de forma controlada.

Adopta una postura correcta en el inodoro

Aunque te parezca extraño, la posición más saludable para defecar es en cuclillas, de esta manera se flexionan los músculos del abdomen, aumenta la presión abdominal y se favorece la evacuación. Ya que en los hogares, los inodoros no están preparados para esta postura, puedes poner una pequeña banqueta que te permita elevar un poco las piernas.

Descansa y relájate

La vida del turista, aunque sea por placer, puede ser extenuante. Larga jornadas caminando para poder verlo todo y poco descanso puede alterar el ritmo intestinal, por ello es importante que reserves momentos para el descanso, para estar tranquilo en tu alojamiento y no entrar y salir corriendo.

Haz caso a tu cuerpo

Cuando tu cuerpo te pida ir al váter, no le ignores y haz lo posible por encontrar un inodoro o lugar donde evacuar lo antes posible. Frenar o ignorar el impulso puede llevarte a padecer estreñimiento. Algunas personas no soportan entrar en baños públicos cuando están fuera de casa, sin embargo, puede que no tengas el lujo de tener ningún baño privado hasta que vuelvas a tu alojamiento. Asegúrate de llevar toallitas y gel desinfectante para estos casos.