Cómo aliviar la tos seca por la noche. Remedios para la tos nocturna

Tos nocturna: 10 trucos caseros para combatirla

Alba Caraballo - 2019-03-11 10:51:00

Ya sea por un catarro o alergia estacional, de repente, una noche, comienzas a notar un cosquilleo en la garganta que te lleva a comenzar a toser. Sin embargo, esa ligera tos no cede y se convierte en una tos constante que hace que no puedas dormir o que, cada dos por tres te despierte.

Es una situación que puede extenderse durante días e incluso semanas acabando con tu paciencia y afectando a tu descanso. ¿Qué se puede hacer con la tos nocturna? Conoce cómo acabar con la tos seca por la noche.

Tos seca versus tos productiva

tos seca por la noche, remedios

La tos, por muy molesta e incómoda que sea, es la forma que tiene nuestro cuerpo de expulsar sustancias presentes en las vías respiratorias o los pulmones, como la mucosidad. La tos puede ser seca o productiva.

- La tos seca se produce sin moco, se produce por la irritación e inflamación de las vías respiratorias. Es una tos constante que puede empeorar en lugares cerrados, sitios donde hay polvo o agentes alérgenos como el polen o en zonas muy secas.

- Por el contrari,o la tos productiva es la que tiene moco o flemas. Suele empeorar por la mañana, tras una noche en posición tumbada sin eliminar moco. Es un tipo de tos que, en ningún caso, debe tratarse con medicamentos inhibidores de la tos, ya que es la defensa que tiene nuestro cuerpo para eliminar la mucosidad del pulmones y vías respiratorias. Si anulamos la tos, no podremos expulsar mucosidades y, lejos de mejorar, podemos empeorar la situación.

Tos seca por la noche

La alergia estacional provoca rinitis y congestión nasal por lo que es fácil que se acumule mucosidad en las vías altas y provoque tos que, como hemos visto, es la defensa que utiliza nuestro organismo para eliminar esos cuerpos extraños y molestos.

Sin embargo, es frecuente que, aunque tosas de día, la tos se avive de noche, ya que en posición tumbada los mocos se acumulan y además estar en posición horizontal no favorece la respiración. Si además eres asmático, es común que la fatiga sea mayor cuando estás en la cama.

Y es que, la posición horizontal hace que la faringe se cierre más y además ese goteo nasal que de día aliviamos sonando la nariz constantemente, cuanto estamos en la cama cae por detrás de la nariz irritando la garganta.

Lo mismo ocurre con otras condiciones como catarros, gripes, bronquitis o bronquiolitis.

Cómo dejar de toser por la noche

Ya sea que sufras de alergia o de catarro, existen diferentes tratamientos específicos para cada trastorno, sin embargo, hay algunos remedios comunes para aliviar la tos por la noche y favorecer el descanso:

1. Duerme semitumbado para evitar la tos por la noche

Como hemos visto, la tos empeora cuando estás acostado, por lo tanto, te ayudará dormir con la cabecera de tu cama inclinada. Si tu cama se reclina, levanta unos cuantos centímetros la parte de la cabeza para evitar la posición horizontal. De lo contrario, utiliza varios cojines o almohadas que te permitan estar al menos en una posición de 45º.

2. Utiliza un humidificador

En tu habitación puede generarse un ambiente seco y cálido que irrita aun más la garganta. La calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano puede secar el ambiente por lo que te ayudará colocar un humidificador en la habitación. Su misión será producir una especie de vapor frío que mantendrá tu habitación húmeda y, por lo tanto, tu garganta también.

3. El mejor remedio para la tos nocturna: la miel

La miel es ese remedio de la abuela que funciona por más medicamentos que saquen, y es que, es un excelente antibiótico natural. Y es que, hoy en día no está probado que ningún jarabe para la tos funcione mejor que un medicamento placebo, por lo que muchos médicos insisten en recurrir a la miel para suavizar la garganta y calmar la tos.

Una cucharadita de miel puede ayudar a aflojar el moco en la garganta. También puedes tomarlo disuelto en una bebida caliente, en este caso evita los lácteos porque pueden provocar más mucosidad. Mezcla dos cucharaditas de miel en un té de hierbas sin cafeína y bien caliente antes de acostarte, notarás un alivio significativo.

4. Abundante agua para combatir la tos

Es fundamental que mantengas la garganta siempre húmeda, ya que si se reseca toserás aun más. Ten a mano en la mesilla un vasito de agua y bebe pequeños sorbitos tantas veces como sea necesario. Eso sí, es posible que tengas que levantarte al baño alguna que otra vez durante la noche pero esa molestia es menor que la tos constante.

5. Atmósfera libre de ácaros

Si la tos nocturna se debe a la alergia y tu cuerpo está reaccionando contra un alérgeno, ya sea el polen o el polvo, una de las causas más frecuentes de la tos, mantén tu habitación libre de ácaros. Para ello, utiliza fundas para almohadas, edredones y colchas antiácaros.

También habrás de sacudir bien la cama todas las mañanas y evitar que se acumulen los ácaros. Evita que las mascotas estén en tu habitación y aspira la alfombra todos los días si tienes moqueta. También puedes colocar un filtro de aire en tu habitación para eliminar los alérgenos comunes.

6. Realiza lavados nasales antes de acostarte

Ya sea que sufras de catarro o alergia, puedes sufrir de goteo posnasal que se agudiza al acostarte. Este goteo provoca cosquillas o picor en la parte posterior de la garganta y ello te lleva a toser. Para limpiar bien los senos utiliza agua de mar y realiza un buen lavado nasal antes de irte a la cama.

El agua de mar ayuda a arrastrar la mucosidad presente en las vías altas, descongestiona y limpia la nariz de virus y bacterias. Es un remedio muy eficaz si además no quieres un descongestivo nasal.

7. Trata los síntomas que provocan la tos

Si la tos está causada por una infección sinusal, quizás necesites acudir al médico para recibir un tratamiento adecuado. En algunos casos se requiere la acción de los antibióticos para tratar infecciones bacterianas.

En caso de que la tos sea debida a la alergia estacional, tu médico podrá recetarte un tratamiento con antihistamínicos para reducir los efectos de los alérgenos y reducir la tos por la noche. Si además la tos cursa con asma, puede ser necesario un tratamiento con broncodilatadores.

8. Reposo y bebidas calientes

En caso de que la tos esté causada por un resfriado común, las recomendaciones tradicionales que pasan por descansar, tomar caldo de pollo caliente, tapar la garganta y el tiempo es todo lo que necesitas.

9. Lleva una vida sana

Si estás sufriendo un proceso que cursa con tos, deja el tabaco por completo. No solo mejorará tu tos, sino que además también lo hará tu salud en general.

10. Infusión de tomillo

El tomillo es una planta medicinal que puede aliviar en caso de sufrir bronquitis, laringitis e incluso asma. Prepara una infusión de tomillo y añádele unas gotitas de limón y verás como notas alivio de la tos.

Qué hacer cuando la tos es grave y no pasa

La tos seca suele agudizarse cuando te pones nervioso, es un círculo vicioso. Toses, los nervios provocan más tos que irritan aun más la garganta y sigues tosiendo. Esto hace que la tos parezca que no se va a ir nunca.

De hecho, algunas toses pueden tardar en desaparecer muchos días pero, cuando además aparecen otros síntomas como fiebre alta, dificultad para respirar, sensación de asfixia, hinchazón en las piernas, flemas sangrientas o tos por más de tres semanas es importante que consultes con tu médico y que valore un tratamiento más severo en tu caso.