Cómo entrenar la memoria. Consejos para una memoria sana y en forma

7 consejos para estimular la memoria a cualquier edad

Alba Caraballo - 2019-12-18 18:58:00 - Psicología

La memoria es esa función del cerebro que nos permite almacenar y recuperar información. Tener una memoria sana y en forma nos garantizará, por ejemplo, tener una mayor y mejor productividad en el trabajo, rendir mejor ante un examen o tener una capacidad mental activa y joven, a pesar de que envejezcamos. Y es que, a medida que cumplimos años, la memoria se resiente si no haces nada para cuidarla. Así se puede entrenar la memoria para gozar de un excelente rendimiento mental.  

Consejos para entrenar la memoria a cualquier edad

Cómo entrenar la memoria

Dejarnos llevar por el hecho de que, al cumplir años vamos perdiendo memoria, es un error. El cerebro tiene una excelente capacidad para adaptarse y cambiar a cualquier edad, se conoce como neuroplasticidad. Esto significa que, con el estímulo adecuado, podemos mantener la memoria viva e intacta a cualquier edad. ¿Cómo entrenar la memoria?

Entrena tu cerebro

La memoria, necesita de entrenamiento para mantenerse en forma. Cuanto más la ejercites, mejor podrás recuperar información pasada. Puede resultar un desafío para el cerebro, pero ¿acaso no es un reto atractivo?

Para entrenar la memoria intenta aprender algo nuevo, sal de tu zona de confort y sigue desarrollando nuevos talentos. Comienza con actividades que te permitan comenzar en un nivel sencillo para ir aumentando en complicación a medida que avances, ya sea tocar la guitarra, aprender inglés, hacer cerámica, aprender a coser, bailar, jugar al tenis...

Realiza actividades que requieran una atención completa y que, durante un espacio de tiempo puedas poner toda tu concentración en ella. Actividades que, te permitan realizar logros y que esas consecuciones sean una recompensa personal que te animen a seguir intentándolo.

Realiza ejercicio físico para el bienestar de tu memoria

No pienses que el ejercicio físico no está relacionado con el ejercicio mental. El deporte ayuda al cerebro a oxigenarse y reduce el riesgo de sufrir trastornos que deriven en pérdida de memoria como las enfermedades del corazón o la diabetes. El deporte además ayuda a liberar sustancias químicas en el cerebro que proporcionan un estado de bienestar y reducen el estrés. Numerosos estudios afirman que el estrés incide directamente en la pérdida de memoria.

Son beneficiosos los ejercicios cardiovasculares, ya que lo que sea bueno para el corazón, lo es para el cerebro. Además son buenas las actividades que requieren equilibrio y coordinación. Pero, si no tienes acceso a un gimnasio o no puedes acudir,  una simple caminata de 45 minutos ayudará a liberar el cerebro y resetearlo.

Un descanso adecuado es bueno para la memoria

Los expertos afirman que un adulto ha de dormir al menos 8 horas diarias para garantizar un buen descanso físico y mental. El sueño es reparador, tanto que ayuda a estimular la memoria, la lógica, el pensamiento crítico, el raciocinio y sí, la memoria.

Dormir las horas suficientes es básico para que, los recuerdos puedan consolidarse. Según los estudios, un periodo de sueño después de un aprendizaje, facilita la capacidad neuronal necesaria para consolidar esos nuevos conceptos, que por el momento, se encuentran en nuestra memoria de un modo inestable.

Es básico mantener una rutina regular de sueño, intentando acostarse todas las noches a la misma hora y solo rompiendo esa rutina en contadas ocasiones.

Evita el estrés para entrenar tu cerebro

El estrés es un enemigo directo del cerebro y la memoria. Diversos estudios así lo demuestran. Se sabe que sufrir de estrés durante el momento en el que realizamos un  aprendizaje mejora la formación de la memoria y crea recuerdos fuertes. pero afecta a la recuperación de esa memoria. Además, neurocientíficos de la Universidad de Berkley, California, descubrieron que el estrés crónico puede crear cambios en el cerebro a largo plazo y disminuye la cantidad de neuronas que ayudan con el procesamiento de la información.

Para controlar ese estrés intenta tomar descansos a lo largo del día, no intentes mantenerte día tras día en multitarea, es preferible realizar una tarea después de la anterior, aprende a decir que no, pide ayuda y confía en los beneficios de prácticas como el mindfulness o la meditación para ahuyentar el estrés.

La diversión y la risa ayudan a mantener la memoria en forma

Un estado emocional positivo permite codificar y almacenar los recuerdos de una manera más eficaz que cuando se está en un período con ansiedad, depresión o angustia.

La risa es una perfecta medicina para el cuerpo y para el cerebro ya que activa zonas básicas para el aprendizaje, la imaginación y la creatividad. Ríete de ti mismo, ríete con los demás, queda con amigos o realiza cualquier otra actividad que te haga sonreír.

Realiza ejercicios que ayuden a entrenar la memoria

Para tener la memoria joven y activa es necesario que tomes en cuenta estos consejos:

Atención: cuando realices un aprendizaje, presta atención a todo lo que debes aprender, es tan sencillo como que, si no aprendes bien, no podrás recordarlo. Pon todos los sentidos para relacionar todas la información que tienes. Relaciona la información que adquieres con la que ya sabes. Y siempre, ensaya lo que has aprendido. La repetición es muy efectiva para lograr fijar un recuerdo en la memoria.

Utiliza reglas mnemotécnicas: se trata de pistas que te ayudan a recordar algo, puede ser una imagen visual que puedas asociar con una palabra o nombre, un gesto, una canción… Por ejemplo, si tienes que recordar las capitales de algunos países: París, Copenhague, Amsterdam, Viena y Berlín puedes crear una frase con su iniciar: Paula Compró Arándanos, Verduras y Bollos.

Aplicaciones: existen innumerables aplicaciones que permiten entrenar la memoria mediante la repetición de ejercicios divertidos. Dedicar 15 minutos al día a realizarlos no resulta costoso y será muy beneficioso.

Método de Loci o palacio de memoria: es una técnica de memorización que se emplea desde hace siglos, tanto es así que se conoce desde el siglo V a.C. Se trata de crear un recorrido mental compuesto por habitaciones o estancias. Cada sitio será memorizado utilizando imágenes surrealistas, graciosas, raras o ingeniosas. Se basa en usar la creatividad para recordar más adelante de forma sencilla.

Una buena dieta estimula la memoria

Así como el cuerpo necesita combustible, el cerebro también. Una dieta saludable es aquella basada en frutas, verduras, granos enteros, grasas "saludables" (como aceite de oliva, nueces o pescado) y proteínas y baja en grasas saturadas, azúcar y alcohol en exceso, proporcionará muchos beneficios para la salud y además puede mejorar la memoria.