Por qué me salen tantas llagas en la boca

Aftas bucales: distintas causas que pueden provocar úlceras en la boca

Ernesto Díaz - 9 de agosto de 2019 - Salud

Las úlceras en la boca salen por muy distintos motivos, por lo tanto, es fácil que a lo largo de la vida sientas esta molesta herida en tu boca.

Sin embargo, si en tu caso no es algo que ocurre de forma ocasional y, de forma constante te ves afectado por este trastorno, es importante saber por qué te salen tantas llagas en la boca. Encontrar la causa de esta afección, te llevará a la solución. 

Aftas bucales, ¿qué son?

Las úlceras bucales, también conocidas como aftas o llagas, son lesiones pequeñas, aunque molestas y dolorosas que se desarrollan en la boca: interior del labio superior o inferior, lengua, carrillos, o incluso, en la zona de las encías.  

Estas pequeñas heridas llegan a ser dolorosas por lo que comer, hablar o beber es incómodo, sobre todo cuando están en fase de aparición y se van haciendo, por momentos, un poco más grandes. 

Hay personas que son más proclives a sufrir de la llagas en la boca, sobre todo aquellos con antecedentes familiares, además de las mujeres y los adolescentes

Estas llagas no son contagiosas como pueden ser los herpes labiales, por lo que no has de tener miedo de pasarlas si besas a tu pareja o tus hijos. 

Suelen desaparecer en una o dos semanas pero, si se hace lo suficientemente grande y dolorosa como para impedir comer bien o incluso no llega a cicatrizar, consulta con tu médico. 

Tipos de úlceras bucales

Hay tres tipos de aftas: menores, mayroes, herpetiformes y crónicas.

- Las llagas menores son esas pequeñas úlceras redondas u ovaladas que curan en una o dos semanas, son las más comunes. 

- Aftas mayores: son más grandes y profundas que las mejores. Sus bordes son irregulares y tardan más de dos semanas en sanar. Puede pasar mes y medio hasta que curen y, en ocasiones dejan cicatrices en la boca.

- Úlcera herpetiforme: son tan pequeñas que tienen el tamaño de un alfiler pero se presentan varias lesiones agrupadas. Tiene bordes irregulares y cura en pocos días sin dejar cicatrices. 

- Úlceras crónicas: están siempre presentes y pueden ser indoloras pero es necesario biopsiarlas para descartar una patología

Me salen muchas llagas en la boca, ¿por qué?

Existen varias circunstancias que pueden ser desencadenantes de las aftas bucales

Mala práctica de cepillado

Hay quien, ya sea por tener demasiada prisa o ser muy brusco, pasa el cepillo de dientes de forma profusa e intensa entre dientes y encías. Tanto que durante ese momento en el que se mueve el cepillo para realizar la limpieza dental se golpea con la parte del plástico o las cerdas en algunas zonas de la boca. Un simple golpe seco puede hacer una pequeña herida que terminará siendo una molesta llaga.

Mordidas accidentales

¿Quién no se ha mordido en alguna ocasión la boca? Ya sea haciendo un mal gesto hablado o comiendo, es posible morderse la zona del labio, los carrillos o la parte trasera provocando una llaga.

Intolerancias o sensibilidades alimentarias

Si te salen muchas llagas en la boca y no responde a mordiscos o golpes con el cepillo de dientes, debes considerar la posibilidad de que algún alimento que comas te esté causando una sensibilidad que desate una herida en la boca. Algunos alimentos cítricos como fresas, naranjas o piñas, incluso el tomate, el café o el chocolate pueden resultar irritantes para la boca de algunas personas.

Falta de vitaminas

No está de más realizarse unos análisis de sangre anuales para valorar el estado de salud general. Quizás, si te salen muchas aftas en la boca, estés bajo de hierro, ácido fólico, zinc o vitamina B-12. Si la frecuencia de las úlceras es alta, hazte un chequeo médico ya que es más que posible que tengas una deficiencia vitamínica. 

Déficit nutricional

Llevar una mala alimentación, poco equilibrada y escasa puede conducir a debilitar tu sistema inmunitario, haciéndolo presa de virus e infecciones, además de la posibilidad de que aparezcan úlceras en la boca.

Brackets y úlceras

Aquellas personas que usan brackets, ya sean de porcelana o metal, son presas fáciles para las llagas. Los brackets rozan constantemente con la boca produciendo lesiones. En ocasiones, es el alambre que los une, cuyos bordes exteriores no están lo suficientemente cortados los que van haciendo una herida en la boca. En el caso del alambre, solo has de visitar a tu dentista para que lo recorte un poco más. Si son los brackets no te queda más remedio que usar cera dental para proteger tu boca. 

Estrés emocional

El estrés, sobre todo cuando estamos sometidos a un nivel alto de ansiedad y nerviosismo y es sostenido en el tiempo, es el responsable de muchas de nuestras afecciones, entre ellas las llagas en la boca. 

Cambios hormonales durante la menstruación

Hay mujeres que, durante el ciclo menstrual, son más proclives a sufrir de aftas bucales. Es debido a los cambios hormonales que se producen y además, aquellas mujeres que suelen estar bajas de hierro, lo acusan más durante esta etapa del mes. 

Medicamentos

Algunos medicamentos como los agentes citotóxicos, niflumico, captopril, piroxicam y fenobarbital, entre otros, al igual que la radioterapia, afecta a la mucosa oral, produciendo en algunos pacientes úlceras orales. 

Infecciones

Algún tipo de infección bacteriana, viral o incluso por hongos puede ser el responsable de esas pequeñas y dolorosas heridas de la boca. 

Otras enfermedades que pueden causar úlceras en la boca

Las úlceras bucales también pueden ser un signo de afecciones más graves y requieren tratamiento médico, como:

- La enfermedad celíaca (una condición en la cual el cuerpo no puede tolerar el gluten).

- Diabetes mellitus.

- Enfermedad inflamatoria intestinal.

- Enfermedad de Behcet (una condición que causa inflamación en todo el cuerpo).

- VIH.

- Un sistema inmunitario que funciona mal y hace que su cuerpo ataque las células bucales sanas en lugar de virus y bacterias.

Cuándo acudir al médico si tengo llagas en la boca

Consulta a tu médico de cabecera si tienes llagas y se producen estas circunstancias: 

- Su diámetro es demasiado grande y no curan con el tiempo.

- Lejos de tener una llaga en la boca, tienes varias en distintas zonas.

- Cuando una ya está cicatrizando, aparecen nuevas aftas.

- La llaga no ha curado en tres semanas.

- Tienes una herida en la boca desde hace tiempo pero es indolora.

- El dolor es tal que no puedes hablar bien, tragar o comer.

- Tienes fiebre alta y/o diarrea.